¿Qué hacemos entonces con la línea de tendencia?

Empecé este blog confesándome un disidente, haciendo rápidamente acopio de muchas ideas filosóficas que nos deben llevar a dudar tanto del conocimiento humano en general como el de la ciencia económica en particular, así que no debería extrañar que mantenga una actitud escéptica con ideas supuestamente muy técnicas y ampliamente asentadas en el habitual uso de los gráficos. Las herramientas están ahí para ser usadas, pero siempre desde una actitud crítica, guardándonos tanto de la sinrazón como de la razón. Después de haberme cargado el uso de gráficos no ajustados, le tocaba a la madame de la aberración. Pese a todo, las directrices son herramientas valiosas, y aunque no permiten tomar decisiones directamente si deben tenerse en cuenta porque advierten sobre posibilidades de desarrollo del precio.

Las directrices o líneas de tendencia puede ser soportes y/o resistencias. En tanto que tal, una directriz alcista perdida invierte sus papeles y pasa a ser una resistencia teóricamente; y viceversa, una directriz bajista pasa a ser un soporte potencial. Se cuenta que a más tiempo se mantenga una directriz o línea de tendencia, y a más veces haya sido  probada, más fiable será ésta como área de soporte/resistencia, así como la estructura del mercado que la sustenta. Por ello, en caso de ser rota, el giro potencial será tanto más probable, importante y peligroso para la tendencia en vigor. No sólo no lo comparto sino que en mi opinión es exactamente al revés: cuanta más alturas ganas más fácil es que pierdas momento sin que la tendencia cambie.

Esto, como ya supone, nos lleva a tener que retrasar las órdenes de entrada y salida en muchos casos. Ciertamente, pero no en menos ocasiones de las que nos evitará operar en balde, sobretodo en las “grandes operaciones”. Y el éxito en trading en tendencia no se obtiene necesariamente con muchos aciertos sino de un óptimo uso de los aciertos, dejando correr el beneficio y sacando gran jugo de unos pocos trades. Si no se mantienen valores que pierden sus líneas de tendencia difícilmente se conseguirá una “gran operación”.

chart1

Puede verse en el chart de Sogecable, el primero a la izquierda, como la ruptura de una directriz bajista no supone finalmente nada en sentido alcista. La antigua directriz ofrece soporte, pero los precios se mantuvieron firmemente sujetos por la primera resistencia asociada a dicha directriz -el último máximo decreciente que se utilizó para trazarla- para recaer finalmente. Con el tiempo los precios alcanzarían niveles en el entorno de los 6€ al fracasar por tres veces en la zona de los 27.

En el gráfico contiguo, de Acerinox, puede verse también cómo se pierden directrices alcistas pero nunca los soportes horizontales más próximos y relevantes, con lo que la secuencia de mínimos sigue siendo creciente aunque se rompan las diferentes directrices alcistas que pueden irse desplegando sobre el chart a medida que los precios van ganando altura. Así, con la ruptura bajista de una directriz alcista, únicamente se deceleran los ascensos y se construye tendencia sobre una pendiente de subida más razonable y sostenible en el tiempo.

chart2Broadcom, nuestro tercer caso, es el paradigma de operativa en base a una directriz. Tras un proceso alcista de grandes proporciones, la compañía de semiconductores rompe la directriz alcista al tiempo que se deja su primer soporte horizontal relevante. Un especulador no debiera mantener intacto en cartera un activo que deshaga una tendencia con tanta claridad: rompe la directriz alcista y soporte asociado, al tiempo que se da paso a una secuencia gráfica constatable de mínimos y máximos decrecientes en el corto plazo, comprometiendo el discurso alcista previo. Un discurso que sólo quedará completamente anulado al perderse la zona de 100$, perforándose así a la baja un movimiento lateral de gran duración. De alcista a lateral y de lateral a bajista, una secuencia ideal con un típico patrón técnico de cambio de tendencia -hablaremos de ello próximamente-.

Las directrices inversas o resistencias crecientes/soportes decrecientes son elementos de soporte especialmente singulares. De gran interés sobre todo para los que tratan de anticiparse a unos cambios de tendencia que, frecuentemente, son muy exigentes en términos de riesgo monetario. Estos puntos son áreas de sobrecompra/sobreventa bastante efectivas por lo general.

Puede verse en el último gráfico, del S&P500 total return, la utilidad que puede tener a la hora de prever un giro el unir los máximos crecientes/decrecientes -al menos de corto plazo, para generar una tendencia temporal en contra de la de orden superior-. En caso de que se puedan constatar otros elementos potencialmente bajitas en dichas zonas relevantes, éstos adquirirán más importancia. Pese a los diferentes patrones bajistas desplegados, sin embargo, el alza de fondo no ha sido abortada y hoy existe mucho espacio en el mercado antes de alcanzar esas dificultades crecientes tras un largo movimiento de traslación lateral/bajista.

chart3

A veces se escuchan o se leen comentarios operativos que no sólo vinculan la entrada del mercado a una directriz alcista o directriz bajista. Más grave aún, se utilizan las zonas superadas -que pasan a ser resistencia o soporte- como zonas de stop loss. Cuando leo chartismo parece como si estas herramientas no fallasen nunca, cuando lo cierto es que lo hacen muy a menudo. Por ello, la clave no está ahí sino en la actitud. Si el éxito se puede resumir en dejar correr la ganancia y cerrar la pérdida, gestionar adecuadamente el acierto es tan clave como hacerlo con el error. Y para gestionar los errores no se trata de poner una cifra porcentual de pérdida máxima sobre la inversión a priori, ni de tomar el nivel de confirmación al que se vinculaba la entrada en el mercado como elemento que ya no puede perderse una vez superado. Este es un blog de análisis técnico que se preocupará por los errores y cómo enfrentarlos. Como he hecho desde Bolságora y Ágora EAFI siempre, no voy a dejarle a su aire cuando las cosas no han salido bien.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s