El mercado es un ser vivo, un ágora

Es necesario incidir en que mucho de lo que vemos y hacemos desde un punto de vista técnico dista mucho de ser consecuente con la idea de tendencia. Y también resulta imprescindible darse cuenta con toda claridad de que trabajar la tendencia sin correr el riesgo de morir en el intento no pasa sólo por observar la dirección de los precios sino por encontrar un modo de relacionarse con los altibajos de ésta. Son los mínimos lo que más importa en una tendencia alcista. Y los máximos lo que más importa en una bajista. Más cuando uno lee a los analistas técnicos se dará cuenta de que en gran medida se pone énfasis en la ruptura de resistencias y soportes, en que crezcan los altos en tendencias alcistas y se perforen los mínimos en las bajistas. Debiéramos, insisto, poner nuestro foco en lo contrario, y asimilarlo nos permite darle un sentido racional a las pautas técnicas.

Definimos tendencia como la dirección o sentido del mercado, percibida a través de los precios de cualquiera de los activos cotizados en éste. Los precios en el mercado se expanden y contraen en ondas, con máximos y mínimos relevantes sucesivamente más altos en los movimientos alcistas, así como máximos y mínimos relevantes sucesivamente más bajos en los movimientos bajistas. Este es un concepto absolutamente esencial para el análisis técnico, que es básicamente un sistema de seguimiento de tendencias (y de su discusión en niveles avanzados del mismo).

Contra lo que hacen los enfoques tradicionales, me parece poco razonable dividir el conjunto de pautas gráficas enformaciones de continuidad y de cambio de tendencia.  Me parece que esta diferenciación es completamente irreal y ha cooperado a la sensación de irracionalidad, de esoterismo incluso, que puede trasladar el análisis técnico sin un enfoque meditado y continuamente relacionado con la tendencia. Normalmente veo cómo se pasa de puntillas sobre la idea de tendencia, convirtiendo el chartismo en una especie de acampada en el zoológico de los nombres, en una colección de dibujitos que parecen tener poderes sobrenaturales y poco o nada con la tendencia de la que emanan. Tenerla presente hace difícil aceptar esa línea divisoria que parece existir entre patrones de cambio de tendencia y pautas de continuidad en la tendencia.

El mercado es un ágora

Si hay mercado todos los días es porque no hay claridad, porque la confusión y la incertidumbre predominan. De otro modo, en una situación de claridad, habría consenso y los ajustes serían inmediatos. Pero en lo social el consenso no existe más que como burda aproximación. El mercado, que es un democracia cualitativa -cada agente tiene una fuerza directamente proporcional al dinero que gestiona y por tanto completamente distinta al resto de los participantes- que está en perpetuo cambio y reflexión. Y no podría ser de otro modo a la luz de algo innegable: las situaciones cambian constantemente y por definición en las cuestiones sociales. Y como nos advirtió Soros, de un modo reflexivo. Puede que la economía sea la cuestión social por excelencia.

Así, el mercado tiene como función el validar constantemente la situación de cambio continuo que se produce en la percepción de la realidad de los agentes -el conocimiento de la realidad como tal nos está vedado-. Y éste no sólo reflejaría la realidad, sino que también crearía parte de la misma. Soros lo llama función manipulativa El mercado es por tanto un lugar de debate, donde los argumentos se concretan en la toma de decisiones y se miden en dólares, yenes o euros. Las discusiones intelectuales que se producen en este ágora van más allá de las ideas, pues está implícita toda palabra y acción que tenga efectos de alguna clase en el mercado por la toma de decisiones que de éstos puedan derivarse: una acción, una orden de compra o de venta.

Estos pensamientos se agregarán siempre en torno a una dirección del mercado. Sea cual sea el motivo por el que un participante toma una decisión, y puede haber cientos diferentes a cada lado de la tendencia y perfectamente razonables muchos de ellos en ambos lados, lo cierto es que todo coadyuva a la agregación de argumentos en una dirección del mercado. Toda decisión, a medida que ganan o pierden fuerza los argumentos de cada agente, supondrá bien una retroalimentación de los posicionamientos propios, bien un cambio en el alineamiento de fuerzas.

Durante las tendencias habrá una razón dominante aunque haya argumentos para todos los gustos. Los mínimos y máximos crecerán mientras los argumentos dominantes sean optimistas con respecto al bien cotizado, sea un valor, bono, materia prima o divisa. De la misma forma, los mínimos y máximos decrecerán mientras las ideas dominantes sean pesimistas. Sin embargo, habrá momentos en que las tendencias serán puestas en tela de juicio, se producirán reflexiones trascendentales en el ágora de las que alguna clase de tendencia saldrá reforzada, deteriorada o rota. Estos debates tomarán la forma de pautas identificables frecuentemente, patrones que son el reflejo de momentos en que existe un cierto equilibrio en el mercado, momentos de remanso que, como siempre, darán paso a una nueva tormenta, a un nuevo paso en la dirección dominante o a un cambio en la situación de la tendencia vigente, invirtiéndola.

Quédese con la idea de que el mercado es una criatura viviente, un lugar social, porque todo lo que vamos a ver próximamente tiene que ver con esta idea; y con como se articula este pensamiento con la idea de tendencia. Propensión y metamorfosis. Continuidad y cambio de tendencia: no hay más en realidad.

Anuncios

3 comentarios en “El mercado es un ser vivo, un ágora

  1. Buenas tardes Carlos : Reitero mi respeto y reflexión a todo cuanto escribes y hablas. Años atrás, ignorante yo aún más que hoy, me fijaba q una acción no caía hasta donde yo quería. Tenía miedo en comprar ‘alto’ y esperaba que bajase más. Y no la pillaba, y me quedaba con un precio más alto. Lo mismo al revés. Quería vender ‘arriba’ y no llegaba. Se estaban construyendo mínimos crecientes y máximos decrecientes. Contigo empiezo a comprender…

    Muchas gracias de nuevo. Mis respetos. jt

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s