Emprendedor, cuidado con el fuego amigo

Darle alas a una idea razonablemente buena y que el mundo pueda comprarla antes de que se acabe tu caja es el principio de toda empresa, pero mantenerla en tus manos llegado el éxito depende de que no te la den con queso. Los enemigos son muchos, y el peor de todos los inconvenientes que deberás enfrentar puede ser el fuego amigo…

Tómate muy en serio el consejo que yo no escuché: desconfía hasta de tu padre cuando haya dinero de por medio. Sé que probablemente no va contigo, quizá te dé vergüenza obrar así con quien no lo merece, pero tranquilo que si no lo merece protegerte a ti mismo no le hará daño alguno.

Hazme caso, protégete de tus colaboradores: controla los gastos de tus personas de confianza o te llevarás un susto el día que audites sus números. Quizá hable más adelante con detalle de cómo se manejaba Iburo con su tarjeta de empresa, o de los bonus por servicios no prestados que él y Cabrero se hicieron pagar poco antes de su “salida”. Sí, sí, justo antes de dejar a la empresa tiritando, se concedieron un bonus de varios miles de euros… ¡Ni siquiera han devuelto las herramientas que la empresa puso a su disposición para trabajar!

Y sobre todo no pierdas de vista nunca como tratan a los demás, especialmente a los empleados más humildes, porque será así como te traten a ti en el momento en que se abra la ventana del golpe de estado.

En Ágora tenemos un lema de mercado que al final es extensible a la vida de toda empresa: piensa siempre en lo impensable. Siempre he dicho que la bolsa es la vida. Yo, sabiéndolo, no lo hice… Imagina en qué puedes andar tú.

 

La gente no es lo que parece, y sobre todo no es como tú

Debo reconocer que soy de los que se emocionan con las grandes historias, pero nunca presté suficiente atención a todas las enseñanzas que ofrecen: Efialtes, Petain, Saruman, Fredo Corleone, Judas Iscariote, Brutus o Grima lengua de serpiente… Todo tipo de rufianes, querido amigo, pueden estar a tu lado. Mientras vivan de ti, se esforzarán por mostrarse personas dignas de confianza -entregándote incluso la cabeza de tu padre si la caga- para que veas cuánto valen. Más se esforzarán cuanto más mediocres sean los dones que les han concedido los dioses. La posibilidad de volver al mundo exterior, de salir de la zona de confort que tú has creado para ellos, les da pánico.

judas

Sí, este es un cuento que viene de muy lejos… empezó en los tiempos de Eva y se ha ido poniendo al día, normalmente con un beso. El nombre del más famoso de los traidores, cosas de la casualidad, empieza por “J”.

De verdad, la gente no es como tú. Los socios que incorpores a tu negocio, con la información que les dota estar en la administración y relacionándose con tus clientes clave, son en realidad tu punto flaco si no son gente de principios sólidos. En la hora oscura no te van a pagar necesariamente con la moneda que tú empleaste con ellos en los buenos tiempos, ni van a practicar aquello de que no debes hacerle al prójimo lo que no desearías para ti mismo. Por la espalda y en el momento en que andes más despistado por cuestiones personales te apuñalarán sin piedad.

Pero en el caso de los mediocres tienes una ventaja: seguramente son tan incapaces de darte mate como lo han sido para marcharse y crear algo por su cuenta, sin necesidad de levantarte lo que construiste antes de su llegada al negocio. Por tanto, cuando te levantes del suelo, relájate y lame tus heridas con paciencia, tómate tu tiempo y piensa en un plan a largo plazo para lograr lo que quieres. No es fácil, querrás hacer justicia con las manos, pero cuantas más satisfacciones emocionales te permitas más errores cometerás. Yo en eso he fallado bastante, me lo he pasado pipa escribiendo a mis socios sobre las novedades que conciernen a su propiedad. Hay que ser caballero siempre y… ¡Tienen derecho a conocer los detalles de lo que pasa con lo suyo! :-))

Pero también cometí alguno que debí evitarme. Quizá te cuente más adelante porque siendo el agraviado recibí una querella por un lado y una demanda por el otro… Ten presente que cuanta más prisa tengas para hacer justicia más te vas a empantanar, porque ellos te golpearán de nuevo, y con sumo placer, si te atreves a revolverte. No hables demasiado alto, tampoco te calles o explotarás. Mira a tu alrededor, a los que siguen ahí, reármate y, sobre todo, piensa serenamente si puedes convertir en una oportunidad lo que ha sucedido porque lo primero es decidir qué vas a hacer con tu negocio. Lo demás debe esperar. De ti depende más que nunca.

Espero que estés paladeando estos días de merecido descanso si estás en ello, y echando un poco de menos las crónicas de este emprendedor. Prometo que vas a disfrutar mucho de todo lo que estoy escribiendo estas vacaciones, pues los nuevos capítulos de mi Odisea en Ecotrader te van a dejar lelo. Nos vemos pronto en la Ecojungla y seguimos paladeando la banda sonora de esta historia de la mano de Eldorado…

 

 

Anuncios

11 comentarios en “Emprendedor, cuidado con el fuego amigo

  1. Acá en Argentina dice el dicho que no dejés que por bueno, te tomen por buenudo (Por no decir pelotudo jajajjaj) Hay mucho que, a falta de talento, se aprovecha de otros para construir algo que, en cuanto echen al talentoso, se les puede caer encima, y espero que así sea con estos tipos que se han aprovechado de ti. Un saludo

    Me gusta

  2. Eso que le ha ocurrido a usted de que que le traicione “fuego amigo”, no tiene por qué pasarle a los demas emprendendores, que no son como usted, sino que tienen criterio y saben con qué socios se juntan. He aquí uno. Usted, como gentuza que tiene pinta de ser, ha recibido lo suyo. Ha perdido. Y ahora llora en las redes sociales y en su blog mientras expone su vida privada y la de su familia (lamentable).

    Me gusta

    1. Querido Joselito, claro que sí, con un mejor criterio todo hubiera salido mejor. Y por supuesto puede que los haya con más suerte, y también con mucho menos éxito a los que no merezca la pena traicionar porque no hay nada que rascar. ¿Vida privada? ¿Pero usted entiende algo de lo que lee buen hombre? Hablo de mi vida profesional, así que o tiene usted un ligero retraso o tiene un problema de comprensión lectora. Y en cualquier caso, con mi vida hago lo que me parece más oportuno y usted no tiene nada que decir al respecto porque no es NADIE… ¿Es capaz de entender una idea tan sencilla como esa? Venga, déjeme creer que al menos eso sí.

      ¿Que soy gentuza? Suele estar la calidad de los demás en nuestros ojos y oídos, que son el reflejo de nuestros corazones. Yo no creo haber calificado aún a mis excompañeros de viaje con un epíteto semejante pese a todo lo que vengo contando. Ni a ningún otro personaje de esta historia de buenos y malos… Así que fíjese dónde estamos el uno y el otro, quién soy yo y qué es usted. Lidié con mucho botarate en elEconomista durante años, y de ahí que se me quiera tanto en algunas amígdalas: no me inclino ante la canalla que se cree por encima de los demás, ni en los tribunales ni al otro lado de la red. La verdad no se esconde ni ante el trono. ¿Recibir lo mío? ¿Perdido? Jajaja… Si usted lo dice, así debe ser. Ya voy entendiendo lo fino que está con los negocios y por tanto lo susceptible que es usted de recibir puñalada alguna.

      Sí le diré que en algo tiene razón: es lamentable. Es lamentable que la humanidad cuente con especímenes que puedan perder dos minutos en soltar estulticias como las que usted ha dejado salir de sus dedos después de leer correos donde se confiesa que elEconomista ha puesto al consejero de la compañía que va a rescindir contra la espada y la pared, después de escuchar las grabaciones que se han colgado donde se me ofrecen de su parte cosas que se saltan la normativa, de leer como se ha rescindido a una empresa mancillando los propios principios fundacionales del que rescinde (faltan unos cuantos por publicar, lo siento), y de conocer detalles de una gestión que está en los tribunales… Y como no me vale eso de que estamos en el país del Lazarillo de Tormes, me quedo con que o bien no ha leído nada y habla de lo que desconoce, o bien no entiende lo que lee en su retraso. Pero tranquilo, que voy a publicar más conversaciones y documentos para que se le siga poniendo más negra aún la hiel, no sufra.

      El resto de tonterías se las he editado por respeto a su inteligencia, tampoco quiero humillarle con cuestiones que ni siquiera podría entender después de largo estudio. Le deseo que siga teniendo mucha suerte, y a ver si escribe algo dándonos consejos sobre cómo tener tanto éxito… Seguro que miles de personas le leerán con gran atención. Eso sí, ahórrese dejarlo aquí porque con dos minutos de gloria ha tenido bastante, no estoy aquí para intercambiar falacias con un cuervo de Mordor.

      Me gusta

  3. Estupendo articulo yo también tengo esta frase que usted utiliza en su estupendo articulo. Desconfía hasta de tu padre cuando haya dinero de por medio, y por tener casi en mi ADN grabada esta frase no me dejaron la calle con las maletas por culpa de un divorcio.
    Por cierto me estoy volviendo loco por internet y no encuentro nada yo invierto en bolsa mediante ETF del Dax y estoy en el mercado unos 6 meses al año, y estaba mirando de meterme con futuros del mini Dax pero es cierto que salen carisimos respecto al ETF, me cuentan que me saldría los 6 meses por el 2,5% por ser apalancado, ademas de tener que rolar 3 veces + las comisiones de compra y venta, Esto es cierto porque me parece un suicidio para mi por lo menos ya que igual me saldría a pagar un 3%.

    Saludos desde Barcelona.

    Me gusta

      1. Es posible que rolar sea mas barato no lo se porque nunca he rolado, pero los futuros los veo carisimo por prestar el capital creo que cobran como los cfd un 5% anual que lo veo una pasada. Supongo que nadie presta el dinero gratis 😉

        Me gusta

      2. En absoluto, un futuro replica al índice. No hay préstamo alguno, simplemente depósito de una garantía no remunerada (el resto a una cuenta corriente para que no haya apalancamiento de la inversión). Si se agota se repone y listos.

        Me gusta

  4. Tanto los futuros como los CFD nos permiten comprar por más dinero del que tenemos, lo que significa que de algún modo nos están prestando el dinero, y ya sabemos que en los préstamos hay que pagar intereses. En el caso de los CFD, todo es muy claro: El que compra con CFD paga intereses (del orden del euribor + 2% o poquito más). En el caso de los futuros, este dato no es explícito, pero sí que está implícito en la cotización del futuro: Los futuros cotizan unos céntimos más caros que su subyacente a contado, debido a que hay que pagar el coste de la financiación; y a medida que se acerca el vencimiento, se reduce el coste de financiación y el precio del futuro converge con el de contado. El coste implícito ronda el 4%-5%… por lo que resultan mucho mejor los futuros que los CFD en este aspecto. Además, en los futuros, el coste de la financiación se paga comprándolos unos puntitos más arriba que el contado, con lo que a la hora de declarar, eso son menores plusvalías y por tanto menores impuestos… mientras que los intereses de los CFD son gastos no deducibles. Como vemos, en costes financieros los CFD son más simples pero los futuros son más rentables, algo que también ocurre en más apartados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s