Aclarando (sólo un poco) mi reacción frente a Joan Cabrero y mi “salida” de elEconomista

En los últimos días he tenido que contestar a algunas preguntas sobre mis reacciones en relación con mis aún -desafortunadamente- socios en Ágora. Los “señores” Joan Cabrero y Carlos Iburo. Parece que hay personas que no encuentran bien que dé mi versión de los hechos aunque se me negó la oportunidad por parte de elEconomista -con quien colaboré ocho años lealmente-. Para la cabecera de Editorial Ecoprensa es para quien obedientemente trabajan ahora, aunque ésta no cumple con lo firmado con su propia compañía, que sigue siendo Ágora. Fue Cabrero, íntimo amigo mío durante casi 20 años, quien se ocupó de transmitir a muchos de mis antiguos clientes el mensaje que convenía a sus amos: la versión oficial, según la cual yo dejé el barco voluntariamente en busca de nuevas experiencias. Ja.

Hoy en la tarde noche, sin ir más lejos, un lector en El Confidencial me confesaba que se cuestionaba mi valentía tras algunos años simpatizando conmigo… En respuesta a su decepción, que me entristece, creo oportuno empezar a dar ya una pequeña versión de los hechos y clarificar por qué no obro únicamente en el plano judicial, manteniéndome en silencio. En pro de mi honor y en el de Ágora Asesores Financieros EAFI, en la que afortunadamente no pintan nada ya ciertos entes, dejo unos párrafos que espero sabréis disculparme…

Mis antiguos compañeros de viaje no son santos de mi devoción aunque sigan siendo socios de Ágora. Desde luego no es porque yo lo desee, pues su pretensión fue hacerse con Ágora o destruirla, algo que no sucedió gracias al gran empuje de todos sus empleados y colaboradores, y muy especialmente debido al increíble estado de ánimo que generó la inmediata llegada de dos fenómenos como Isaac de la Peña y Fernando Llorente, evento que luego se ha visto muy reforzado con otro jugador top como es Juan Pedro Zamora. Pese a tan cobarde acción, los exconsejeros de Ágora reclamaron su parte de la caja -absolutamente necesaria para pagar a los empleados aunque yo haya reducido muy notablemente mis emolumentos para reflotar el proyecto- como condición para dejar de “molestar”. Textual. Y mire, como que no, pues los empleados  de Ágora ninguna culpa tienen de que haya gente que tiene la codicia por bandera. Durante meses lo pasamos mal, fue un golpe financieramente muy duro y humanamente algo lamentable; y resultó muy inesperado en las formas, pero saber que teníamos una buena suma en el banco nos tranquilizó a todos para lanzarnos a una catarsis que, sinceramente, nos ha venido de maravilla en muchos sentidos. Además, no puede molestar mucho más el que ya se ha sacado lo peor de sí mismo de su pequeña chistera. Hay caminos rápidos y caminos lentos, y yo soy discípulo del dolor.

Afortunadamente, en estos 15 meses transcurridos desde el intento de golpe de estado que sufrimos, hemos más que doblado el patrimonio bajo asesoramiento. Y no sólo nos hemos convertido en una de las EAFI que más patrimonio asesora directamente en fondos de autor, sino que somos más EAFI que nunca dado que los nuevos profesionales cubren áreas que antes no sabíamos trabajar. Y lo puedo decir bien claro: lo que viene es muchísimo mejor. Sin embargo, eso es mérito de los que nos dejamos la piel cada día en el proyecto y no de los que permanecen en el capital de una empresa que han reventado para intentar hacerse con ella a precio de saldo. Fueron tiempos duros y no lo hemos olvidado aunque se haya demostrado que no hay mal que por bien no venga, aunque la parte de mediocridad con la que convivíamos haya dado paso a una situación que definiría de excelencia a pesar de la voluntad de dos de los tres socios de lograr algo bien diferente.

Podemos agradecer a Joan Cabrero y Carlos Iburo el haber pasado, de la noche a la mañana, de ser una empresa que ganaba miles de euros mensualmente a tener que perderlos; pues nos levantaron el contrato en el que habíamos depositado a cientos de clientes de Ágora pese a que en su condición de consejeros de la misma debían proteger los intereses de ésta. Por supuesto intentaron arrebatarnos más clientela, pero la cosa no fue a mayores en tanto en cuanto que no había un contrato que malvender a elEconomista para llevársela también consigo. Y no pudiendo entregar parte del botín que ha creado otro, este par no sería capaz de nada. Aunque parezca mentira, reventar una empresa de la que eres socio y Consejero puede salir relativamente barato en España. Incluso si para ello has dejado a la misma sin la mayor parte de sus ingresos, negociándolos para tu propio beneficio.

Se me ha criticado duramente por no guardar silencio, pero mis empleados y sus familias no piensan así. Ellos conocen todos los detalles de una historia que es espeluznante, detalles que me reservo el derecho a contar en el momento oportuno para aclarar completamente mis motivos y restituir mi honor y la reputación de de Ágora por completo. Y es que fueron mancillados, queriendo o sin querer, por las acciones de estos entrañables personajes de vodevil. Pienso que los individuos que incurren en determinadas conductas no deberían asesorar a nadie, y estos dos pretenden hacerlo sin licencia.

La (tan siciliana) ley del silencio

Cuando hablamos de Cabrero e Iburo, tratamos de dos individuos que incumplieron su deber como consejeros -uno de ellos delegado- y como accionistas; motivo por el cual ya están imputados judicialmente. Si bien ciertos cargos nos obligan a comportarnos como diligentes padres de familia, anteponiendo el beneficio corporativo al propio, estos lazarillos obraron en favor de sí mismos y de elEconomista, con quien renegociaron a la baja el contrato que por tres años aún tenía Ágora. Un contrato realizado sobre un producto que parí años antes de que el citado diario naciese y, por supuesto, de que ambos llegasen a la compañía. Un contrato por el que pusimos en manos de otros a cientos de clientes, y que hace competencia directa al servicio de suscripción de Ágora; motivo por el que se nos garantizó una indemnización que no ha sido satisfecha por parte de tan “liberal” patrón -ya se sabe lo que de los contratos opinamos los liberales- alegando, entre otras falacias, que Ágora no trabajaba. ¡Será por eso que se llevaron con ellos, inmediatamente, a dos de los tres consejeros de la compañía para realizar la misma tarea!

Quizá haya gente a la que le parece bien que eso se hiciese mientras servidor trabajaba en doble turno para que Cabrero disfrutase de vacaciones -para las que tuvo que pedir un préstamo a la compañía que aún hoy no ha devuelto-. Quizá haya a quien le parece bien que se comporte así el que es socio de la empresa por mi generosidad, a quien yo llevé a elEconomista, el sujeto que se ha quedado allí a cambio de muchísimo dinero porque Ecoprensa necesitaba mantener a gente de Ágora para evitar que Ecotrader -el producto que se creó de la mano de cientos de clientes depositados por nosotros- sufriera una desbandada de clientela debido a la salida del creador de la historia. Hay cosas que pueden hacerse en un país libre, y hay gente que se siente tan libre como para todo esto. Incluso hay también a quien le parece que yo debería guardar un elegante silencio -supongo que opinarán del mismo modo cuando se habla de los Rato, Pujol, Bárcenas y compañía-, gente que piensa que todo debiera quedar en un juzgado, sin que clientes y lectores sepan nada. Pero yo no pienso igual.

Recuperar mi reputación entre mis exclientes

No tardó Cabrero en escribir que yo había decidido marcharme por propia iniciativa, deseándome la mayor de las suertes (hay que ser cínico). Ambos somos personas públicas desde hace años. Él gracias a mí. Obviamente, lo mismo hizo delante de toda la clientela que yo había llevado a Ecotrader y que en gran medida se pudo sentir “abandonada” por mi salida, de la noche a la mañana y sin mediar palabra, cuando horas antes estaba enviando órdenes para el cierre de posiciones pese a saber que iba a ser fulminado ese mismo día. O lo que es lo mismo, Cabrero dio una versión completamente distorsionada de la realidad en perjuicio de mi honor y reputación profesional, así como de los intereses de los clientes de Ecotrader y de los de Ágora, empresa que debe dejarse la piel no sólo por éstos sino también por sus empleados. Lo merecen.

Con su versión, las personas que contrataban Ecotrader -que se creó bajo el uso exclusivo de la marca Bolságora,  que era y es propiedad de Ágora- pensaron que abandonábamos el barco en pleno movimiento bajista del mercado y sin mediar palabra. Cientos de esos clientes fueron llevados a ese producto de nuestra mano. Los que no comparten mis críticas deberían ponerse en nuestra piel. Se puede perder la reputación muy fácilmente en esta profesión, y creo que tenemos todo el derecho a hablar, solucionado lo que era prioritario, para que la gente sepa que no nos fuimos sino que nos echaron, a empujones y por la espalda, pretendiendo silenciarnos para quedarse un negocio que nació de mis manos más de diez años atrás, cuando no existían ni EAFIs, y del que ahora disfrutan Ecoprensa y el dúo sacapuntas. Y lo hacen, por cierto, sin que Ágora haya cobrado la cláusula penal pactada para una eventual rescisión unilateral por parte de Ecoprensa.

Todo por la pasta

Supongo que hay personas a las que poco importa que esos cientos de clientes vieran modificada la operativa a las pocas semanas. Una operativa que probablemente NO habría aceptado Doblado. Una operativa más activa que sólo beneficia al editor. Desde hacía años se nos presionaba para aumentar la agresividad del trading por motivos comerciales pese a que todos sabemos que debe existir una muralla china entre política de trading y política comercial en beneficio del cliente, que en caso alguno merece que, sin su permiso expreso, se altere la operativa más allá de la metodología. Jamás acepté tal cosa sin imponer condiciones que nunca se aceptaron, y lo hice sabiendo que podía costarme -como así fue- todo lo que puse allí, que era la fuente de buena parte de mi gran nivel de vida.

Todo esto ha obligado a Ágora a realizar grandes esfuerzos, y a acudir a los tribunales sin comerlo ni beberlo. Y miren,  no me parece sano callar lo que hace mal aquel que luego va por la vida dando lecciones a jueces, políticos y ciudadanos desde su periódico. Hay quien dice que en España la sinceridad y la coherencia son muy maleducadas, y puede que tenga razón.

Jamás hubiera esperado que Cabrero, que me debe toda su carrera -fue mi cliente antes que mi amigo, y mucho antes que mi socio-, se aviniera a ningunear los principios que insuflaba Ágora en el producto Ecotrader. Ni siquiera a trabajar para Ecoprensa sin poner al menos como condición que se cumpliese con la cláusula de rescisión para, de este modo, no poner tan en peligro el empleo de todas las demás personas que trabajan en la compañía de la que ha vivido muchos años como un privilegiado, es socio, y fue consejero hasta unas horas antes de que fuéramos rescindidos. Lo cierto es que los detalles que omito para no alargar la historia en este momento, son repugnantes.

Parece que hay a quien le parece mejor que todo eso no se sepa, que los señores de elEconomista salgan todos los días a darnos lecciones cuando luego maquinan de espaldas a la mayoría de los principios “liberales” que dicen defender. Hay a quien le parece mejor que una persona pública como Cabrero siga jugando al juego de “yo nunca rompo un plato” para que la gente siga suscribiendo Ecotrader incluso cuando la operativa ha sido modificada tras rescindir a un asesor bajo el argumento de que, debido a su escasa operativa, había fracasado una campaña comercial de captación. Señores de Ecoprensa, la frecuencia del trading no debería ser algo que condicionase al asesor y no estaba entre nuestras obligaciones contractuales como cabe esperar de quien no se vende a un interés ilícito deontológicamente hablando. Evidentemente, como en el caso de los empleados de Ágora, no parece que a Cabrero le importen mucho los clientes de la herramienta… Ni la deontología.

Quizá debí escribir hace mucho tiempo en lugar de soltar pildoras. Y no se trata sólo de recuperar a tus clientes, sino de que al contactarnos pudiéramos tener testimonios que nos serán de gran utilidad para salvaguardar nuestros intereses en los tribunales. De entrada, el que tiene que defender a los empleados de Ágora soy yo con mi patrimonio, y si para conseguir más testimonios que me ayuden a defender a mi gente tengo que cantar por soleares, lo haré.

¿Valiente dice? Temerario quizá.

¿Cuántos en mi situación, como Cabrero, hubieran dicho “sí, bwana” para mantener una vida de privilegio en lugar de tener que ponerse a levantar de nuevo una empresa que costó años poner donde estaba? ¿Cuántos habrían aceptado verse de la noche a la mañana con cuantiosas pérdidas en lugar de con suntuosos beneficios? Con los 40 recién cumplidos y pensando en traer un hijo al mundo como era mi caso… ¿Cuántos? Hay quien sostiene que lo más inteligente es ignorar y no dar réplica, que es lo que hace Cabrero, a quien le encanta quedar como un noble señor con eso de que los trapos sucios se lavan en casa. Claro que para eso te tienen que dejar hablar en casa, y no ha sido el caso.

Quizá todos ellos puedan darme lecciones de inteligencia, yo soy muy burro y caro me sale, pero mantengo los valores que me enseñaron en el hogar y entre ellos no está que haya paz para los malvados ni dejar tirados a mis empleados. Como dice Pedro Ruiz, para hablar demasiado hay que tener el culo muy limpio. El mío no es el de Jennifer Lopez, pero sus defectos son algo que no tengo miedo a enseñar. Mientras alguno calla y cierra sus cuentas en redes sociales, yo me doy tortas con el mundo y voy contando cuando me dejan mi historia para que me entiendan mis antiguos clientes. Pero de nobleza, ténganlo claro, lecciones no me pueden dar ni media.

Ya lo sabe, si ha sido cliente de Ecotrader y le enfurece esta historia, le estamos esperando. Cada caso puede ser importante para que se haga justicia. Y si le parece que esto no debería pasar en un país decente, ya está tardando en compartirlo en las redes sociales.

No me preocupa tanto la gente mala como el espantoso silencio de la buena gente. Martin Luther King.

Anuncios

107 comentarios en “Aclarando (sólo un poco) mi reacción frente a Joan Cabrero y mi “salida” de elEconomista

  1. Te felicito por explicar un poco mas en detalle la situacion que se dio con Ecotrader y el sr Cabrero. Creo que los lectores y clientes de Agora y Ecotrader merecen esa explicacion para obrar en consecuencia. Bravo.

    Me gusta

    1. Así lo he pensado siempre, pero mi prioridad ha sido hacer las cosas por orden. Lo primero cuidar de mi mujer en un embarazo de altísimo riesgo que la tuvo siete meses sin poder salir de casa. Lo segundo, salvar de la quema a la empresa, cosa que se ha logrado con éxito aunque no sin dificultades ni momentos realmente duros, sobre todo muy frustrantes. Tercero, ir avanzando las cuestiones legales. Hecho esto hasta donde buenamente he podido, y tras más de un año sin explicarme convenientemente, me parece que algo hay que decir. Es un resumen del resumen del resumen de una historia sucia, pero estoy cansado de que se me siga ENCIMA cuestionando la ética y las formas, estoy cansado de que sea mi honor el que está en duda cuando he sido vapuleado por quienes me utilizaron durante años hasta el día que consideraron que ya no era útil y podía ser machacado como despedida.

      Me gusta

    2. Brillante Carlos. El tiempo coloca a cada cual en su sitio. Siento de veras por lo que has pasado este tiempo y espero que lleves a cabo las acciones legales oportunas contra TODOS esos individuos.

      Me gusta

  2. …No hay duda alguna en que la “calidad ética” de una meta, es como máximo la del peor de los medios empleados para alcanzarla.

    …En la época analógica de la música (esdrújulas a esgallo) te gastabas una pasta en el amplificador, unos buenos bafles, buena transmisión del plato …y una aguja de merda
    …y claro, esa “aguja” te daba la calidad del sonido (una merda) de tu LP favorito.

    …Carlos, es jodido estar siempre en la oposición, pero que coño, aburrido no es…

    Me gusta

    1. Querido compañero de viaje, espero que esto te haya servido para reconciliarte conmigo. Pero créeme, he puesto una aguja de pacotilla, ni os imagináis la clase de actos deleznables que he vivido sin comerlo ni beberlo. Quizá un día,. con tiempo, me anime a escribir sobre ello para acabar de despejar las dudas que puedan quedar y, sobre todo, para contar una historia que todo emprendedor debería tener muy presente: los tuyos pueden ser tu más grande enemigo después de ti mismo. Y no amigo, la verdad es que esto de defender causas perdidas no es nada aburrido. Llevo 40 años y no he tenido tiempo para hacerlo, aunque te puedo asegurar que uno se va cansando de que haya tanta gente y tan pocas personas.

      Me gusta

      1. …Carlos no puedo reconciliarme con alguien del que nunca me separé …Recuerdo el día en que distes la cara en persona por los famosos Warrants & turbos… que tu NO gestionabas …Con ese gesto

        Me gusta

      2. Lo celebro amigo, era una forma de hablar. Yo nunca he tenido problema en comerme los marrones que generan los míos. Pero tranquilo, como ves un poco más abajo, de repente Cabrero se ha convertido en una máquina de ganar dinero con derivados. Será lo que aprendió palmando en Ágora mientras yo pedía paciencia y me comía marrones… O que lo aprendió al tomar mi testigo por ciencia infusa. Ya sabes, la píldora azul de elEconomista… 🙂

        Me gusta

  3. Desde mi desconocimiento, y desde el respeto absoluto a las decisiones de cada uno, yo pensaba que era poco inteligente que largaras tanto porque es dar pistas al enemigo, – aunque era humano y entendible – y que esto deberías dejarlo para los tribunales. Pero después de leer este artículo, creo que te entiendo mejor.
    Si las cosas han sido así, te deseo toda la suerte del mundo en este proceso, porque no sólo hace falta tener la razón sino que te la den.
    Al margen de esto, quería decirte que me pareces un tipo “fuera de serie”. Por eso te sigo desde hace tiempo.
    Analistas técnicos hay muchos, pero esa mezcla de análisis técnico, reflexiones filosóficas y dar tus opiniones aunque puedan ser politicamente incorrectas, te hacen una persona a quien merece la pena leer porque, al menos a mi, me agrandas un poco la ventana por la que miro al mundo.
    Un abrazo y lo dicho: ¡¡Suerte!! … y enhorabuena por la paternidad
    Pedro

    Me gusta

    1. Y razón tienes Pedro, lo más inteligente no va conmigo si entendemos inteligencia por lograr tus fines económicos. Pese a dedicarme al mercado, en mi vida hay códigos. Celebro que me entiendas mejor, aunque ten claro que aún no me entiendes. Esto es la puntita, la historia en su conjunto es tremendamente más impactante. Y sí, como dices no es lo mismo tener la razón que obtenerla (y muchísimo menos en una medida que se acerque a lo soportado); motivo pro el cual necesitaba ya, superadas algunas metas más importantes -sobre todo el embarazo de mi mujer, lo que vino por delante y algo de lo que a veces viene por detrás-, hablar con algo de claridad sobre el tema. No me parece justo que se me cuestione, ni siquiera por “desahogarme” un poco. Soy tan humano como cualquier otro, y ese consuelo del “bocazas” es todo lo que puedes esperar mientras llega la hora (y en este país eso pueden ser años como demuestra el caso de Alejandro Ávila, que acaba de ganarle casi medio millón a Gestiona Radio por una rescisión). Pero es que del daño moral, del emocional y del reputacional rara vez se resarce uno. Como escribía ayer en Twitter, lo peor de que un tipo que ha sido un hermano te apuñale por la espalda y se lleve la pequeña mina que excavaste durante años -mientras él vivía su vida- no es el dinero si tienes la espalda bien cubierta (como es mi caso) sino los de momentos que te arrancan del corazón. El dinero puedes volver a hacerlo, pero el tiempo que le das a una mierda -en mi caso 20 años- es irrecuperable.

      Me gusta

      1. Carlos me alegro que al fin haya podido leer todo lo que aqui has comunicado sobre tu vida profesional en el anterior camino solo me queda por decirte que te entiendo perfectamente y que creo que estas nuevamente en el buen camino esperando que esta vez tengas mas suerte con los compañeros de viaje que estoy seguro que sera asi porque tu te lo mereces por tus comentarios sinceros y claros sobre tus actuaciones profesionales.Te animo a que sigas por mucho tiempo en este sector donde cuesta mucho dinero encontrar personas y profesionales de tu talla.
        Atentamente.

        Me gusta

  4. En un contrato de servicios como el que debíais tener suscrito vosotros entre Ecoprensa y Bolsagora, normalmente el que paga, con independencia de los prIncipios deontológicos operativos que comentas, es el que exige y marca las líneas a seguir. En este caso Ecoprensa.

    ¿Puedes decirme si en ese contrato teníais reconocida esa libertad para operar por encima de los intereses comerciales de la Empresa para la que trabajabais?

    ¿Existía alguna cláusula para que la indemnización económica, en caso de rescisión motivada por incumplimiento de las obligaciones de la parte contratada, también se tuviese que pagar?

    Parece obvio, aunque por encima de la ética resulte duro reconocer que, en función de como tengas reconocidos estos aspectos por contrato, la reclamación que has presentado tendrá más o menos posibilidades de prosperar.

    Me gusta

    1. Por supuesto Beto. Por eso, si el que paga no está contento te echa y sigue por su camino. Pero en este caso existe una cláusula penal impuesta por nosotros debido a que depositamos en sus manos cientos de clientes de Bolságora -soy tonto pero no completamente imbécil-. Cláusula que no han pagado aludiendo cosas ridículas como la comentada, o que en Ágora no trabajábamos. Claro, no trabajábamos y por eso dos de los tres consejeros y socios de la misma, entre ellos el Consejero Delegado, se fueron a trabajar para elEconomista inmediatamente haciendo las mismas labores que hacía Ágora. Muy coherente y lógico.

      En el contrato teníamos unas tareas que realizar, y en ningún caso había referencia a la cantidad de operativa. Por tanto, éramos libres. Y es así porque Ecotrader se creó como una “evolución” del servicio Bolságora, clonando la mayoría del mismo. Mi ética viene de antes de conocer a Ecoprensa, como puedes imaginar. La cláusula está pensada para las dos partes en caso de rescisión unilateral, no hay una sola alusión al incumplimiento de obligaciones; que por otro lado cumplimos siempre más que sobradamente. Y digo más porque en muchas ocasiones dimos servicios que iban más allá del contrato.

      Evidente y desgraciadamente la ética no juzga, pero no me cabe duda de que tendrá su importancia que quien rescinde, elEconomista, haga gala en la rescisión de una total falta de ética respecto a sus clientes, convirtiéndolo además en argumento para no pagar la cuantiosa cláusula penal pactada.

      Me gusta

  5. Carlos, yo soy cliente de Ecotrader desde hace 5 años y tengo que decirle que en manos del magnifico profesional y excelente persona con el que estamos ahora, Joan Cabrero, desde que no está Vd. funciona mejor, pues se opera tanto en corto como en largo mucho más que antes y mejor.

    Así pues, lamento decirle que no puedo adherirme a su cruzada de recogida de adeptos para su causa.

    Saludos desde Reus

    Me gusta

    1. Estimado Pep, no es mi causa, sino la causa de la empresa que el señor Cabrero debía defender y representar como buen padre de familia según las leyes. Me alegra que me reconozca que se opera mucho más que antes, así como que se hace en corto y en largo. Ya nos ha ayudado un poco con ello. Mil gracias.

      PD: por cierto, Cabrero operando en corto y en largo con CFDs se dejó un 40% desde 2008 hasta su salida (mientras servidor operando en largo sumaba un 60% con las carteras). Celebro que las cosas le vayan por fin bien operativamente, aunque tengo mis dudas sobre la veracidad de lo que expone considerando que pese a lo que expone, el “señor” cabrero le parece una excelente persona. Cuando la operativa falle, recuerde que no es él quien está detrás del exceso para que se aten las campañas comerciales. Sin duda, un rasgo de excelente profesionalidad.

      Saludos desde Barcelona.

      Me gusta

  6. Resulta patética esta cruzada que ahora has emprendido pidiendo el apoyo jurídico de los clientes de Ecotrader, sin darte cuenta que desde que te han despedido los clientes están mejor y encantados con el trato que les dá mi primo. Sin ir más lejos ahí está el testimonio que ha dejado el Sr. Pep de Reus.
    Por tanto, no esperes conseguir muchos adeptos para tu furiosa causa

    Me gusta

    1. Estimado exfamiliar, de momento ya me han llegado vía Facebook tres personas que se ofrecen a venir al juzgado. Clientes durante años de la herramienta, uno de ellos lo es aún hoy que no se puede creer el tema y al que acabo de enviarle por mail la rescisión para que pueda ver con sus propios ojos cómo Ecoprensa alega la pérdida de clientes por falta de operativa. Algo que parece ser que Cabrero ha solucionado, y no porque lo diga Pep el Gantxet, ente con una credibilidad tan alta que nos ha dejado nombre completo y DNI. Dudo mucho que los clientes estén mejor, aunque si es así me alegraré mucho por ellos. En todo caso, es irrelevante para lo que expongo. La ética y el cumplimiento de los contratos están por encima de situaciones puntuales que, por otro lado, pongo completamente en duda porque allí tengo, como es normal tras 8 años de impecable servicio, mis espías. Comprendo que este constructo, lo de la ética y los contratos, te supere considerando los genes que dices compartir. Venga, tómate una tila que esto, para la otra parte, acaba de empezar y va a ser muy largo.

      Me gusta

  7. Estimado Carlos, me has dejado de piedra. He leído y escuchado algunas cosas que no comprendía y me sorprendían en ti. Ahora parece que lo entiendo mejor. Yo viví en su día una historia no muy distinta y puedo ponerme en tu lugar. Fui cliente de Ecotrader hasta tu salida, y poco después lo dejé. Si puedo serte de utilidad, estoy a tu servicio. Un abrazo, y seguir así porque el cambio en Ágora ha sido impresionante. Estáis a un nivel muy superior, por lo que todo esto ha sido para bien.

    Un abrazo,

    Genaro.

    Me gusta

    1. Bueno Genaro, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Cualquier cliente indignado, o cualquier ya excliente de Ecotrader dispuesto a confirmar nuestra visión de los hechos (que el trabajo se hacía, que jamás hubo colapso de la web en los días previos a la rescisión, y que es falso que yo me dedicara a faltarle el respeto a los clientes), es bienvenido. Cuantos más testimonios recojamos, mejor. Escríbeme a cdoblado@agoraeafi.com y con sumo gusto te contacto. Si necesitas pruebas de lo que cuento, ningún problema en ofrecértelas. De vuelta ese abrazo.

      Me gusta

    1. Bueno, siempre es mejor que en casos de desastre total sea el responsable máximo el que presente sus respetos a la persona que ha visto machacada su cuenta. Al menos así lo veía yo. Ahora me arrepiento de haberlo hecho, por supuesto. Es difícil prescindir de un buen amigo aunque no te aporte por lo que cobra, al menos para mí.

      Me gusta

  8. ¿Eres consciente de que todo esto te va a perjudicar mucho en lo profesional, aparte de que estás quedando como un impresentable en lo personal?

    Te deseo suerte, porque con la actitud que tienes ante la vida, la vas a necesitar.

    Un saludo.

    Me gusta

    1. Soy consciente de que muchas personas prefieren el silencio y que se les diga lo que quieren escuchar. Y también soy consciente de que tengo una obligación moral con las personas que tuvieron que ver cómo me iba de la noche a la mañana, según Cabrero, por decisión profesional. Merecen una explicación, y gracias a Dios ya tengo el tiempo. De hecho esto no es más que un esbozo. Si hubiera tenido interés en más y más ganar dinero seguiría en elEconomista, haciendo lo que hace otro por menos dinero y con menos deontología gracias a que yo le llevé allí. En lo personal, permíteme que me ciña a lo que de mí opinan las personas que llenan mi vida.

      ¿Suerte? Cuando monté Bolságora algunos visionarios me dieron tres meses. Tengo gran confianza en que la sociedad está cambiando y ya no acepta que le tomen el pelo.

      Me gusta

  9. El mayor Zasca que le puedes dar a tus enemigos, detractores y personas que te han hecho daño es una victoria por vía judicial. Con elegancia, con una sentencia pública a tu favor, con una indemnización.

    Me da pena lo que haces, ya que es innecesario y le estás dando razones y argumentos a los que te hicieron daño. Y todas estas cosas, las usarán en tu contra. No lo dudes.

    Con trabajo de calidad, un comportamiento intachable y una sentencia a tu favor, te coronarías. Con estas cosas te degradas y les haces un favor a tus contrarios. Es como cuando le sigues el juego a los payasos que acuden a tocar los huevos y molestar a tus encuentros digitales.

    Y sí, suerte. Para que la sentencia te sea favorable la vas a necesitar.

    Me gusta

    1. Naturalmente que sé que serán utilizadas en mi contra, no hago muy feliz a mis abogados complicándoles la tarea que a ellos les interesa: el dinero. Pero es que esa no es la más importante para mí, por eso yo estoy donde estoy y otros están donde están. Verás profesor, no necesito suerte -a mi edad ya no- sino justicia. Y como ya he contado, no es innecesario porque a mí no se me permitió ni siquiera despedirme de la gente a la que llevé de la mano hasta Ecotrader. He tenido cosas más urgentes que limpiar mi nombre, pero no por ello he olvidado que debía hacerlo. Parece que otros tampoco van a poder coronarse después de todo lo sucio que han jugado… ¿Verdad?

      Me gusta

      1. Pues sí, ciertamente. Pero no todos alcanzamos la perfección en vida, ni todos consideramos que poner la otra mejilla a la espera de un lustro (es lo que tardan las sentencias) sea lo más operativo ni lo más decente socialmente. Si a usted le parece que no contar que te rescinden en elEconomista cuando no operas lo suficiente para sus fines comerciales está fuera de lugar, pues que baje Dios y lo vea. YO, a mis clientes de toda la vida que creen que allí se quedó el espíritu de Ágora por permanecer dos de sus tres socios y consejeros, se lo debo.

        Me alucina como en este país aún se ponen las formas al mismo nivel que el fondo. Así estamos, de corrupción política hasta las cejas porque lo políticamente correcto es callarla. Que se haga justicia, si no aquí, al menos en el otro mundo.

        Me gusta

  10. …Ante un delito hay gente mira para otro lado, el que llama al 112, el que se aprovecha y se lleva lo que dejó olvidado el ladrón… y el que se enfrenta al agresor poniéndose en riesgo.

    …En resumen, no es muy filosófico ni muy “newage-pablocohelo” …pero ante las decisiones graves que uno toma me enseñaron que, aparte de la responsabilidad sobre la misma, hay tres preguntas básicas:

    ¿Qué sentirán los demás?. ¿Qué opinarán de ellas tus Padres?. ¿Cómo las juzgarán tus hijos?.

    ..Y la pregunta angular dependiente de la naturaleza de cada uno…y yo ¿Cómo (coño)me siento yo?

    …Pues eso …bendita sea la rama que al tronco sale.

    Me gusta

    1. Mi padre perdió su empleo con 50 años por defender a los que habían sido sus compañeros. Años atrás le habían ascendido después de haber dicho muchas veces NO (sabía lo que iba a pasar pero había estudios que pagar). No me he hecho la primera pregunta pero sí las otras tres. Mi padre no está de acuerdo con cómo he llevado mis negocios, sabe cómo te pagan el compromiso los “amigos” (me lo advirtió de niño), el que te quemes por los demás…, pero él hubiera hecho lo mismo. Cuando era adolescente yo ya ponía mi bandera de España en el balcón los días de guardar, y él me miraba fijamente aunque sin pedirme que la quitase. Ahora él también pone la suya. Se la regalé yo.

      Le gusta a 1 persona

  11. ¡Suerte máquina! Al final, los buenos siguen siendo buenos, y los malos… difícilmente reaparecen en secuelas y segundas partes.
    Abrazo laaaaargo,
    Paco Fdz.

    Me gusta

  12. Eres consciente de que si ganas al Economista la indemnización por despido que tienes presentada, se beneficiaran también de forma indirecta tus ex, que no son precisamente santos de tu devoción, a traves de la participación accionarial que mantienen en Agora?

    Me gusta

  13. Estimado señor Doblado, por delante toda mi admiración y solidaridad con su causa. Pero teniendo como parece poderosas razones ¿no teme que esto le cueste alguna querella y que eso le perjudique en lo que de verdad importa? Discúlpeme si me meto donde no me llaman. Un saludo.

    Me gusta

    1. Apreciado Inversor, ante todo gracias por sus palabras. Bueno, entiendo que la justicia sabrá diferenciar una cosa de la otra. Si estoy haciendo algo mal, recibiré la correspondiente demanda/querella y responderé por ella donde corresponda y cuando corresponda. Pero no debemos equivocarnos. Lo que importa no es el dinero, lo que importa es mi honor, que la gente entienda que yo no abandoné nada, que me echaron, porque mi “amigo” del alma lo primero que hizo fue escribir que lo había dejado voluntariamente en busca de nuevas metas, deseándome suerte convencido de mi éxito debido a mi valía profesional (siempre le ha gustado parecer un buen chico, pero en este caso, además, se trataba de enmascarar la jugada y dejarme delante de los clientes de Ecotrader como el irresponsable que se había bajado del barco que creó y al que llevó cientos de clientes de la noche a la mañana y sin avisar). Y muy importante es también que la gente sepa que el asesoramiento que recibe ya JAMAS será INDEPENDIENTE mientras Cabrero lo dirija, sino que dependerá de los intereses comerciales de elEconomista. He insisto, eso no lo digo yo, lo dice una rescisión en la que se argumenta que no se nos paga por diferentes falacias y, muy especialmente, por haber arruinado la campaña de captación comercial (de la que en nada teníamos que responder porque no estaba en nuestro contrato tal cosa por el simple motivo de que jamás podría aceptarla un asesor que lleve la deontología profesional por bandera). Me parece que, al menos los exclientes de la vieja Bolságora merecen saber determinadas cosas. Y si eso me perjudica en diferentes frentes, que siempre he sabido que así puede ser, lo doy por bueno. Yo a esta altura ya he conseguido, profesionalmente, todo aquello que necesitaba demostrarme a mí mismo. Ahora me queda sólo defender mis códigos, y eso pasa por estar comprometido socialmente y no callar ante nadie. Soy célebre por no callarme ni debajo del agua.

      Un abrazo.

      Me gusta

  14. Pues después de leer todo, llego a la conclusión de que aunque Doblado nos trata de vender la película defendiendo su honor, su código deontológico y a los clientes de Ecotrader, etc,etc. Por encima de todo, está el rebote que tiene de como se la ha metido doblada Cabrero, al que él consideraba un tonto útil a su servicio bien pagado y que, ahora, después de la jugada goza de un mayor prestigio y posición económica.

    Parece mentira que todo un mediocre como Cabrero, haya sido capaz de poner en peligro los cimientos de una Empresa que costó muchos años en levantar y haya minado la moral y el gran ego que siempre ha ostentado su dueño.

    La mayor satisfacción y desagravio para Doblado el furioso, sería ver a Juanito hundido y que volviese a sus humildes orígenes teniendo que mendigar trabajo para poderse dar la satisfacción de darle con su puerta en sus narices…

    Verdad Doblado, que esa es una de las principales razones de toda esta historia?

    Me gusta

    1. Un mediocre puede tumbar una compañía si se lleva el 65% de los ingresos de un contrato que no consiguió en una empresa que se encontró construida. Sobre todo si ha estado durante años a la sombra del tipo que montó el negocio y se ha beneficiado de la credibilidad que eso le otorga. Basta con venderse por menos dinero (hay una cláusula que pagar a su debido tiempo) y estar dispuesto a darle al amo lo que pide: una operativa con más frecuencia y posiciones bajistas (algo del todo aconsejable como ha quedado claro en un mercado que llegó a subir un 30% en pocos meses tras ello). Por cierto, podían leerse comentarios en Twitter sobre las galletas que se llevaron), todo con independencia de que eso sea bueno para el cliente.

      A un tonto útil no se le premia con unos 100 mil al año, aunque sí a alguien que te ha seguido durante 20 años, te llamaba “maestro” y luego “hermano”, alguien a quien estimas. Si el dinero te entra bien, claro. Y sí, fue mi caso muchos años sin quitarle NADA A NADIE, construyendo con mis manos y sin llevarme la mayor parte del botín NUNCA. Supongo que a no tener que hacerlo ayudó el que siempre he vivido por encima debajo de mis posibilidades, incluso cuando estaba soltero y conducía un Porsche, y que también me ayudó no comprarme un palacio en 2008 como hicieron otras personas (de hecho devolví los impuestos en 2006 de mi cuenta vivienda al constatar que el peligro de reventón inmobiliario era muy elevado). Eso ya te dirá algo sobre la capacidad de VISION de fondo que tiene aquí cada uno.

      Lo cierto es que Cabrero no se llevó consigo a casi nadie a trabajar con él, es de los que parece quererlo todo para él y dar servicio lowcost (no son EAFI). Se llevó de la manita al Consejero Delegado, que como él tenía toda la información sobre la compañía y sabía qué coger y qué dejar para hacer la operación más rentable. Eran la mayoría del consejo, pudieron hacer las cosas de otro modo. Servidor, con toda su maldad, tiene otros 8 compañeros de viaje a los que, pese a todo, no ha dejado de pagar ni un solo día. Y feliz como nunca porque yo soy de los que disfruta en el camino, creando las cosas, no metiéndome el dinero en el bolsillo (sobre todo cuando me sirvo de que creo otro que confió ciegamente en mí). Es más, en este tiempo he montado otras dos compañías y he conseguido lo que más deseaba en la vida: darle a mi esposa a nuestra pequeña MêiMing; victoria que tampoco fue fácil al conincidir el proceso con la cariñosa caricia de tu amigo, ya sabes que para estas cosas lo emocional es clave.

      Así que estimado Pérez, tu opinión es tan válida como cualquier otra y derecho a ella tienes. Una pequeña parte de los hechos, no la más fea pero sí la que más importa, está sobre la mesa. A partir de ahí, cada cual considere lo que estime oportuno. Como puedes ver, las opiniones negativas sobre mí no se censuran. Exactamente el mismo nivel de exposición que ha tenido él cerrando todas sus cuentas sociales y poniéndose bajo la cobertura de quien le paga para que opere todo lo que la casa considere oportuno. Allá cada cual con lo que compra, pero con la información adecuada… ¿No te parece?

      Me gusta

  15. ¿No te das cuenta de que lo de operar en la rescisión era una excusa barata para echarte?

    Nadie quiere tener a su lado a un maleducado, chulo, prepotente, y soberbio que le falta el respeto a lectores y clientes a las primeras de cambio. Usted era prescincible en elEconomista, como lo somos todos en nuestros trabajos… Si además de no aportar valor y ser prescindible, se dedica a ensuciar una marca, pues lo largan. Simple y claro.

    Y sigue, sigue ofendiendo y empañanado la imagen de los demás, que al final verás lo bien que vas a terminar, campeón.

    Me gusta

    1. Pues nada Seguidor, esperemos que el juez lo vea igual que tú. La verdad es que es un grave error buscarse una excusa barata para echar a alguien que tiene un contrato blindado, pues luego te toca pagar. Los contratos y su cumplimiento son la base del liberalismo, esa ideología de la que presume elEconomista en sus principios fundacionales. Las presiones que se me hicieron durante años bien las conozco, y desde luego ponerlo en una rescisión fue una absoluta torpeza fuera o no el motivo último de la misma (hay más según ellos, entre los más divertidos afirmar que Ágora no cumplía y llevarse a trabajar con ellos, inmediatamente, a dos de sus tres consejeros). Espero que el juez lo vea como usted, insisto, pues es una pasta la que tendrán que facilitarle a Ágora en tal caso. Nos vendrá muy bien para seguir pagando nóminas.

      Supongo que soy todo lo que usted dice, y por eso ElConfidencial, que es una marca más potente, tardó días en ofrecerme una colaboración. Tiene todo el sentido del mundo que el medio online más influyente de España reclute a un personaje tan grotesco como yo. Debe ser por eso también que marcas como GKfx han elegido a Ágora para realizar eventos que empezarán en breve, o el motivo por el que CMC Markets dejó de realizar eventos con elEconomista tras mi “salida”.

      Y ojo, yo ni ofendo ni empaño, yo comento unos hechos que son importantes para mi reputación y que afectan a personas públicas y un medio de comunicación. Estoy en mi derecho aunque a Vd. le moleste mientras un juzgado no diga otra cosa. Como nos dijo San Mateo, POR SUS ACTOS LES CONOCERÉIS. Si Vd. los considera ofensivos, debería recordar que Bertrand Russell ya nos advirtió que la ofensa es una elección. Resulta casi patológico pensar en qué puede haber dentro del corazón de la gente que defiende según qué cosas sólo porque un tipo como yo, tan marrullero, pelea por su reputación y los intereses de sus empleados. Cuídese, que lo necesita.

      Me gusta

      1. Solo un pequeňo comentario, Carlos. Cuando “seguidor” habla de chuleria y prepotencia no se refiere a este articulo sino a la forma en que a veces contestas/abas a los q te preguntan en encuentros digitales y consultorios.
        Pero en mi opinion personal, a mi me encanta esa manera tan personal q tienes de contestar sin titubeos y clarito. A los pequeňos inversores nos vienen genial. A mi desde luego, ya que me haces ver/entender la bolsa mucho mejor q otros. Sigue asi y no cambies. Suerte con esta justicia tan lenta, y a veces tan injusta.

        Me gusta

      2. Hola Pere, pues no sabemos a qué se refiere, la verdad… En todo caso me vale con que personas como tú se queden con mi intención o me supongan la mejor (no os equivocáis) olvidando que por Internet nos perdemos toda la comunicación no verbal. Me sorprende que la gente se pueda hacer una idea que crea cierta sobre quien soy sólo por aquí, para lo bueno y para lo malo, porque nos perdemos la mayoría. Pero…, semos asín. Por eso siempre he dicho que las cosas suelen estar en nuestros oídos.

        Un abrazo, como dijo Vader: ya es demasiado tarde para mí, hijo mío. 😉

        Me gusta

  16. yo te sigo desde hace muchos años, unas veces estoy de acuerdo , otras no, a Cabrero también, me creo lo que dices al 100%, es una pena que no se pueda confiar en las personas, sobre todo las que tienes cerca evidentemente.
    La gente por el dinero, el peloteo,*ascensos* lo pierde todo, no hay que doblegar que les den………

    Me gusta

    1. Gracias por tus palabras Josué, y sí, es una pena. Como el otro día escribía en una red social, cuando te pasa algo así lo que importa no es todo el dinero que se lleva un elemento, eso se recupera y no todos necesitamos la misma cantidad… Lo que realmente duele es que te hagan polvo tantos buenos ratos de tu pasado, que se difuminan como lágrimas en la noche. 20 años de mi vida están llenos de momentos con Cabrero, y pase lo que pase nada me devolverá el tiempo que con el perdí. Y eso es realmente amargo. Y hubiera sido realmente fácil conservarlo.

      Me gusta

  17. Don Carlos, usted y yo compartimos algunas cosas y otras no.

    Lo que no: ideas políticas, chulería y fúbol. Las ideas políticas las escucho todas. La chulería, aunque no la comparto, veo que es puntual y la compensa usted con humildad. El fútbol, es irrelevante.

    Lo que sí: somos catalanes y españoles, nacimos en el mismo año y nos ha tomado el pelo alguien muy cercano. En mi caso, mi timador aprovechó su buena reputación “histórica”. Me pidió dinero y me pidió silencio para mantener su reputación mientras resolvía sus problemas.

    Nunca los resolvió y no me ha devuelto nada. El silencio se rompió discretamente, lo justo y necesario para que los problemas no crezcan y para que no time a más gente.

    ¡Mucho ánimo!

    Me gusta

    1. ¡Gracias Josete! De amigos que piden dinero y no devuelven tengo también una lista importante, pero esto es otra cosa infinitamente más grave. No es que me haya tomado el pelo a mí, que así ha sido, sino que se lo han tomado a los clientes de Ecotrader -encima pretendían que en Ágora siguiésemos pagando medio mes de suscripciones después de darnos la patada para nuestra gente- y a los empleados de Ágora. La única buena reputación que debe respetarse es la que nos granjeen nuestros actos. Y en cuanto a la discreción, cuando hablamos de gente a la que conoces personalmente, es imposible si quieres ayudar y que te entiendan. Por la red me encontraron, y por la red han de enterarse. Un abrazo.

      Me gusta

  18. Buenos días a tod@s:

    Sólo puedo desearte lo mejor Carlos (permíteme la licencia, son muchos años leyéndote).

    Particularmente me paso un caso similar, pero al contrario, fui yo el que se fue por no querer problemas, también era fundador he hice socios a impresentables y evidentemente cometí uno de los errores más grandes de mi vida, no por mí, sino por los que deje atrás, pensando en su seguridad, que no fue tal.

    No dejes que eso suceda.

    Un saludo

    Sólo sé que no sé nada

    Me gusta

  19. Buenas Carlos, permíteme la licencia después de tantos años leyéndote.

    He visto a lo largo de todo este tiempo como has ido mejorando como el buen vino y ante todo, te deseo lo mejor de cara al presente y a un futuro que aún esta por llegar.

    Me recuerdas a un servidor, la misma situación y la misma rémora, socios que eran como tu familia e incluso más, en los que confiabas ciegamente y te apuñalan sin escrúpulos, por sólo una razón, el vil metal.

    No es dinero, son momentos, amistad, penas, alegrías, trabajo, futuro, triunfo y cuando llegas a la cima, las luces que eclipsan el éxito se convierten en sombras que abren brechas en el corazón.

    Al principio pensaba que era ” tonto ” por no verlo venir y siempre alguien te lo recuerda “yo lo sabía” y me hacia pensar en que era más ” tonto ” aún. Pero un día me dí cuenta que no era así, yo no había cambiado, pero ellos, por dinero sí.

    Me fui de la empresa, a pesar de ser el fundador y como tú, abrir la puerta societaria a los que pensaba eran mis hermanos. Puedo asegurarte que he cometido muchos errores, pero ese jamás podré perdonármelo, no por mí, sino por los que deje allí pensando que no tendrían problema para seguir y sucedió lo contrario.

    Las personas se definen por sus actos y no por sus palabras Carlos.

    Reitero, mis mejores deseos tanto en lo personal como en lo profesional.

    Un saludo

    Sólo sé que no sé nada

    Me gusta

    1. Hola MOntecristo, siempre es para mí un honor que alguien me haya leído durante años. No soy una persona fácil, la gente suele ponerse a la defensiva y más en un medio como éste. Yo no cortejo con falsas palabras a nadie, de modo que tantos años sólo pueden deberse a que algo habré sembrado que consideras positivo. Y eso, ay amigo, es como plantar un árbol. Parece que la historia es parecida compañero, aunque aquí sólo hay una pequeña parte de la misma y espero y deseo que con esto baste. No es que no queramos ver, es que decidimos no hacerlo. Es una elección de nuestro corazón (metafóricamente hablando). No creo sin embargo que ellos cambien, simplemente te utilizan durante años, incluso se convencen a sí mismo de que son tus devotos colaboradores, hasta que les conviene más otra cosa. Y sí, generalmente es por dinero o poder.

      Nos definimos por lo que hacemos, y cada palo aguante su vela. No tengo miedo a las consecuencias de mis actos, que sé que pueden ser muy costosas a largo plazo, pues a mí me basta con vestirme por los pies. Un abrazo, y gracias por tanto tiempo.

      Me gusta

  20. Buenoooo , yo he renovado con Ecotrader y ahora no sé donde estoy , para mí todo ha sido siempre Carlos Doblado uno de los mejores analistas que conozco y que he seguido siempre , es cierto que una vez en Madrid conocí al Sr.Cabrero en el trading-romm que organizó estrategias de inversión y personalmente me pareció comportarse con una aptitud muy chulesca con un compañero suyo que presentó el personalmente y quería especializarse en el intradía y bajo mi modesta opinión le trató con desprecio en presencia de todos los asistentes.

    De todas formas , Cárlos por mi tierra decimos que siempre detrás de una cabeza va el rabo. Le mando un mensaje a través de Ágora por su puedo serle de utilidad.

    Me gusta

    1. Pues así le ha pasado a mucha gente Eloy, y siento de verdad no haber hecho esto antes. Debí clarificar las cosas rápidamente pero cuidar de mis chicas fue mi prioridad. Sólo tras un tiempo después del nacimiento de mi hija he sentido que había llegado la hora de abandonar la prudencia. No quería correr el riesgo de que las consecuencias que todo esto pueda tener, no me enfrento a hermanas de la caridad, jugase en contra de un embarazo de alto riesgo como el que finalmente tuvimos entre manos. Espero que me disculpéis. Escríbeme a cdoblado@agoraeafi.com, por favor, pues seguro que tu testimonio nos es muy útil para desbaratar algunas de las falsedades que concurren en la rescisión unilateral que se nos hizo.

      Me gusta

  21. Fui cliente de ecotrader hasta hace año y medio. Cuando Escuche a Carlos en un medio y profundice un poco en lo que estaba pasando empatice contigo.Carlos tu línea de tendencia esta en subida libre.

    Me hice cliente de Ágora , un abrazo no cambies

    Me gusta

  22. Pues me parece muy bien tu postura. Puedes gustar o no, pero nadie puede negarte que eres un tipo coherente y que trabaja con una linea. Te lo dice quien no te debe nada, nunca estuve suscrito, pero siempre te leí y te leo y nada de esto sabía.
    Pero ¿ por qué este señor no va a dar sus explicaciones ? No por eso vas a dejar de ser el profesional que eres, ni vas a ser menos serio ni responsable.
    Yo he aprendido mucho de ti.
    Soy un parado desde hace 5 años que sobrevive con lo que saca en bolsa y que se quedó en el paro por lo mismo que tú, por no consentir que se pisotearan mis derechos, por mantenerme firme en una forma de trabajar que era y es la correcta. No me arrepiento. Tampoco de ver a todos los traidores que se quedaron chupando y tragando. El problema de este país es que hay mucho indigno y mucho envidioso de lo que otros logran. Yo te felicito y te animo a que su fondo siga siendo el mismo, porque pocos analistas hay con las ideas tan claras y tan disciplinados como tu.
    Gracias y adelante ¡

    Me gusta

    1. Gracias Ed, soy consciente de que muchos os la jugais en condiciones realmente duras. Motivo de más para hacerlo cuando las que vives son más favorables como era mi caso. Realmente de todo lo que he dejado atrás sólo lamento el tiempo que le entregué a una excreción y que nadie me devolverá, todos los momentos que me han robado y que suponen una etapa de 20 años. Y no es la primera vez que me pasa, lamentablemente. Ya sabes, en este país de curas, potentados e hidalgos de pacotilla, en el que hay que dar gracias porque te hayan dejado salir a flote, se nos ha inoculado que no debemos haber de política ni morder la mano del que te dio de comer aunque luego te haya pasado por encima como un ciclón, que estamos aquí para creer y sufrir, sin olvidarnos dar las gracias a los que nos parten la cara por lo que hemos aprendido con ellos.

      Yo esto ya se lo vi hacer a mi padre. Y como tú, no me he arrepentido ni un día ni pienso hacerlo. No está previsto cambiar, sobre todo porque pienso que este país ya ha dicho basta y me emociona pensar en que podemos poner nuestro grano de arena con nuestras rectas acciones (y con esto no quiero decir que no haga cosas mal hechas, ojo). Gracias a ti, y suerte porque cinco años desempleado deben suponer un desgaste que ni siquiera imagino. Un abrazo, y a por todas.

      Me gusta

    1. La EAFI está bajo mi control, tengo el 71,5% de la EAFI, así que ahí no pudieron meter las zarpas. Lo hemos seguido asesorando, con poca fortuna de nuevo porque hicimos el cambio a selección fundamental a primeros de ejercicio y este año mis carteras tradicionales baten por goleada al mismo, pero sigo pensando que a largo plazo ha sido una gran decisión que yo cubra y decida exposición y el activo se seleccione por fundamentales. El 90% de mi patrimonio y el de mi familia están en vehículos que lo hacen. Un abrazo amigo.

      Me gusta

  23. Buenos días Carlos, aunque en ocasiones estoy muy lejos de estar de acuerdo contigo en algunas cuestiones (por ejemplo falta de transparencia al no mostrar el resultado de tus operaciones cerradas en el confidencial y antes en el Economista, pues es la única forma de saber si estás siendo “rentable” para quienes te siguen) como analista me pareces infinitamente mejor que tus ex-socios y desde luego creo que tienes una mayor credibilidad que ellos.

    Espero y deseo que los juzgados te den la razón.
    Suerte

    Me gusta

    1. Buenos dias Ramón, es un gusto interactuar contigo. Es normal que estemos lejos en nuestros pareceres muchas veces. ¡Gracias a Dios! La variedad es el gusto caballero…

      🙂

      Verás, en Ágora vamos más lejos. Nuestras carteras son accesibles, día a día con todas la operaciones. Y a ellas se les efectúa el ajuste por la correspondiente comisión de intermediación. Como bien sabes, hacemos gestión monetaria, no todas las operativas pesan lo mismo, ni se aplican todas. No pretendo que mi tabla sea por tanto algo que permite mostrar la rentabilidad. Eso lo hacemos internamente y cualquiera que quiere el servicio puede comprobarlo. Hace un año que cambiamos la web. así que no tenemos todo el histórico, pero estás invitado a probarlo… Verás como coincide con nuestro track record publicado si te pones cartera por cartera con la exposición que recomendamos en cada idea en cada una de ellas.

      Me gusta

  24. Gracias por tu rápida y amable respuesta Carlos, la verdad es que la explicación de la segunda parte la compro, en la primera parte no puedo ni podré estar de acuerdo pues estoy convencido de que si se publican operativas (y lo hacéis en el confidencial) hay que ser transparente y publicar rentabilidades completas y no solo de operaciones abiertas (y si quieres la ponderas). Creo que una cosa es el confidencial y otra Agora, entiendo que para vuestros clientes de Agora si hay una tabla completa pero desde el momento que recomiendas y que intentas convencer a la gente para que se hagan clientes vuestros (en el Confidencial) no deberías ofrecer una info sesgada (a mi modo de ver).
    De todas formas nadie puede obligarte a hacer lo que no quieres y mucho menos yo, y tampoco hacerte perder el tiempo dando respuesta a un tema en el que nunca estaremos de acuerdo y que además creo nadie más te habrá comentado, así que estoy dispuesto a aceptar que como “montañes” que soy el “rarito” soy yo.

    Dicho esto, creo más que justo decirte, que dentro del mundo bursátil eres uno de los contados profesionales que considero imprescindibles a la hora de formarse en los mercados financieros (junto a Carpatos), creo haber aprendido bastante de ti de lo poco que sé.
    Te dejo mi twitter: https://twitter.com/bolsapirineos pero la verdad es que no lo utilizo practicamente nada, en realidad soy un simple hostelero con la suerte de dirigir un hotel en Ainsa, uno de los pueblos mas bonitos del Pirineo Aragonés (www.mesonainsa.com) si un día pasas por aquí me encantaría conocerte personalmente e invitarte a algo.
    Lo del blog de bolsa es una simple afición de alguien que busca mojarse poco para no perjudicar a nadie y que en ningún caso piensa dedicarse a esto de manera profesional.
    Un abrazo y mucha suerte con tu valiente cruzada, cuando intenta apuñalarte la única solución es sacar la espada…

    Me gusta

    1. No me haces perder el tiempo Ramón, es un placer hombre. Respeto tu punto de vista aunque realmente no lo comprendo. ¿De qué sirve? Nadie puede aplicar todos los trades, y además no pesarían lo mismo. No sé, en serio, no lo veo. Lo plantearé en elConfidencial y si les parece interesante lo hacemos. Igual estoy perdiendo un argumento comercial y ni siquiera me he dado cuenta en mi torre de marfil… 🙂 La idea no es ofrecer una info sesgada, sino una tabla de seguimiento. Nunca lo he visto como argumento de venta, espero que me creas.

      Si alguna vez paso por ahí, no dudes en que te visitaré. Un abrazo amigo.

      PD: es mucho más que una espada lo que tengo… 😉

      Me gusta

    1. ¿Debo entender que la gente feliz presiona a su asesor para que aumente la frecuencia de las operaciones? ¿Debo entender que la gente feliz incumple sus obligaciones como consejero de una compañía? ¿Debo entender que la gente infeliz es la que nos ha abierto los ojos con Rato, Bárcenas y Pujol? La gente feliz, que gran argumento para criticar que exponga hechos de interés general. Date una vuelta por el principio de los tres filtros de Sócrates, padre de Occidente.

      Me gusta

  25. …Los tres filtros …Probablemente los periódicos cerrarían …y no habría rueda de prensa tras-consejo-de-ministros …no más debates sobre el estado de la Nación …los programas electorales y las campañas como la que nos viene no serían permitidas…

    …Ahora entiendo lo bien que vino la muerte de Sócrates a todo el mundo

    Me gusta

  26. Por lo que cuenta, parece evidente que Vd. ha tenido durante años en Bolsagora a un par de indeseables garbanzos negros de mucho cuidado.
    Ahora bien, me preocupan sobremanera dos cosas:

    Si lo sabia, malo porque se convierte Vd. en cómplice de haber perjudicado los intereses de los clientes al permitir que ese par de sujetos interviniesen en la gestión y el asesoramiento de las inversiones.

    Si no lo sabía, resulta todavía mucho peor y todo un insulto a la inteligencia porque, como era su obligación, Vd. no se ha enterado durante mucho tiempo del tipo de personas con las que se rodeaba, lo que dejaría en entredicho su capacidad para dirigir Bolsagora.

    Con mucha facilidad tendemos a darnos cuenta tarde de los defectos de las personas y también de los nuestros propios, porque acostumbramos a sentir cuando debemos pensar y pensar cuando deberíamos sentir.

    Saludos y suerte en los tribunales.

    Me gusta

    1. Estimado Paco, hay gente que esconde su carita mucho tiempo. En todo caso le reconozco la mayor, el sentimiento frena en la toma de decisiones necesarias. No todo el mundo es brillante, y en la parte clave del negocio las decisiones las tomábamos Alain Galibert y yo. Pero sí, debí tomar algunas decisiones mucho antes. El amor, que es ciego.

      Esperemos tener justicia.

      Me gusta

  27. Personalmente solo he conocido a Carlos Doblado a través de ecotráder (solo llevo cuatro años en esto , soy novato ) he realizado algún curso on-line( muy buenos por cierto) dirigidos por el , y como aprendiz de análisis técnico solo puedo decir que Carlos para mí es de los mejores analistas españoles , cierto es que he conocido algunos empleados-socios ( no lo sé) que colaboraban en eleconomísta.es. Como amante del an. técnico . solo puedo decir que me he enriquecido mucho con sus artículos y ahora en Ágora seguiré sus lecciones magistrales. Después de treinta y cinco años de profesión también he sufrido puñaladas comerciales es por lo que té animo a seguir siendo lo que has sido hasta ahora , uno de los mejores en lo tuyo.
    Saludos
    Eloy Agr.

    Me gusta

  28. Estimado Carlos. Como antiguo cliente de Ecotrader (completamente ignorante de lo que ahora cuenta) me sorprendieron algunas de las decisiones de inversión de los últimos tiempos. Gracias por la aclaración
    Jose

    Me gusta

  29. Buenas
    Siempre te encontrarás con especialistas en metas volantes, normalmente no cuenta para la general. También sucede que llevas alguien a rueda, le subes el puerto y después te machaca en la meta. A qué jode….para eso hay que hacer como el caimán en la charca……y como oda al individualismo hago mías una frase de un famoso académico de la RAE…….”hasta en el amor ……el último toque, como uno mismo, nadie”
    Saludos

    Me gusta

  30. Estimado Carlos,
    Qué alegría haber dado con esto, la verdad es que no sabía que había pasado y esto me ayuda a entender muchas cosas. Yo empecé con la suscripción a Ecotrader por ti, y siempre te he admirado. Sin embargo, aún con dudas, renové cuando te fuiste y aún sigo siendo suscriptor de Ecotrader.
    De hecho, acepté una oferta de 1 año a mitad de precio (creo recordar, más barato que antes de tu salida seguro).
    Y aunque la verdad es que se te echa de menos, sigo el Ecotrader porque me gusta seguir el comentario Intradia que es algo que no estoy seguro mantengais aquí. También sigo la exposición a renta variable en cada momento, puesto que me ayuda a gestionar mi exposición (gestión del capital, que tantas veces has insistido en tus comentarios en la tribuna/consultorio de El Economista).
    Pero después de leer esto me replanteo renovar con ellos.
    Mucho ánimo y toda mi admiración, como analista que creo que eres de lo mejor que he seguido, y como persona por luchar por lo que crees.

    Me gusta

    1. ¡Dobro2! Gracias por tus palabras amigo. Efectivamente, nosotros no ofrecemos comentarios intradiarios. Nuestra idea es otra, y si los valoras (Joan los llamaba “rollitos patateros” haces bien en mantener el producto. Al menos esta información te vale para entender mi salida, reconciliarte conmigo, y saber que tienes que tomarte con mucho escepticismo la operativa -te invito a que leas mi tribuna de El Confidencial, http://blogs.elconfidencial.com/mercados/bolsagora/2015-11-28/no-se-trague-cuentos-chinos-pues-la-cabra-siempre-tira-al-monte_1108868/, por si te queda alguna duda), para que constates que algo huele a podrido en Dinamarca-. En términos de exposición, no te quepa duda de que las coass son muy distintas que en Ágora desde poco después. Nosotros no tenemos que justificar una mayor operativa en beneficio de clientes que quieren rotar más y a los que elEconomista deseaba “convencer” (poniendo en peligro al cliente de siempre). Con tu permiso te mando un correo, me gustaría darte acceso una temporada a Ágora para que luego valores.

      Un abrazo, y gracias de nuevo por esas líneas. Reconfortan.

      Me gusta

  31. Le diré lo que yo veo desde fuera:

    – Un emprendedor de exito innegable.
    – Un hombre con una filosofía clara de inversión.
    – Un hombre con alta experiencia en los mercados.
    – Un hombre de éxito profesional, y por lo que usted mismo filtra, también personal.
    – Un trabajdor incansable y con filosofía de empresa.
    – Un hombre que no ha sabido superar una circustancia puntual en su vida, uno de esos baches con los que uno se encuentra y que casi nunca merece. Y no ha conseguido superarlo, muestra es este post y los comentarios que virtió el miso día de su publicación. El no superarlo le debilita, es su talón de Aquiles, y usted debe saberlo, debe asumirlo para poder superarlo, porque mientras no lo supere seguirá mostrando debilidad a los que lo observamos desde fuera. Es su punto debil, trabaje en mejorarlo y será más fuerte y poderoso de lo que es ahora.

    Me gusta

    1. Estimado Jose, gracias por tomarse el tiempo para leerlo. Hay cosas que en la vida no se superan (por usar su forma de referirse a ello), entre otras cosas porque no ha llegado el momento. Digamos que la hora llegará, pero hay que ayudar al Karma y sobre todo hay que proteger a las personas que cándidamente se acercan a productos que está en manos de cierta gente dispuesta a operar según el capricho comercial de sus amos. Con el tiempo, cuando considere restituido mi honor y realizada la que considero mi obligación moral, entonces podremos meter a cierta gente en el baúl de los recuerdos. Como he escrito, lo dicho es poco. Quizá me decida a contarlo todo y así pueda dejar el tema atrás. Sin duda el suyo sea un buen consejo…, pero soy un tipo demasiado comprometido con mis obligaciones morales.

      Todos tenemos puntos flacos, cosas que nos hacen más difícil el día a día lo importante es gestionarlos. Si yo fuese otra clase de persona, de las que intenta evitarlos, allí seguiría llenándome los bolsillos unos cuantos años más para retirarme sin problemas a los 50 vaya Ágora mejor o peor. Le reconozco que Cabrero es mi debilidad, pero no en el sentido que usted me plantea. Lo que no te mata, te fortalece. Por otro lado, el tema encanta, es un filón que no estoy explotando porque esto que he contado es poca cosa con lo que callo… De verdad que es un filón, hoy más de 100 lecturas más, y el post se acerca a los 9.000 clicks. Día tras día entre los 5 más leídos y muchas veces el más leído. ¿Habrá que explotarlo no? El otro día lo hablaba todo con un exdirectivo de elEconomista que ya pinta canas y tiene una larga trayectoria en diversos periódicos, alguien que tampoco tuvo una digna salida de la casa, y me dijo: Carlos, cuéntalo y serás noticia.

      Hasta ahora no he tenido tiempo, son demasiadas las cosas que hay que atar para no poner en riesgo a mucha gente que depende de Ágora. Y hay que hacerlo bien si se hace. Pero puede creerme si le digo que es de película. Al final y al cabo, es una bella historia de buenos y malos, y uno tiene madera de héroe. Un abrazo, y de nuevo gracias, le aseguro que tengo muy presente su consejo, que no cae en saco roto, y que será convenientemente llevado a término en el momento adecuado. Y no está lejos.

      Me gusta

  32. Que tipo de abogados tienes Carlos que, con el tiempo que ha pasado desde el verano del 2014, todavía no han sido capaces de meter en cintura a Cabrero……
    Da la impresión que tus ex-socios se van a ir de “rositas” pese a que has repetido que no habría paz para los malvados y que este año no se comerían los turrones tranquilos.
    Saludos

    Me gusta

    1. Los abogados no fabrican sentencias querida. Hay que encontrar a los mejores para lo que quieres hacer, trabajar en la mejor demanda/querella posible durante el tiempo que sea menester, presentarla en los juzgados, que te la admitan, que se produzca vista previa, juicio oral… Hemos avanzado muchas etapas ya, pero las etapas son para todos y las cosas de palacio van despacio. No creo que se hayan comido felices los turrones sabiendo como saben que tienen varias querellas penales ya presentadas y que el juez ha dicho que habrá que escucharles. En ese momento, pero nunca antes, empezará la fase interesante. Y como he dejado dicho, no va a haber paz para los malvados. Son ya casi 10.000 páginas vistas en el post donde resumo lo sucedido, y te aseguro que lo siguiente será muy muy viral y detallado porque es menester que así sea. Pero cuando toque, yo no tengo ninguna prisa por una vez en la vida. Si se hace, se hace bien. Los procesos judiciales, parece que vivas en otro país, pueden durar 5-10 años en España, así que no tengamos prisa.

      Me gusta

  33. Siempre he defendido y defenderé que tu salida del El Economista obedeció única y exclusivamente a una decisión empresarial.

    No tengo la culpa de que los jefes, que son los que mandan y pagan, desde tiempo atrás, no compartían tu altanería, tus criterios de inversión ni las maneras en que, en algunas ocasiones, te dirigías a los clientes.

    Nada hubiera cambiado a nivel económico para tí si, tras tu despido, me hubiese ido contigo, pues tampoco te hubieran pagado la indemnización económica que pretendes, ni hubieras conseguido llevarte los clientes contigo.

    Por eso y porque se me ofreció un puesto de trabajo bien remunerado decidí seguir.
    A ver que hubieses hecho tú en mi lugar.

    Feliz año y te deseo la mejor de las suertes.

    Me gusta

    1. Que va Joan, tú lo primero que escribiste fue que yo tomé la decisión de marcharme, que yo lo elegí libremente. Porque eres un mandao, eso es verdad. Tengo todo lo que has escrito y los correos que me mandaste (en lugar de venir a hablarme tras casi 20 años de “amistad”) para “despedirte”, está guardado como oro en paño. Serán decisivos en todas las materias para demostrar la mala fe de unos y el oportunismo de otros. De hecho, ando dándole vueltas a si los publico para que no queden dudas.

      ¿Mis criterios de inversión? En eso ya vamos estando de acuerdo. Yo no pasé por el aro de aumentar la frecuencia de operaciones, porque eso es inmoral y malo para el cliente. Evidentemente estaban cansados de que impusiera las reglas en un producto QUE SE CREO CON LOS CLIENTES DE ÁGORA pero que es de su propiedad. Y como tú si tragaste, porque te va el rollo Groucho, pues aquí estamos. Y esto de la frecuencia operativa no lo digo yo, lo dice Ecoprensa al vincular su rescisión a la falta de operativa; algo que me parece muy generoso y le encantará al juez. Como le encantará que a las pocas semanas ya presumieras de una operativa más activa, o que lleve a exclientes de la herramienta a declarar sobre ello, y sobre todas las falsedades vertidas en una rescisión que nunca debiste tolerar si ibas a cambiar (ejem) de vida porque eras Consejero de Ágora. Y un consejero se debe primero a los intereses de la empresa que representa, por no hablar de tus obligaciones con tus empleados a los que dejaste en una situación de absoluta indefesión de la noche a la mañana. Afortunadamente yo no obro como tú, porque de otro modo hubiesen ido todos a la calle para salvar el botín en lugar de reinvertirlo para salvar sus empleos.

      ¿Mi altanería? Pues nada, podemos pasar un buen rato viendo tu comportamiento en un evento público…

      Sobran dos de tus cinco primeros minutos para verte en estado puro, sin la máscara del niño que nunca rompía un plato. El día que yo haga algo así, el día que menosprecie a la gente que ha venido a verme de esa forma, juro que me retiro. Ya te tuve que llamar la atención en aquellos días de 2012 por la chulería y desgana con la que me parecía que habías pagado a uno de nuestros partners, que no es otro que el que patrocinaba también los eventos que por entonces hacíamos junto a elEconomista. ¿Curioso que tras mi salida ya no hubiese más verdad? Bueno, lo cierto es que no es de extrañar, CMC nunca quiso contar contigo tras el espectáculo que ofreciste. Evidentemente, para obedecer a los que llamas ahora tus jefes eres mucho menos gallito.

      Yo hice cosas muy diferentes a las que tú has hecho y harás jamás, yo me mantuve donde debía en beneficio del cliente como ya he contado en este blog. Cosas como, por ejemplo, regalarte acciones que aún no has devuelto como haría alguien con un mínimo de vergüenza. También es cierto que nuestra condición económica es muy diferente, yo no vivo por encima de mis posibilidades y eso me permite no tener que aceptar chantajes de nadie. Ni acepto que Ecoprensa me ponga contra la espada y la pared, delicioso correo, ni acepto que la gente que me envían en forma de poli bueno me compre con cositas que, graves, desvelaré llegado el momento. En todo caso, vivimos en un país libre y puedes aceptar lo que te venga en gana siempre que no incumplas las leyes, circunstancia que en mi opinión -y puedo estar equivocado- obviaste. Eso sí, hubiera sido de agradecer hacerlo todo como los hombres y no por la espalda.

      Nunca te pedí que vinieras conmigo porque a ningún sitio me fui. Me echaron y sin cumplir el contrato firmado para ello, lo que ha comportado una demanda mercantil que ya anda por los juzgados madrileños. Y no te lo hubiera pedido porque aunque hiciste siempre un buen mantenimiento nunca aportaste valor, y porque te gusta demasiado la buena vida como para llevarte por un camino que iba a ser difícil. El camino recto siempre lo es. Suficiente carga fuiste, pese al mantenimiento, desde que creamos para ti el servicio de warrants, servicio que reventaste como lo que vino después. En realidad pienso que, desde un punto de vista del interés profesional, lo mejor era separar caminos. Eso sí, tu obligación era hacerlo respetando los códigos, ocupándote de tus obligaciones para con tus empleados y respetando el capital que representabas, sin facilitar que tus amos incumpliesen sus obligaciones primero, y sin afirmar después públicamente que había sido mi decisión para dejar así a Ágora con el culito al aire delante de los cientos de clientes que seguramente se sintieron abandonados de la noche a la mañana. Pero claro, eso es precisamente lo que convenía a quien quería quedarse con los clientes que llevamos para montar el tinglado… ¿Verdad? Ojo con el cerebro “amiguete”, que es una máquina que sirve a muchos para reinterpretar la realidad a fin de que puedan mirarse al espejo por la mañana.

      Feliz año majo, aunque yo sólo te deseo la suerte que te mereces. Tanto en tu trabajo como en los tribunales. Brindemos por eso. Y recuerda, Roma no paga traidores.

      Me gusta

    1. Pues casi que te lo agradezco Enrique, vergüenza me da cada vez que lo veo y tengo que pensar que ésta y otras hazañas se hicieron usando el nombre de Ágora. Y dolor me causa no haber obrado del modo en que debí hacerlo. En fin, uno no nació hijo de empresarios ni enseñado.

      Feliz año caballero.

      Me gusta

    1. Lo reclama Ecoprensa (con Cabrero al aparato, por supuesto). Efectivamente, el mundo al revés. Me obligarán por tanto a que demuestre que todo lo dicho es cierto, y muchísimo más para limpiar mi nombre con una demanda que cuestiona la reputación de Ágora y de mi propia persona. Estos chicos nunca tienen bastante, huelen dinero y se lanzan al cuello. Pobres, son muchos y muchos millones enterrados en su faraónico proyecto, es de entender.

      Me gusta

  34. Puedes anticiparnos, Carlos, como ha ido la comparecencia que Iburo tenía este mes en el Juzgado y el exhorto de Cabrero? Espero entiendas que a los que seguimos tu asunto nos gusta estar bien informados. Mucha suerte y besos.

    Me gusta

    1. Hola Margarita, la comparecencia de Iburo es el 30 de este próximo mes de marzo como puedes ver en el post que colgué…

      https://carlosdoblado.com/2016/01/21/hablando-de-jueces-que-quitan-y-dan-razones-en-el-mercado-y-en-el-agora-en-capital-radio/

      Evidentemente, y en la calidad de personaje público que es Joan Cabrero en tanto en cuanto que persona que aparece a diario en un medio de comunicación como es elEconomista, y pudiendo sus lectores estar interesados en cuales son sus gestas para así decidir si merecen confianza (que hay que pagar por los servicios de Ecotrader), así como por mi derecho a clarificar todas estas cuestiones, iré informando. Gracias, de vuelta esos besos.

      Me gusta

  35. Tras una lectura rápida, no me he enterado de lo que ha pasado, mas alla de que hay algún problema entre C.Doblado y J.Cabrero, y por tanto no puedo formarme una opinión ni tomar partido. Y el texto es demasiado largo y denso como para aventurarme a una 2ª lectura mas detallada. Es recomendable comenzar comenzar con una síntesis que explique lo hechos de forma resumida y cincreta en unas pocas lineas; el lector que quiera mas detalles puede seguir con el resto si quiere

    Me gusta

    1. Con respeto Toni, pero creo que las cosas a veces son complicadas y no admiten mayor sintesis sin perder información que es importante, como es el caso. No hemos acostumbrado a que nos lo den todo mascadito y a veces es bueno poder leer y tener que pensar un poco sobre lo que leemos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s