Los bonos me generan mucha inquietud

Semana de fuerte corrección en el mercado europeo y sensaciones contradictorias en Wall Street, que se mantuvo fuerte pese a un escenario que empezó a enrarecerse con la mejora de los bonos del miércoles; movimiento que acabó de clarificarse tras la publicación del dato de desempleo norteamericano el viernes con un rally brutal. Desde luego, los bonos parecían predispuestos a liarla y así lo comentábamos desde los contenidos diarios de la web de Ágora el viernes por la mañana.

El nuevo repunte de los bonos norteamericanos parece ponernos frente a un triángulo de continuidad alcista en precios. Y como puede verse en el gráfico adjunto, la recuperación que la renta variable mantiene desde febrero coincide con un 10 años en lateral. El rally previo de éste coincidió con un desplome de las acciones, Es la única cosa que desentona de forma ostentosa, todo sea dicho. La volatilidad está en los mínimos del ejercicio, el viernes incluso bajó ligeramente, y el crude oil sigue sin perder un simple soporte de corto plazo pese a estar en zona de muy fuerte resistencia. Hay que decir, sin embargo, que la presión al nivel de máximo histórico que plantea desde hace días el S&P500 en su versión total return no está esta vez refrendada por el Dow Jones Industrial TR, que se ha quedado ligeramente por detrás.

Japón y Europa compusieron la parte negativa de la historia. Una vez más. Y la ruptura de los mínimos históricos en el yield del Bund alemán resultan aún más inquietantes que el triángulo de los bonos norteamericanos.

Como siempre, correlación no es necesariamente causalidad. Entre otras cosas porque las relaciones mutan según se siente el mercado preocupado por unas u otras circunstancias macroeconómicas. Pero esto abre una debilidad potencial en zona de máximo histórico del mercado norteamericano, y después de que nuestro IBEX35 y el EuroStoxx50 total return hayan flaqueado tras regresar del tirón a la zona de resistencia previa. Obviamente la pérdida de la zona de mínimo previo mandaría un mensaje bajista ante el que cabría tomar decisiones. Curiosamente, los índices de China ofrecieron una llamativa ruptura alcista que recuerda a la propuesta por las bolsas occidentales durante la semana anterior.

A nivel sentimiento, algo de lo que no me ocupo desde los mínimos de febrero, no hay auténticas novedades. Con la volatilidad en mínimo de los últimos meses, quizá lo más llamativo es que hace algunas semanas tocáramos de nuevo la zona 1,10 en la media de 10 sesiones del ratio put/call. Como puede verse en el gráfico adjunto, con la excepción de lo que sucediera semanas antes del desplome de agosto de 2015, eso es algo que sistemáticamente coincide con momentos favorables a la toma de posiciones largas. Personalmente, sin la pérdida de los mínimos de abril en Wall Street me cuesta creer que los alcistas resulten realmente vulnerables, y la sesión de este viernes al final no transmitió ninguna debilidad al otro lado del charco. Tuvimos una semana de transición, como cabía esperar en el mejor caso para los alcistas tras el atracón de la semana previa. Si el S&P pierde los 2.085 podrían ponerse a prueba de nuevo los mínimos de abril.

Anuncios

2 comentarios en “Los bonos me generan mucha inquietud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s