Consejos para enfrentarte a la desesperación (a tus socios y a elEconomista)

Te contaba hace unos días en estos posts dedicados a esa jungla que puede ser el mundo de la empresa, algunos detalles sobre la encerrona a la que fui sometido días después de que elEconomista presionara a mis socios para que hicieran implosionar a su propia compañía. Y es aquí donde tengo que recomendarte que nunca vacíes la caja aunque tus socios la reclamen. Si tienes dinero en ella podrás mantenerte firme en tus principios y reinventarte si otros los traicionan. Los demás no son como tú.

De la noche a la mañana perdimos dos tercios de los ingresos del negocio, que fueron a parar a manos de elEconomista -que se quedó parte y entregó en monedas de plata el resto a Cabrero-. Decíamos adiós a los ingresos de los muchos años que había pasado levantando la marca Bolságora junto a Alain Galibert, antes de la llegada de Iburo y Cabrero a la compañía. Y sin recibir lo pactado contractualmente para esta eventualidad.

No íbamos a recuperar muchos clientes. La mayoría tenían ya pagado su servicio, la fidelización a los servicios que vendemos es alta, y con Cabrero como nuevo machote alfa de la herramienta de elEconomista éstos tendrían la sensación de que Ágora se quedaba. Al cliente le asusta el barco sometido a la zozobra, por lo que con Iburo y Cabrero rumbo a la casa que nos declaraba a todos incompetentes la jugada de elEconomista era casi perfecta.

Carlos Doblado ha sido abandonado por todo el mundo… ¡Algo habrá hecho! Pues claro, defender los intereses de los clientes a capa y espada y a costa de sus intereses.

Cualquiera menos austero y con la espalda menos cubierta hubiera tenido grandes problemas para sobrevivir si no aceptaba pasar por el aro. En eso le debo mucho a mi mujer, que me apoyó desde el primer momento y gracias a la cual hemos podido mantener nuestro nivel de familia de clase media un pelín acomodada. Los que vienen de abajo como nosotros dos no suelen permitirse mucho más. También debo mucho a mis padres, responsables no sólo de mis valores sino de mi costumbre de vivir siempre dos o tres peldaños por debajo de donde podría. Lo cierto es que nunca he estado como una cabra.

 

Ten dinero para que no te mate la catarsis

Se imponía la catarsis, y jugarse algo de patrimonio. No es siempre bonita la historia de un emprendedor incluso si tiene un éxito aceptable. Salir a competir al negocio EAFI no iba a ser sencillo, estaba casi todo por hacer después de haber confiado el negocio a Iburo para poder venirme a vivir a Barcelona y no frenar la carrera profesional de mi esposa -el lado analítico se resuelve gracias a Internet perfectamente-. Lo de Iburo había sido casi una completa dejación de funciones, entretenido como estaba el muchacho en el uso de la tarjeta de empresa desde que constato que mi confianza no fiscaliza. Parte de la presunta apropiación indebida. Veremos qué le parece al juez, pero alucinaréis con los detalles cuando lleguemos a esa parte de la historia.

Ya os prevengo: nunca dejéis a nadie con una tarjeta de empresa sin control estricto. Algunos, demasiados, las arrasan. Si es también vuestro dinero, que no os dé vergüenza que os rindan cuentas.

Mis socios sabían que nuestros ingresos recurrentes estaban en manos de elEconomista, y que el negocio EAFI no se había desarrollado adecuadamente. El camino para reflotar el negocio iba a ser durísimo debido a que competir con Ecotrader iba a ser imposible a corto y medio plazo -lo que nos levantaron sin pagar era el esfuerzo de esta hormiga llevado a cabo durante muchos años- y a que una EAFI resulta bastante cara de mantener si no has desarrollado esa parte del negocio como debieras -al haberle dado todo el tiempo que necesite al responsable debido a que te ganas muy bien la vida gracias a la parte que está en manos de los caprichos de elEconomista-. Incluso reduciendo salarios a la mínima expresión tras años de vacas gordas nuestra situación era desesperada.

No todos estamos preparados para las vacas flacas, ni dispuestos a soportarlas si se pueden evitar diciendo “sí, bwana” a elEconomista para tomar el control de un contrato que jamás habrías podido crear en tu mediocridad. Un contrato del que yo me llevaba la parte del león, que para eso lo levanté antes de su llegada; pero del que sacaba 80/100 mil euros al año entre pitos y flautas para que Cabrero suministrara a Ecoprensa -que nunca ha entendido qué es Ecotrader- la paja que reclamaba, y para que Iburo se tomara café con las visitas. Del 10 por ciento del beneficio anual que quemó vía tarjeta, no tenemos constancia que fuera en compañía de nuestros clientes. Nos aseguran no haber asistido a sus comilonas, y no parece que tuvieran mucho que ver tampoco con infinidad de cosas hilarantes de las que ya os contaré; como por ejemplo los billetes que usó Cabrero para ir a Madrid a negociar la destrucción de su propia compañía… ¿No son dos ídolos?

Lo cierto es que si no hubiera tenido una caja decente para contratar gente realmente competente, debería haber elegido entre quebrar o aceptar la perversión de mi deontología como asesor y empresario claudicando bajo la égida de elEconomista. Te aconsejo que tengas siempre tu caja llena y no cedas al lloriqueo de quien dice que no llega a final de mes después de meterse cerca de 100 mil euros al año en el bolsillo, porque de otro modo estarás cerca de atender el ruego de tu “amigo” justo cuando los romanos vienen hacia el monte de los olivos. Es él quien debe ordenar sus finanzas.

Semanas antes de hacerse con el contrato que mantenía en pie a los empleados de Ágora por aquel entonces, y sin preocuparse de que al menos recibiéramos la cláusula penal pactada, Cabrero me rogó que adelantásemos el reparto de dividendo de 2014 para, junto a una cantidad adicional en préstamo, estabilizar sus finanzas e irse de vacaciones a las islas griegas. Cuando alguien parezca estar viviendo a lo loco tras su divorcio y no atienda a razones, no te avengas a “ayudarle” como el quiere. ¡Los demás no son como tú!

 

¡Toma la iniciativa!

Cabrero, que se despidió telefónicamente de 20 años de amistad, de Ágora, y según él de Ecotrader (ja, pensé), rumbo a la felicidad, me pidió que esperara pacientemente unos días para que pudiera aclarármelo todo personalmente. Antes tenía que acabar de disfrutar de sus vacaciones. Se lo debía a sus hijos. De Grecia al Pirineo mientras yo me batía el cobre en doble turno, con su paja y mi operativa, para que Ecotrader siguiera a pleno rendimiento. Supongo que pretendía que no me preocupase, de tal modo que me mantuviese a suficientes kilómetros de donde estaba pasando todo, para que su alter ego, Iburro, se hiciese con el resto.

Obviamente no me quedé a esperarle, pues aún estaría en ello…

En lugar de en el Pirineo, Cabrero estaba en Madrid firmando su nueva vida -tenía ojos en elEconomista después de ocho años- con Iburo al ladito. Ante el juez, han declarado que ambos habían estado negociando con Ecoprensa durante semanas. Fue Iburo, jugando el papel de poli bueno, quien me emplazó a una reunión en Zaragoza. Se trataba, según nuestro entonces consejero delegado, de que no tuviera que hacer yo el esfuerzo de desplazarme…, ¿qué majo verdad? El alto de la banda, por email, me deseó que fuera provechosa y pudiera alcanzarse un acuerdo. Iburo era ya el que le hacía el trabajo sucio.

Tenía claro que la traición era completa. Así que sin el conocimiento de ambos me planté en nuestras oficinas el viernes noche con la intención de salvar al menos los discos duros y tener alguna vía de acceso rápida a nuestros clientes para que no fuera una debacle total.  Yo nunca me he dedicado a la parte comercial, pero tengo unos clientes que han llegado a nosotros porque buscan algo más que asesoramiento: buscan valores. De modo que rascaron mucho menos de lo que esperaban. Y es que todo se sabe.

Al día siguiente, con los discos en mi poder, llamé a Iburo y le hice saber que estaba en un lugar cercano a la oficina, al lado de su casa para no darle mucho tiempo para pensar, comentándole que había llegado para instalarme en la ciudad y salvar la empresa y que su ayuda era fundametal. En la guerra, todo es un engaño. Gracias a ello, me hice con cierto control de la partida, pues como esperaba su lengua estaba eufórica después de haber cenado la noche anterior en Diverxxo a costa la empresa, como ya ha reconocido ante el juez. Se sentía ganador en su fuero interno, dueño y señor ya de la EAFI, así que entre entusiasmado y sorprendido yo esperaba que cantase la traviata. Y como escucharéis con todo lujo de detalles, cantó, ya lo creo que cantó… Y elEconomista, queda en una situación realmente comprometida.

 

Así empezó mi jugada: zumo por la mañana o una caña, usted elige…  La verdad es que Emilio Duró tiene razón, tenemos cara de los que somos. Pero tranquilo que esto era sólo para calentar tu interés. Pronto más y mejor con el dúo sacapuntas como convidados estelares.

Pronto vas a alucinar en colores, así que para calentar motores te recomiendo que escuches la letra del que para mí es el tema del dúo sacapuntas en la banda sonora de todo esto; que a estas alturas ya te parece una película… ¿O no? By @eldoradorock, por supuesto, así que a disfrutarla a tope. ¡Que no pare el rock en la ecojungla!

Anuncios

12 comentarios en “Consejos para enfrentarte a la desesperación (a tus socios y a elEconomista)

  1. Me ha encantado el audio, en plan Torrente: “yo voy a tomar un…una caña!” jajajajaja… para lo grave del asunto hay que ver qué situación tan esperpéntica

    Me gusta

    1. ¿Problema con la bebida? Ninguno, a mí me parece que uno está en su derecho de tomarse unas cañas por la mañana después de salir hasta las tantas la noche anterior. Digo lo de las tantas porque además de pagarse una cena para dos personas en Diverxxo se sacaron 120 euros de un cajero para otros gastos de la tarjeta de empresa del “señor”, y creo que las personas de bien tardan en beberse todo eso.

      ¿Que si es legal grabar y difundir? Me temo que sí.

      http://www.rafarubio.es/2010/08/se-puede-publicar-un-email-privado-respuesta-o-repregunta/

      ¿Difamación? Eso deberá determinarlo un juez en cualquier caso. Mi intención es conocida:

      1.Liberar mi espíritu por consejo de terapeuta.

      2.Compartir mi experiencia como emprendedor, creo que tengo derecho.

      3.Porque es indignante que se haga de la mano de un gran medio de comunicación que nos enmienda la plana a todos a diario. Pero claro, ellos no difaman. JA.

      4.Porque tengo una obligación moral.

      5.Porque se puso en entredicho la reputación de mi compañía y la mái propia, y conviene aclarar hasta la última coma bajo mi punto de vista.

      6.Porque dado que yo creé Ecotrader, debo una explicación de todo lo que ha pasado y está pasando allí para que, a partir de ese conocimiento, los clientes -especialmente aquellos que yo deposité por contrato- decidan si quieren seguir confiando en ese producto pese a todo.

      Me gusta

  2. Pues he leido el enlace y me parece muy interesante y revelador. Gracias por compartirlo. Desconocia por completo la doctrina del TC al respecto, la verdad.

    No obstante, hay que diferenciar entre lo legal y entre tener un comportamiento etico. No todo lo que es legal vale.

    Yo no afirmaba nada, simplemente preguntaba lo que ignoraba. En que se gaste un adulto su dinero o donde/con quien cene, comprendera que no me meta, ya no me incumbe.

    Por ultimo, comentarle ese toque de “chuleria” en su despedida. Es necesario?

    Un saludo amigo

    Me gusta

    1. ¿No todo vale? ¿Se refiere a lo que denuncio verdad? Porque lo otro sería realmente curioso… Y estoy de acuerdo, no todo lo legal vale. Pero para mí, aunque nacemos con derechos, luego los mantenemos o los perdemos según son nuestras acciones. La intimidad de Bárcenas no vale nada en mi opinión. Ojo, es mi opinión y respeto que la suya sea otra. Donde las dan, las toman.

      En cuanto al comentario, realmente no era necesario y le ruego disculpas. Uno está calentito a estas alturas, y se indigna fácilmente cuando ENCIMA, parece que es el el verdugo y no la víctima. Con su permiso lo elimino.

      Me gusta

  3. Hola Carlos. Te pido, por favor, que si me puedes colgar el gráfico de Ercros. Tengo acciones compradas a 0,56 Euros y no se por donde pasa la directriz bajista que une los máximos decreciente. No encuentro gráfico de largo plazo. He leido en revistas que con ampliaciones el máximo lo alcanzó en Septiembre del 1987 a 229 Euros. Te lo agradeceria un montón. Un saludo y fuerzas.

    Me gusta

    1. Hola MA, no se pueden subir gráficos al blog…

      Me suena lo que dices, pero las herramientas actuales no suelen ofrecer datos previos al continuo. No puedo ayudarte compañero, lo siento!

      Muchas gracias.

      Me gusta

  4. Muy bien Carlos,
    Estoy en una situacion similar y comprendo tu Frustration.
    Si, tienes razon.Cabrero quiere sacar provecho vendiendo algo que no es suyo.
    Por favor, no pares,lleva esto hasta el final, y hazlo pagar por su robo.
    Suerte amigo

    Me gusta

  5. Hola Carlos (me permito tutearte,ya que es mi forma habitual de tratar con la gente de mi vida diaria) Sigo tus análisis, videos y tu blog asiduamente. Me ayudan a aprender sobre “los mercados” y sobre las personas. Me produce un gran interés el relato profesional-personal que compartes desde hace un tiempo, me hace pensar, hace que me pregunte cosas y trate de ponerme en tu lugar y en el lugar de las otras personas que mencionas.
    Simpatizo contigo y tu forma de ser, o la que me transmites en lo que escribes y como lo escribes (esto último me genera alguna duda a veces, aunque supongo que es mas facil ser indulgente con las ofensas ajenas que con las propias)
    Mis respetos caballero, un saludo.

    Me gusta

    1. Hola Alberto, gracias por tus palabras y por seguir adelante aunque mis formas crudas. Intento ser transparente siempre. Tú transmites mucho al tomarte unos minutos en algo más que leerme. Gracias de corazón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s