El desarrollo del patrón de cabeza y hombros

Introducía el patrón de cabeza y hombros la semana pasada, y como antes con el cabeza y hombros invertido lo hacía intentando facilitar una conexión entre lo que se “esconde” detrás de cada formación: la tendencia. Veamos paso a paso qué es lo que sucede para la formación y confirmación de un patrón de cabeza y hombros de la mano del que desplegó el S&P500 total return durante los primeros meses de 2015.

hchsp

Desarrollo del patrón de cabeza y hombros

FASE 1

Al principio tenemos un movimiento más o menos constante al alza de los precios, aunque no sin sobresaltos. Llega un momento en el que el despliegue de con un despliegue de nuevos mínimos y máximos crecientes es más bien infructuoso, y el mercado se lateraliza al menos en el más corto plazo.

¿Puede advertir la confirmación de una pequeña pauta como la que se proponía a principios de 2015 de un gran cambio de tendencia?

Lo cierto es que parece difícil aceptarlo, incluso aunque luego se produzca una fase lateral más amplia -veremos pronto el doble techo- que también se resuelve a la baja. Incluso aunque hayan caído diferentes niveles de mínimos crecientes relevantes podemos ver que no se produjo un cambio de tendencia. ¿Eso se debe al tamaño de los patrones? En absoluto. Se debe a que esas son cuestiones que un analista técnico no puede conocer ex ante. Dejar de ser alcista te puede poner, simplemente, en lateral. ¡Y qué difícil será hacerlo mejor que el mercado a partir de ese momento! Y ese momento amigo, no es algo que se dé pocas veces.

¿Y una grande? Pues tiene mayor objetivo mínimo, lo que ayuda, pero en realidad tampoco.

FASE 2

Tras la caída de una directriz bajista pueden pasar muchas cosas como ya saben. Y frecuentemente ninguna. Aquí acaba produciéndose cambio de tendencia, pero sólo en el corto plazo. Como puede verse, actualmente el índice marca nuevos altos históricos. Lo de la relativa importancia que tienen las directrices es algo que ya hemos visto aquí.

Estamos en la fase de distribución, al menos en relación a la última fase de la tendencia en curso, en la que mínimos y máximos dejan de tener una clara inercia compradora. No tenemos el final de la tendencia, sino en realidad sólo un ajuste de la misma en lateral. ¿No es eso, en un grado superior, lo que acabamos teniendo finalmente aunque haya una fuerte corrección de corto plazo?

Los libros de análisis técnico están repletos de referencias al volumen en esta fase, parametrizando toda la secuencia con referencias al comportamiento que debe tener éste. Puede usted perder todo su tiempo en buscar alzas y bajas del nivel de negocio. Como sucedía con el cabeza y hombros invertido, si tiene suerte encontrará algunas para hacer un librito de chartismo más.

FASE 3

Los máximos son ligeramente decrecientes, ni siquiera de un modo muy perceptible en esta ocasión. No se trata de que usted vea lo que le pondría un manual que quiere venderse, sino de que entienda que lo que importa no es el dibujo sino lo que éste plante: los máximos ya no crecen. Ya se ha formado una resistencia y un soporte que resultan muy evidentes y que ponen límites al debate, al proceso de tipo lateral en el que alcistas y bajistas intentan medrar sin éxito hasta el momento. En ese momento ya se ha formado una línea clavicular o resistencia clave que nos permite delimitar una zona que dé por confirmado un cambio de tendencia que, debemos recordar, se consigue porque se rompen máximos decrecientes y no porque un ángel se haya hecho carne.

FASE 4

Punto de confirmación del patrón, al que usted deberá asignar el filtro técnico que prefiera -hablaremos de ello-. A posteriori descubriremos que la tendencia ya es bajista antes de que se rompa la pauta a la baja, pero aún no lo sabemos. Bueno, sí, ya sé que muchos ya lo saben, tienen poderes gráficos, digo mágicos. No hay patrón sin confirmación.

Del mismo modo que no existen formaciones con poderes, tampoco existen líneas mágicas. Contra la idea generalmente aceptada que liga la confirmación a la línea de cuello o clavicular (la que en azul une los mínimos de la fase 3), lo cierto es que la confirmación final de cualquier formación y, por tanto, del cambio de tendencia de alcista a bajista, se produce con la rotura de un mínimo previo que resulta relevante para la tendencia compradora que suponemos está cambiando. Es en este momento, formado al completo el segundo hombro (H), y nunca antes, cuando se puede hablar de figura de vuelta en cabeza y hombros.

Recuerde, su vecino bloguero tiene podemos, pero nosotros no. Antes de la confirmación podemos ser todo lo bajistas que consideremos justo y necesario, pero por favor que sea en base a otros argumentos y no en base a la presencia de un patrón de cabeza y hombros (HCH).

 

El `Pull-back´

En ocasiones, tras el movimiento que ha llevado a los precios a conseguir la confirmación alcista de la pauta, los precios vuelven a la antigua zona de resistencia clave, ahora soporte –principio de polaridad-. Y en ocasiones, como puede verse aquí, el mercado se mueve hasta la zona de alto previo incluso. El debate es más amplio, el lateral sigue abierto con nuevos niveles que lo definan. Podría también no haberse producido ninguna clase de pull-back como pasa en la ruptura de agosto cuando el debate vuelve a resolverse en favor de los vendedores (por un tiempo al menos).

Y por supuesto, como puede constatarse aquí, no sólo una formación puede derivar en un lateral en lugar de tendencia en sentido  contrario. Un lateral que en esta ocasión se volvió a resolver en la dirección de la formación de cabeza y hombros pero no puede sacarse la conclusión de que casi siempre vaya a ser así. Para nada. Una formación puede abrir un cierto trecho cuando funciona, y no estar anunciando la desaparición de nada. Ojo porque los técnicos tendemos a ver el final de los tiempos detrás de cada pauta bajista.

 

El cabeza y hombros en continuidad bajista

hchBBVA

Una formación técnica, cualquiera de ellas en lo que respecta a la colección de patrones del chartismo occidental clásico, no sólo se encuentra siempre en los dos lados de la tendencia para cumplir con el principio de fractalidad -estamos ante la pauta de espejo es el cabeza y hombros invertido-, sino que además puede funcionar tanto como patrón de vuelta y como de figura continuidad. No olvidemos que no estamos ante algo mágico, sino que sencillamente hablamos de momentos de equilibrio, de reflexión, y por tanto de condiciones abiertas que pueden resolverse tanto a favor de la oferta -por el lado bajista-, como de la demanda -por el comprador-.

En el siguiente ejemplo, del BBVA, puede verse como la pauta de tipo cabeza y hombros invertido (hch) no aparece tras una secuencia de mínimos y máximos crecientes o tendencia bajista, al menos no una que cuestione a la anterior siendo como es la que vemos una sucesión de mínimos y máximos crecientes en el muy corto plazo. Aparece, por tanto, tras un simple rebote que sirve para que se ajuste la sobreventa generada por el proceso de mínimos y máximos decrecientes previamente desplegado. Un patrón es una reflexión, un receso, un debate, un período de equilibrio temporal. Nada más. Puede producirse justo en la zona de mínimos o tras un repunte. No hay diferencias.

La figura de vuelta en cabeza y hombros es una victoria de la demanda tras un tiempo en que la oferta campó a sus anchas en el mercado, mientras que la formación de cabeza y hombros en continuidad alcista es una pauta chartista en la que la demanda se impone tras un momento de reflexión que ajusta más bien en en tiempo una tendencia alcista previa. Puede verse como el repunte se agota en la primera resistencia relevante, y que los máximos y mínimos clave en el proceso de fondo no han dejado de ser crecientes por tanto. El mercado cuestiona la inercia dominante, pero finalmente los precios rompen a la baja el debata que se establece tras un rebote visible y la situación de fondo no se altera.

En el próximo post, monográfico sobre zonas de stop y objetivos mínimos que será extensible también a cualquier patrón bajista para adjuntarlo a futuros patrones y no tener que estar con el copy/paste más allá de lo estrictamente necesario.

Anuncios

2 comentarios en “El desarrollo del patrón de cabeza y hombros

  1. Hola Carlos. Leo con atención todos tus pubicaciones en el bloq. En ésta, en la fase uno, yo veo una pauta terminal. Que todo lo que ocurre con posterioridad es consecuencía de dicha pauta. Que al perder la linea de aceleración que une los minímos crecientes se produce un periódo de reflexíon ( equilibrio de fuerzas ) entre compradores y vendedores con el consiguiente formación de h-c-h y posterior formación de un techo de mercado que con la perforación de dicho mínimo se produce la posterior caida hasta el arranque del inicio de la pauta terminal, casi la cumple a la perfección según la teória. Puede que esté equivocado, pero es mi punto de vista.
    En tu contencioso con Ecotrader te deseo toda la suerte, fuerzas y mucha paciencia. No todas las veces a quien lleva la razón se la dan los tribunales. Hay un dicho que dice, ” más vale un mal arreglo que un buen pleito”. Un saludo

    Me gusta

    1. Hola Miguel, por supuesto pueden verse diferentes patrones, y algunos (muchos) proponer cosas muchos antes que un HCH, que es una formación tendencial.

      Es bien cierto lo que dices, pero no se puede arreglar nada con quien te echa de una patada en el culo, no te paga alegando que no trabajas y además no te has sometido al interés comercial de quien tenía que hacerlo (obvio, era algo absolutamente inmoral), se lleva a dos de los tres socios de la noche a la mañana pese a que no les paga en su anterior empresa por lo citado, y que ni siquiera recibe a tus abogados. Es difícil tener la cara más dura.

      De hecho, por no hablar, no lo han hecho ni cuando formalmente les he informado, por burofax que es como a ellos les gusta manejarse, de que en su casa parece estarse haciendo asesoramiento encubierto y un presunto uso fraudulento de sus bases de datos. Y es una información que les he ofrecido al margen de la cuestión comercial porque a mi no me gusta mezclar churros con merinas ni soy de los que hace ofertas que no se pueden rechazar. Ni una palabra, han mirado hacia otro lado sin querer si quiera ver las pruebas con las que cuento. A mí me parece inexplicable salvo que estés en el ajo de principio a fin, pero… Yo llevaré mis papeles a CNMV y ANPD, y os contaré la historia para que, como siempre, seáis vosotros los que decidáis. Ya sabes, ofrecemos los datos y la opinión es vuestra que dicen por ahí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s