El camino del acontecimiento más probable

Quizá hasta ahora todo este conjunto de posts te esté resultado un poco nebuloso, pero te ruego que sigas teniendo paciencia. Un individuo inteligente no especula para divertirse. Y establecer un modo de operar requiere una forma de pensar porque necesitamos consistencia. Consistencia en entornos de incertidumbre, lo que se logra con un don de los dioses -hay gente que nace con ello- o preparando a la mente para enfrentarse a ésta. Sentar unas bases “ideológicas”, si me permites la palabra, reforzará algo de lo que hablamos en su momento: tu actitud en el mercado.

Nos hemos encontrado con un problema cognitivo: no estamos seguros de nuestro modo de conocer, y no tenemos herramientas que puedan ponernos frente a frente con la realidad aunque podemos hacer uso de algunos cachibaches que nos acerquen a ella de algún modo. Un inversor que se mantenga constantemente alejado de ésta, puede estar pecando de soberbia.

Darwin, al que se apela muchas veces mal, nos hizo caer en la cuenta de que el que sobrevive es el más adaptable, no el más fuerte. Sobrevivir es lo primero, y para ello no parece demasiado conveniente encontrarse entre aquellos que están lejos del juez que a posteriori quita y da razones. Ya te hablé de las ideas de Soros sobre el poder creador de la realidad, de eso que él denomina la función manipulativa del mercado… Y ojo con entender esto mal, pues no se trata de que unos hombrecillos verdes o negros puedan hacer con él lo que quieran -cosa que nos encanta para justificar nuestros errores- sino de que éste puede transformar las expectativas y, por ende, el camino de los acontecimientos tal y como podrían haberse pensado ex-ante desde una óptica impepinablemente racional.

Son muchos los que se han arruinado por completo antes de que el mercado se diese cuenta de sus errores. Y sin duda, con algo de habilidad y humildad, habiendo estado errado como el mercado y asumiendo el cambio de ideas que en éste se producirá cuando descubra su nueva verdad, el camino podría haber sido mucho más confortable. La rentabilidad no lo es todo, también importa cómo ganamos el dinero porque hay modos de ganarlo que nos pueden resultar incómodos.Y eso no es algo que pasa sólo en el mercado, sino que puede pasar también cuando uno dirige una compañía, por ejemplo, como podrás comprobar cuando este blog se torne más personal y hable sobre mis experiencias en el campo del emprendimiento. Hay dinero que es mejor no ganar.

Pero volvamos al tema, que me desvío…  Los grandes sistemas de trading no están basados en estar en lo cierto sino en la esperanza matemática, en buscar acontecimientos relativamente probables y mantenerse dentro de los mismos el tiempo suficiente para que unos cuantos aciertos puedan justificar muchos errores. También puede valernos que muchísimos pequeños aciertos compensen algunos grandes errores. No existe un solo camino, ni todos debemos recorrer el mismo aunque desde el fondo de capital riesgo al scalper, todos buscamos la misma cosa: ganar, que no acertar, no dejes que te traicione tu cerebro de reptil como a ese jugador de ajedrez del montón que quiere comerse todo lo que le ponen por delante. Es cierto, como ha sido demostrado por los psicólogos clínicos, que a la mente humana le irrita equivocarse y que eso lleva a la toma de decisiones irracionales. También hablaré de ello más delante, dentro de unos meses, cuando toque darle una vuelta a la parte psicológica del “juego”, de aquello que enunció brillantemente Walt Kelly en una sola frase: hemos descubierto al enemigo, y somos nosotros mismos.

Bajo mi punto de vista, un especulador retiene siempre en la mente que no está trabajando en el plano de las ideas sino con algo mucho más terrenal. Un buen especulador sabe que en la búsqueda de la verdad estamos desamparados. Se ha dicho, y los técnicos estamos de acuerdo, que el único juez válido es el mercado. Es precisamente a eso a lo que se refiere Soros al recordarnos que los principios fundamentales tendrían poco interés si no fuera por el hecho de que influyen en los precios. Luego es el precio y nada más que el precio aquello que resulta de interés en tanto que tal para un analista técnico. Sólo el precio tiene interés final, y sea cual fuere nuestro discurso caerá en saco roto si los éste no lo apoya más tarde o más temprano. Por eso los chartistas y demás analistas técnicos buscan patrones en éste, porque consideran que detrás de ese ejercicio estadístico puede forjarse un modo de enfrentarse con éxito al mercado en el largo plazo -ojo que no estoy diciendo que debas operar a largo plazo, sino que debes seguir en la partida mucho tiempo para que la probabilidad haga su trabajo, luego lo primero es no descapitalizarse-. El nuestro no es un trabajo basado en la verdad, ni siquiera es algo que pueda basarse sólo la probabilidad como pensaba cuando empecé en todo esto -desastres como el del LTCM del que nos ha estado hablando Isaac de la Peña en su entre2santos lo demuestran-, sino yendo un paso más allá, gestionando los aciertos y los errores, gestionando la probabilidad. Hasta llegar a ello, nos queda por delante un largo camino relacionado con los patrones.

No olvides compartir el post si te gustó, me animas a mantenerlo vivo y activo cada vez que me ayudas a hacerlo llegar a una persona más. ¡Tenemos unos botonos sociales magníficos! ¡Mil gracias!

Anuncios

6 comentarios en “El camino del acontecimiento más probable

  1. Brillante. Sólo añadiría, desde la humildad, que a veces el camino del acontecimiento más probable es también aquel que todo el mundo puede transitar. Quiero decir que a veces se idean sistemas de trading o gráficos que manejan tantos parámetros y posibles escenarios que terminan de alejarse de la realidad (el precio más probable en un futuro) que intentan predecir. Un saludo

    Me gusta

  2. De todos los artículos, es el que más me gusta. Sólo se me ocurre un calificativo: GENIAL

    No es necesario compartir el enfoque operativo del autor para reconocer que, de asimilar y aplicar algunos de los conceptos expuestos en el artículo, nos iría mucho mejor (en nuestras inversiones en particular, y en la vida en general).

    Aunque todo lo técnico y relacionado con operativa que se exponga aquí no me sea útil por mi forma de operar, y por tanto no me interese mucho, estaré muy atento a todo lo que se publique relacionado con esas “bases ideológicas” y con las experiencias en emprendimiento. Estoy convencido de que constituirán una fuente inmensa de enriquecimiento personal para los lectores…

    Gracias!

    Me gusta

  3. Me ha gustado tu post, muy clarificador como actitud o estrategia a seguir para enfrentarse a una inversión en general. Cualquier decisión de inversión requiere, información bastante, técnica y conocimiento y fuego lento……Saludos y gracias por exponer tus experiencias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s