No te preocupes osito, que yo siempre me equivoco

Semana de transición para las bolsas europeas, que siguen siendo las peores de la clase. Como argumento para encajarlo propondré el movimiento alcista del euro/dólar, que beneficia las cotizaciones norteamericanas por la vía del hedging de divisas. En cualquier caso, la debilidad europea no es algo que no tengamos claro a estas alturas, pues es ya el argumento de unos bajistas que lo tienen más complicado a la hora de aferrarse a todo lo demás, sobre todo a aquello que utilizaron para justificar el fin del mercado alcista en Wall Street. Si atendemos al S&P500 total return, el cierre del hueco bajista desplegado en la primera sesión del ejercicio es ya un hecho tanto en gráfico diario como en gráfico semanal; de modo que el índice cotiza ya claramente en positivo, quién lo iba a decir.

Los emergentes, los bancos y las materias primas, antaño sus maléficas majestades, han tirado como locos y parece que hay que ir en busca de otros prados menos verdes para justificar el final de la historia desde hace días. Pero las cosas se le han complicado un poco más a los bajistas durante la semana que hemos dejado atrás.

El crudo norteamericano ha seguido escalando y se ha llevado por delante su directriz bajista principal, el Dow Jones Transportes -responsable de una divergencia que auguraba la gran glaciación- ya hace semanas que dejó atrás los números rojos en 2016, y estos días lideró con brutalidad el nuevo paso al frente de Nueva York para romper también su línea de tendencia bajista. La volatilidad, por su parte, lo que se cargó fue una alcista yendo como suele ir en contra de los movimientos del S&P500, apuntando con ello a los mínimos de los últimos años. Y de China, quién se acuerda ahora de China, cuando técnicamente hay que señalar que ha plantado el mismo doble suelo -s1s2- que dejó el S&P500 hace semanas para empezar a crucificar a los osos de nuevo. Vamos, que China presenta un patrón de cambio de tendencia que plantea la posibilidad de que se haya visto el final del espectacular mercado bajista que arrancó en la segunda parte de 2015.

tribuna

Y la diferencia es que esto que algunos se atreven a llamar rally de mercado bajista en Wall Street, hay que tener imaginación cuando jamás se perdieron los soportes estructurales y estamos a menos de un tres por ciento del máximo histórico, está lejos no, lo siguiente, de mostrar un sentimiento alcista extremo. La fuerte recuperación vivida, tras haberse alcanzado el nivel de pesimismo más radical desde marzo de 2009, ha acercado al S&P500 a su máximo histórico sin que el spread entre alcistas y bajistas haya hecho otra cosa que vivir un necesario y confortable rally que tiene muchísimo margen por delante antes de alcanzar zonas extremas.

TRIBUNA2

La tribuna es corta, pero es que la hora de hacer los deberes para trading en tendencia se produjo entre el momento en que usé el mantra de los bajistas, el esta vez será diferente para advertirle de un sentimiento vendedor capaz de generar un suelo sobre suelo de canal alcista principal, y el día en que le di la mala noticia de que Wall Street iba a volver a subir.

La última oportunidad de los osos, con o sin respiro de por medio, se producirá en la zona de máximo histórico del S&P500. Pero con lo que ha hecho el mercado para mantener el suelo de su canal alcista principal, parece complicado que esté por la labor de recaer peligrosamente. Con todo, es sabido que yo siempre me equivoco, así que pueden estar tranquilos mis queridos bajistas porque que esta vez tampoco será diferente.

TRIBUNA3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s