El desarrollo del patrón de tipo doble suelo

Introducía el de tipo doble suelo hace unos días, y como hago en cada formación intento proponerlo sin que perdamos de vista la conexión que se “esconde” detrás de cada formación: en torno a esto gira todo Veamos paso a paso qué es lo que sucede para la formación y confirmación de un doble suelo…

Desarrollo del patrón de tipo doble suelo
eurostoxxdoblesuelo

FASE 1

Al principio tenemos un movimiento más o menos constante de caídas en los precios, aunque no sin tentaciones alcistas irrefrenables -y por experiencia lo sé-. Llega un momento en el que el despliegue de nuevos mínimos y máximos decrecientes parece volverse infructuoso, y el mercado se lateraliza al menos en el más corto plazo. ¡Ya tenemos un doble suelo! Pues no, aún no.

FASE 2

Tras las caídas se asiste a una fase de acumulación, al menos en relación a la última fase de la tendencia en curso, en la que mínimos y máximos dejan de tener una clara inercia vendedora. No tenemos el final de la tendencia, sino en realidad sólo un ajuste de la misma en lateral.

FASE 3

Entienda que lo que importa no es el dibujo sino lo que éste plantea: los máximos ya no decrecen, se ha formado una resistencia y un soporte que resultan muy evidentes y que ponen límites al debate, al proceso de tipo lateral en el que alcistas y bajistas intentan medrar sin éxito. Se ha formado una zona que permite delimitar los elementos que darían por confirmado un cambio de tendencia en el caso de ruptura de máximos decrecientes. Ningún milagro.

El índice ya ha planteado un punto de confirmación del patrón, al que usted deberá asignar el filtro técnico que prefiera -hablaremos de ello-. A posteriori descubriremos que la tendencia ya es alcista -no es el caso porque el patrón fracasa sin conseguir su objetivo mínimo teórico- antes de que se rompa la pauta a la baja, pero aún no lo sabemos. Bueno, sí, ya sé que muchos ya lo saben, tienen poderes gráficos, digo mágicos. No hay patrón sin confirmación. Con la confirmación, tendremos un doble suelo.

La confirmación final de cualquier formación y, por tanto, del cambio de tendencia de potencialmente bajista a potencialmente alcista en este caso, se produce con la rotura de un máximo previo que resulta relevante para la tendencia vendedora que suponemos está cambiando. Es en este momento cuando se puede hablar de figura de vuelta en doble suelo. Recuerde, su vecino bloguero tiene poderes, pero usted y yo no. Antes de la confirmación podemos ser todo lo alcistas que consideremos justo y necesario, pero por favor que sea en base a otros argumentos y no en base a la presencia de un doble suelo (S1S2).

 

El `Pull-back´

En ocasiones, tras el movimiento que ha llevado a los precios a conseguir la confirmación alcista de la pauta, los precios vuelven a la antigua zona de resistencia clave, ahora soporte –principio de polaridad-. En ocasiones incluso claramente por debajo. Podría también no haberse producido ninguna clase de pull-back, ojo.

Y por supuesto, como puede constatarse en este ejemplo del EuroStoxx50, un cambio de tendencia teórico puede fracasar completamente.

 

El doble suelo en continuidad alcista

doblesueloencontinuidad

Una formación técnica, cualquiera de ellas en lo que respecta a la colección de patrones del chartismo occidental clásico, no sólo se encuentra siempre en los dos lados de la tendencia para cumplir con el principio de fractalidad -la pauta de espejo es el doble techo-, sino que además puede funcionar como patrón de vuelta y también como figura de continuidad. No olvidemos que no estamos ante algo mágico, sino que sencillamente hablamos de momentos de equilibrio, de reflexión, y por tanto de condiciones abiertas que pueden resolverse tanto a favor de la oferta -por el lado bajista-, como de la demanda -por el comprador-.

En el siguiente ejemplo, de Deutsche Börse, puede verse como la formación de tipo doble suelo -s1s2- en continuidad alcista no aparece tras una secuencia de mínimos y máximos decrecientes o tendencia bajista, al menos no una que cuestione a la anterior siendo como es la que vemos una sucesión de mínimos y máximos crecientes en la tendencia principal. Aparece, por tanto, tras una corrección que sirve para que se ajuste la sobrecompra generada por el proceso de mínimos y máximos crecientes previamente desplegado. Un patrón es una reflexión, un receso, un debate, un período de equilibrio temporal. Nada más. Puede producirse justo en la zona de mínimos o tras un repunte. No hay diferencias.

En ocasiones en doble suelo en continuidad alcista se despliega sin ningún tipo de máximo decreciente, caso en el que tiende a llamársele rectángulo. Nombrecito que no aporta nada y sólo serviría para añadir alguna página más a los manuales de chartismo.

La figura de tipo doble suelo es una victoria de la demanda tras un tiempo en que la oferta campó a sus anchas en el mercado, mientras que la formación de tipo doble suelo en continuidad alcista es una pauta chartista en la que los compradores se imponen tras un momento de reflexión que ajusta más bien en tiempo una tendencia alcista previa. El mercado cuestiona la inercia dominante, pero finalmente los precios rompen al alza el debate que se establece mediante un recorte visible en el que la situación de fondo no se altera.

Para gestionar una posición que arranca con este tipo de patrón puede tomar como referencia el siguiente artículo:

https://carlosdoblado.com/2016/05/26/stops-y-objetivos-para-operaciones-alcistas/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s