Sí, elEconomista es un diario marxista

Nuevo capítulo sobre la historia de este emprendedor en relación a la aberrante forma en la que se conducen en elEconomista para no pagarle tras 8 años dando el callo para ellos. Nuevo capítulo sobre la falta de coherencia entre acciones y postulados, sobre la ley del embudo, que nos ha traído hasta aquí, hasta el empoderamiento de la gente cabreada.

Te mostraba en Y elEconomista al servicio de Podemos, un correo electrónico en el que uno de mis socios confesaba que los ejecutivos de Ecoprensa le habían presionado poniéndole entre la espada y la pared para que obrase de una forma que dejaba a su propia empresa casi fulminada. Poco le importaron sus obligaciones legales para con la empresa y sus empleados.

En realidad todo podría haber sido diferente si yo hubiera aceptado una de esas ofertas que no se pueden rechazar. O sí, vosotros podréis decírmelo en su momento… Hoy en día, mi socio y el de la oferta irrechazable, el dúo calamidad, se dedican a hacer aquello que hacíamos como Ágora, pero sin compartir el botón pese a que su empresa no ha lo pactado con elEconomista ante una eventual ruptura. Todos ellos se han llevado un buen pastel y una colección de demandas/querellas.

Por si no fuera suficientemente grave por sí mismo, de ese correo se deriva también un incumplimiento brutal de los principios de los que presume Editorial Ecoprensa. Afirman ellos estar en contra de la presión sobre las personas físicas y demás agentes de la sociedad para tratar de servir a sus propios fines, pero luego resulta que Joan Cabrero, hombre clave en su juguete, afirma que ha sido puesto contra la espada y la pared por los ejecutivos de la casa. Pura escuela austrosiciliana.

 

¿Se ríen en elEconomista de sus propios principios fundacionales?

Pero el incumplimiento de principios fue masivo. Adjunto lo que afirma la editora de elEconomista en el burofax por el que se nos comunicó que nos enviaba a la porra y sin el pertinente pago. Luego te planteas si encaja con esos principios de los que presumen:rescision

Y es que el quinto de los principios de los que presume elEconomista desde su web corporativa también fue mancillado. Cinco, que rima con hinco.

5

 

¿Concuerdan los principios de elEconomista con los actos de sus ejecutivos?

Si te fijas, verás que elEconomista argumentó que no habíamos realizado prácticamente ninguna operación bursátil, y lo hizo para no pagar lo pactado por quedarse con nuestros clientes.

Posteriormente, sin embargo, para intentar no tener que enfrentarse a nuestra legítima reclamación y de paso sacarme algún dinero más por mi atrevimiento, han afirmado ante la justicia que en realidad fueron unas 60 operaciones en seis meses, una cada dos días (prácticamente ninguna, claro, aunque de eso os hablaré también en otro post). ¡WTF!

En nuestro contrato no existía una sola línea que hiciera referencia a la frecuencia operativa porque jamás la hubiera aceptado. Eso supondría una voladura de la muralla china que debe existir entre una operativa independiente y los intereses comerciales.

ALFONSO

 

Me quedo con lo tuyo sin pagarte nada. Y si no te gustan mis principios, tengo otros.

¿Son o no son marxistas nuestros admirados amigos de elEconomista? Esto, que es ya de por sí delirante, resulta especialmente decepcionante viniendo de quien en el quinto de sus principios fundacionales plantea que tratará de mejorar la transparencia, credibilidad y eficacia del mercado de valores a fin de que su correcto funcionamiento resulte adecuado y HONESTO para el ahorro de los españoles. ¡Pero qué poético!

¿Puede alguien explicarme cómo se favorece un tratamiento adecuado y HONESTO del ahorro de los españoles cuando el asesor puede ser rescindido si no opera lo suficiente para que elEconomista se dé por satisfecho de cara a sus campañas comerciales?

¿Es una operativa inflada por las pretensiones de elEconomista algo que favorece a los clientes y lectores y, por ende, al país? Puede olvidarse de los principios de esta gente.

 

marxista

 

 ¿Hubieran querido una operativa así para “su” sicav los fundadores de elEconomista cuando la salvé de la quema en 2008? Puede estar usted seguro de que no. De hecho, a primeros de 2009 recibí la orden de comprar poco por muy alcista que fuera mi hipótesis.

Con Ecoprensa estamos ante lo de toda la vida en este país: la ley del embudo. Gravísimo produciéndose en un medio de comunicación que intenta decirnos todos los días a los demás cómo debemos comportarnos…

Para los “señores” Iburo y Cabrero, imputados por administración desleal y apropiación indebida, capaces de aceptar todo eso y mirar para otro lado, cuesta encontrar calificativos. En lo que seguro que estaremos todos de acuerdo, es que en lugar de EcoTrader, la herramienta que dirigen debería llamarse ya EcoVader…

Y ahora es cuando te pido que compartas esto en tus redes, que te comprometas y hagas un esfuerzo, que tomes un mínimo riesgo y pierdas algo de tu precioso tiempo revelándote contra lo que podrían haber hecho con tu vida. O puedes hacer como la mayoría e ignorar aquella famosa poesía que Bertolt Brecht nunca escribió…

 

poesia

Me despido, como casi siempre, con uno de esos temas de Eldorado que tanto me han ayudado estos meses para imaginarme el futuro, ese futuro que debemos pensar antes de tomarnos la pastilla roja o la azul.

Despierta querid@, y bienvenido a la ecojungla.

https://eldoradorockband.bandcamp.com/track/mutaciones

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Sí, elEconomista es un diario marxista

  1. Hola Carlos,

    Me parece fenomenal que denuncies los abusos y las ilegalidades que te han sucedido. Chapeua. También me parece fenomenal que tengas unas creencias liberales, las defiendas y hagas pedagogía con ellas. Chapeau.
    Al margen de la denuncia concreta, ¿no te hace pensar todo lo que ha sucedido que el libre mercado ni es tan libre realmente ni el modelo tan perfecto? Ojo, ni mucho menos te recomiendo otros modelos, no voy por ahí. Sino a que tal vez lo que te ha sucedido, quizás te ha hecho reflexionar sobre que los modelos ideales acaban fallando por la corrupción. Por ejemplo en el liberalimo existe la idealización del lucro como motor de una sociedad más justa y rica; o la exaltación del individualismo como promotor del bien común de manera espontánea y garante de las libertades para todos. Creencias respetables, bien argumentadas por algunos economistas clásicos y otros más recientes, pero que al final acaban fallando por la corrupción de las personas… La codicia lleva al uso de la fuerza por parte del poderoso, y eso no hay modelo teórico que lo detenga, al final la bestia siempre asoma. Tus derechos y libertadaes han sido pisoteados.
    …Si al menos funcionara bien la Justicia! Pero quizás eso es otra utopía más. Si el poderoso necesita justicia tiene siempre los medios para procurársela, poco incentivo tiene a que haya un sistema judicial fuerte e independiente.
    En tu caso, el poderoso no lo es tanto y espero que puedas salir bien.

    Ánimo!

    Me gusta

    1. Hola Acho,

      Como bien dices, tengo creencias. ¿Qué significa eso? Pues que son arquitecturas mentales que no pasan la prueba del algodón como con impecables argumentos comentas. Al final peca de lo mismo que todas las ideologías (igual que el marxismo que combate), ignorando que serán llevadas a cabo por seres imperfectos (animal spirits, que dirían los keynesianos).

      Y sí, me temo que luego viene la utopía dos. O tres, o cuatro, uno ya no sabe… Sólo hay que ver lo que se destina del PIB a justicia aquí y lo que se destina en Alemania. En mi caso el poderoso no lo es tanto, aunque no es cualquiera…, y gracias a Dios uno tiene posibles para encontrar un buen abogado. Pero entre tú yo yo, confianza la justa porque luego la ley se aplica con gran benevolencia al reo.

      Un abrazo amigo, y gracias por tus líneas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s