¿Tendremos un nuevo contraataque bajista?

Semana de ida y vuelta en zona de resistencia notable. El mercado intentó marcó máximos crecientes en algunos de los índices más importantes del mundo. En la eurozona, el Dax30 o incluso el MIB italiano parecieron hacerlo con solvencia tras el acuerdo sobre el fondo de reconstrucción europeo. Referencias como el IBEX35 o el Footsei100 británico se mantuvieron alejados de las gestas… Otros como el Stoxx600 en sus versiones total return pidieron calma incluso durante la ruptura. Las resistencias ascendentes que muestran índices como el EuroStoxx50 o como el sectorial bancario permitían ponerle filtro a las condiciones de victoria, y sirven como ejemplo de lo que es vender la piel del oso antes de cazarlo.

En cierre semanal, aunque sin estridencias, hay que hablar de velas de ida y vuelta potencialmente bajistas que nos sugieren que el parón de junio podría haber sido sólo un primer episodio de ajuste. Tenemos tras de nosotros una semana preocupante para el más corto plazo. De repente los bajistas han dejado rastro con un intento de ruptura en falso. Las trampas son un clásico en las bolsas, un lugar para viejos zorros tanto cuando sube como cuando baja.

TRIBUNA1

Los alcistas están a salvo mientras se mantengan los mínimos de junio, el menos en lo que a deterioros de la tendencia se refiere. Las correcciones son parte de la misma, y no son precisamente algo atípico. Pasamos la mayor parte del tiempo en corrección, y entre otras cosas por ello es tan difícil el `market timing´. Porque desgasta mucho. Tres semanas de impulso en que parece que el tren se escapa -y a veces lo hace- seguidos por varios meses de frustrante lateralidad sin que nada cambie realmente. Por eso a los cronometradores del mercado les encantan los mercados bajistas, porque son rápidos, no hay que dudar y resistir. Se sube en escalera, se baja en ascensor.

En Wall Street las cosas no fueron muy distintas. El quiero y no puedo del S&P500, en ningún momento apoyado por nuevos mínimos descendentes en la volatilidad, pone en entredicho a las rupturas de patrones potencialmente alcistas en corto plazo que propusieron el Dow de Transportes y el Russell200 en la semana anterior para compensar las dudas del Nasdaq. Un Nasdaq que volvió a poner a prueba la zona 10.350 puntos -tras encaramarse de nuevos a los 11.000 puntos- para mantenerlos en cierre semanal. Una Nasdaq que confirmaría un doble techo en zona de resistencia creciente en corto/medio plazo en caso de nuevos mínimos. Es ahí, en la zona 10.300 puntos del Nasdaq100 en números redondos, donde parece estar la clave.

TRIBUNA2

En caso de ruptura bajista del 10.300 debiéramos tener ajuste en un movimiento que no sería peligroso para la tendencia mientras no se rompan los mínimos de junio de modo general. Sería sin embargo muy inquietante esta recaída por producirse desde la zona de gran resistencia ascendente que he llamado el muro de granito, a las puertas del cierre mensual. Una recaída que se produciría después de que a primeros de junio entráramos en zona de maduración en términos de sentimiento inversor, con lecturas muy parecidas a las registradas en enero.

Si no cae ese nivel, y es algo que por ejemplo podría estar sugiriendo la tranquilidad que parece mostrar la volatilidad, la semana habrá sido sólo un paso más en la tantas veces errática forma de ascender de los índices de renta variable. El ruido y el señor mercado son compañeros de borrachera. Velas como éstas las tuvimos en la primera de mayo en el impresionante gap intermedio que desplegó el S&P500 durante su desplome.

TRIBUNA3

Sin rastro de debilidad bursátil

Semana de ganancias moderadas para la mayor parte de la renta variable. En Europa y Estados Unidos los precios se mantienen atacando zonas de resistencia. Impresionante el OMX danés que subió más de un dos por ciento para marcar otro máximo histórico. No hace falta irse al Nasdaq para ver prodigios. Continúa leyendo Sin rastro de debilidad bursátil

¿Quiere el Nasdaq volverse loco?

He llamado el muro de granito a la resistencia ascendente que presenta el Nasdaq. Moverse más allá de ella, como el mercado procura, podría mantener al índice en un rally adicional aún muy notable antes de que llegue la corrección. De momento, ahí está, con otro récord en la mano, ayer facilitado por Netflix y Tesla. Lo que no podía valer 1.000$ ya vale 1.500. Sin embargo, no ha sido una semana exactamente feliz para los alcistas más allá del muro… Continúa leyendo ¿Quiere el Nasdaq volverse loco?

¿Perforaremos el muro de granito?

Semana claramente favorable a los intereses de los alcistas pese a que se rubricó un mes de junio que resultó ser mucho menos de lo que nos planteó su primera semana. Las partes más endebles del mercado cerraron en la parte baja del rango mensual y, de nuevo y pese a lo que pudo pensarse durante los primeros días, fue la tecnología quien resultó de nuevo la gran ganadora con un cierre en zona de máximo histórico, manteniendo la presión a lo que he denominado el muro de granito: la gran resistencia ascendente que el Nasdaq mantiene desde hace años. Una de esas referencias chartistas que suelen interponerse a los alcistas y frenarlos temporalmente, de las que piden correcciones, un descanso en profundidad o tiempo.

Continúa leyendo ¿Perforaremos el muro de granito?

El muro de granito bursátil, es mucho muro

Junio no va a acabar como empezó. La EUFÓRICA locura de su primera semana, suele suceder, acabó siendo `after hours´. Se rompieron zonas de resistencia muy importantes en tendencia de fondo, esas que tienen que ver con los meses, a veces con los años, pero la recaída que se producía tras ello fue contundente y parecía advertir el fin de una fiesta que el sentimiento inversor consideraría muy excesiva desde hace muchas sesiones. Todo frente a lo que he llamado el muro de granito: la resistencia ascendente que presenta el Nasdaq desde hace años. Continúa leyendo El muro de granito bursátil, es mucho muro

El muro de granito sigue en pie

Gran recuperación para el Nasdaq, que marcó máximo histórico en cierre semanal. Y sin embargo, sensaciones que no cambian en nada lo propuesto por los precios en la semana anterior. Con la excepción del faro comprador que es la bolsa de Suiza, no se perforó una sola resistencia, ni siquiera intermedia. Continúa leyendo El muro de granito sigue en pie

Así arruinaron -desde la playa- a los lectores de elEconomista. Crónica final.

El analista técnico de elEconomista está denunciado en dos juzgados por mentir. Si tiene que desvirtuar un gráfico por dinero, lo desvirtúa. Si tiene que decirte que lo blanco es negro, te lo dice. Si hay que vender que el mundo se acaba, se vende todo. Merece la pena ver cómo siguieron  cargándose a la gente tras recomendar a sus clientes una venta masiva en los mínimos de marzo… ¡Pero luego en la publi nos dicen que baten mercado! Que delirio lo de elEcobromista.

Continúa leyendo Así arruinaron -desde la playa- a los lectores de elEconomista. Crónica final.

Los 10.000 del Nasdaq, ese muro de granito

Parecía ganar el mercado un aliado con la ruptura alcista de los bancos, algo de gasolina de última hora para que el Nasdaq atacase la misma zona de inmensa resistencia que se alcanzó antes de que estallara el COVID. Hay que decir que entonces teníamos algunas resistencias más que enfrentar: máximos históricos del DAX30 y del IBEX35 total return, antigua directriz alcista del Stoxx600 total return… Los 10 mil debían alcanzarse, se alcanzaron, y el fallo ha sido estrepitoso. Continúa leyendo Los 10.000 del Nasdaq, ese muro de granito

Con ética, Cabrero y elEconomista pudieron evitarte la debacle

Cuando concedieron el timón de Ecotrader a una medianía sin otra aspiración que el dinero, la suerte estaba echada. Si alguien mantenía dudas pese a todo lo que he denunciado, la podredumbre fue patente tras la entrevista concedida por Cabrero a un pequeño medio digital para hacerse el gran hombre. Alguien con un sentimiento de superioridad tan marcado no iba a jugársela por los lectores y clientes… Los traicionó desde el primer día, cuando renunció a hacer bien su trabajo al regresar de inmediato al gráfico price return, y así contentar a sus amos. Buen lacayo. Continúa leyendo Con ética, Cabrero y elEconomista pudieron evitarte la debacle