Soy discípulo del dolor

Ludwig Van Beethoven dijo una vez que debíamos considerar a las dificultades como peldaños para una vida mejor. Cuentan que afirmaba que era discípulo del dolor. Asumir que el dolor es parte inherente de la vida, que resulta inevitable en nuestro tránsito por el mundo, también en el de la inversión, la especulación o el trading -llámele como quiera porque es todo lo mismo-, no me parece un mal modo de empezar cualquier acercamiento a él. Otra cosa, es pura ingenuidad por parte de quien busca el grial o pura mezquindad por parte de aquellos que hemos vendido picos y palas.

Ante el dolor caben dos opciones razonables si uno no es masoquista, y ninguna es disfrutar de él. Podemos cabrearnos eternamente o cabrearnos y hacer de él un camino de superación (yo no soy capaz de no cabrearme, incluso de no encabronarme según las circunstancias), aprendiendo de cada episodio. El que no aprende del dolor no es discípulo del mismo sino esclavo; condenándose a repetirlo.

El mercado es una lucha eterna entre dos grandes fuerzas, alcistas y bajistas, y uno no puede estar siempre del lado ganador por algo que todos entenderemos fácilmente: somos seres limitados, con herramientas limitadas enfrentándonos a la temeraria tarea de prever el devenir en entornos inciertos y cambiantes. La pérdida, la derrota puntual -que no el fracaso-, de algún modo el dolor, será inevitablemente parte de una vida en el mercado. Es ahí, por tanto, por donde puede que empiece  a construirse un inversor/especulador de éxito. Los budistas dicen que sólo el bhavana maya panna, el conocimiento que emana de la propia experiencia, es conocimiento en tanto que tal. Y qué narices, quién puede dudarlo, no hay que ponerse en plan erudito para saber que se aprende a base de guarrazos.Confieso sin tapujos que conozco la derrota de cerca, que la sigo experimentando periódicamente.

No existe solución que no pase por mucho trabajo, por las no menos de diez mil horas de profesión que dicen que existe detrás de cada fuera de serie. Ni leyendo este blog, ni haciendo un curso muy caro, ni devorando unos cuantos libros, va a impedir la necesidad de recorrer ese camino. Y muchos nunca llegamos a tanto ni echándole veinte mil. Deberá adaptar lo que lee a usted, razonarlo y experimentarlo, errar hasta aprehenderlo, con “h”, y ello pasa necesariamente por la pérdida hasta que llega un momento en que las ganancias empiezan a ser mayores… Con el tiempo, cualquiera que persevere y acepte la realidad podrá sentirse en armonía con el mercado. El paso por la derrota es, sin embargo, inevitable sean cuales sean los maestros por el mismo motivo por el que el niño tropezará necesariamente con aquello que le advierte su padre. El padre no tiene como misión evitar el dolor a sus hijos, sino proveerlos de lecciones que éstos puedan reconocer cuando se equivoquen, aprehendiendo a través de sus propias experiencias. El padre, como el maestro, sólo puede colaborar en reducir el número de errores que requerirán el niño o el discípulo para conseguir conocimiento. Un buen maestro puede ahorrarnos algunas horas y poco más. Ante un hecho social como el mercado, ni siquiera los mejores maestros dejan de equivocarse periódicamente.

Mentalícese: con dinero, ni griales ni mesías.

Mao Tse Tung, posiblemente uno de los grandes estrategas militares de la historia, dedicó en sus escritos muy poco tiempo al análisis de sus victorias, concentrando su esfuerzo en las derrotas por considerarlas mucho más valiosas como modo de aprendizaje. Tenga presente que sus derrotas sólo le sirvieron para aprender a él. Como invertir es un arte, las de los demás no sirven para conseguir atajos en nuestro proceso de maduración/aprendizaje como inversores. ya se lo dije hace un par de posts, esto va de héroes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s