Te dije que Wall Street iba a acabar haciendo historia…

Ignorando bonos y viejas divergencias, el mercado norteamericano de renta variable volvió a sorprender a casi todos ayer viernes con una sesión de gloria. De la mano de un dato de desempleo mejor de lo esperado, con hueco de ruptura y vela blanca, las versiones ‘total return’ de los índices Dow Jones Industrial y Standard & Poor’s 500 hicieron historia; impulsándose como un relámpago tras el “brexit” desde su media móvil de 200 sesiones ambas han cerrado en cotas nunca antes vistas y plantean de nuevo que quieren dejar atrás dos años de altibajos y dura lateralidad.

Es verdad que si atiende a los índices de contado, como hace la mayoría, que si es usted de los que cree que el análisis técnico funciona porque se autocumple al ver las cosas todo el mundo -si eso fuera cierto, Dow no se hubiera dado cuenta de que estaba ahí fuera porque entonces no había nadie observándolo y por tanto no hubiera podido funcionar-, entonces seguirá considerando que quedan resistencias por romper. Y también estará sorprendido porque cayesen las medias simples de 200 sesiones durante el Brexit. Medias que, curiosamente, se mantuvieron en pie en el caso de que tomemos como referencia índices ‘total return’ en uno y otro índice. Casualmente, claro.

Le concedo por tanto que toda ruptura merece un filtro y que aquí cabe exigir hasta una ruptura en cierre mensual. Por mi parte lo sigo considerando lo más probable, un poco más si cabe, lo cual no significa que el tema esté ganado. El retraso de algunas medias importantes, especialmente el Dow Jones Transportes, la incapacidad del ‘crude oil’ para saltar por encima de los 51 dólares, y una volatilidad que vuelve a acercarse a la zona de 13 puntos, son cuestiones que pueden preocupar legítimamente a los alcistas y respaldar a unos bajitas que, sin embargo, deberían empezar a entender que la recuperación desde base de canal alcista principal tras semejante lateralidad casi siempre consigue imponer nuevos altos. Y aquí hablamos de una subida libre absoluta. La tendencia es la tendencia, y tener fe en ella suele dar buen resultado cuando vienes de un sentimiento negativo extremo como el que tuvimos en febrero desde el frente volatilidad, encuestas de sentimiento, y ratio ‘put/call’.

Y estamos aquí, como contaba la semana pasada, con un mercado temeroso tal y como demuestra la media móvil de 10 sesiones del ratio ‘put/call’. Las actuales no son lecturas de techo sino de suelo potencial -también es verdad que son las que tuvimos el pasado enero y en julio de 2015 antes de los dos desplomes posteriores, pero en términos históricos esos comportamientos fueron atípicos. Como atípica sería una recaída sin que las encuestas de Investors Intelligence hayan vuelto a llevarnos a la zona de sentimiento alcista previamente, circunstancia que no vemos desde que se alcanzase techo de canal alcista principal en el S&P500.

Nunca desde el lateral de los 70 se han resuelto dos cruces del oro intercalados por uno de la muerte -los que generan las medias simples de 200 y 50 sesiones- en favor de los bajistas. Y entonces, Wall Street estaba la situación que dejamos atrás en 2013 marcando nuevos altos históricos en la versión total return del S&P500.

Y mientras tanto mi teoría -que sí, me está haciendo daño- sigue siendo la misma: no tiene sentido una ruptura de más y mayores soportes en Europa mientras Wall Street hace historia. Y sí, atendiendo a las medias total return la hemos hecho. Como he contado ampliamente desde aquí, que un índice baje porque el mercado entrega un dividendo que normalmente vuelve a reinvertirse lo único que consigue es alejar a ese índice de lo que pretende capturar: la expresión de las expectativas sobre beneficios futuros y sobre la situación macroeconómica; que es a lo que se dedica la mayor parte del dinero que permanece a largo plazo en el mercado. El que no entienda que eso es lo que debemos intentar interpretar con los gráficos, es un ‘talichart’.

Comprendo que salirse del consenso y que te puedan tomar por un flipado es duro. Al final, si todo el mundo ve molinos de viento… ¿Qué ganamos con darnos cuenta de que son gigantes? Lo que sí es cierto es que estabas avisado de que Wall Street iba a subir. Esperemos que la subida libre permita recuperar la correlación como así ha sucedido en las tres veces en las que se ha visto algo parecido desde los años 80, y Europa consiga salir de su preocupante situación técnica en el sentido en el que pide la historia.

Anuncios

4 comentarios en “Te dije que Wall Street iba a acabar haciendo historia…

  1. Buenas Carlos
    me gustaría que en alguno de tus artículos hablaras de cómo aplicas el análisis sentimental ( volatilidad, encuestas de sentimiento, ratio ‘put/call’, encuestas de Investors Intelligence, …)
    Para mi son un mundo desconocido, pero como las sueles nombrar, seguro que son importantes.
    Muchas gracias por tus enseñanzas, son un lujo.
    Un abrazo
    Pedro

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s