Así se rie elEconomista de mí, de ti, y de todos los liberales

Acabado agosto, que hasta la gente que va por la vida con traición, mentiras y corrupción tiene derecho a un descanso, continúo con mi denuncia del ejemplo más claro que conozco del cáncer social que padecemos. Lo considero mi obligación, el único modo de combatirlo.

10 son los principios supuestamente liberales de los que presume elEconomista en su web corporativa. Hasta siete fueron pisoteados para rescindir a mi compañía sin pagarle lo pactado en libre contrato mercantil como quedará clarificado al final de esta serie de posts dedicadas a sus pecados capitales… Vamos con otro episodio de este escándalo cometido por los ejecutivos de una casa que además se atreve a dar lecciones a políticos, jueces y sociedad civil todos los días…

Para empezar, escuchemos al presidente y fundador de elEconomista, Alfonso de Salas, Marqués de Montecastro y Llanahermosa, dejando bien claro que su periódico no puede hacer lo que hace para intentar no pagar lo que firma: atacar a su propia ideología…

 

La web corporativa de Editorial Ecoprensa afirma en el séptimo de sus principios que promoverá la transparencia en la gestión y actuación de las empresas públicas y privadas, advirtiéndonos de que el gran ojo estará atento a las “Prácticas de Buen Gobierno Empresarial”.

SEPTIMO

Imagino que a nosotros, después del trabajazo que hicimos durante ocho años, debieron tomarnos por una empresa celestial… Y al pertenecer al ámbito de lo divino supongo que no se nos aplican los conceptos que son deseables para empresas públicas y privadas en el planeta Tierra. Qué majos.

Así que Buen Gobierno…, claro que sí.

¿Es Buen Gobierno no pagar lo pactado alegando que los responsables de la compañía que te cargas son poco profesionales, que no colaboran y que su moneda de cambio es la desidia después de trabajar a tu lado durante ocho años? ¿Y que pese a ello te lleves a dos de los tres consejeros de esa empresa a hacer el mismo trabajo? Raro… ¿No?

Estos son los párrafos de la rescisión que lo atestiguan:

agora

¿Son quizá ejemplos de Buen Gobierno las negociaciones mantenidas para la rendición de Ágora, sin condiciones y de rodillas, efectuadas de espaldas al socio mayoritario de la compañía?

¿Son ejemplos de Buen Gobierno los tratos cerrados con dos de los tres integrantes del consejo de administración de Ágora con el fin de liquidar un contrato que pertenecía a ésta por tres años aún para repartírselo entre todos ellos? 

Porque Cabrero e Iburo, actualmente director de estrategia y director comercial de su herramienta Ecotrader, reconocieron esas negociaciones en los preliminares de su juicio por presunta administración desleal…

ojo

¿Es Buen Gobierno vincularse inmediatamente a los dos accionistas minoritarios de la misma empresa a la que decides rescindir sin pagarle lo pactado para el caso de que se te pase por la cabeza “levantarle” sus clientes?

Porque hablamos de dos tipos llegados a la compañía años después de iniciada la colaboración entre Ecoprensa y Ágora, y que se habrían hecho así con el control de la mayor parte de su negocio pasando por alto su deber de fidelidad para con la empresa.

¿Se llevan a su casa un contrato del que antiguamente tenían solo un 28% como propietarios de Ágora, dejándola en la ruina, y no pasa nada? ¿Si hubiera algún delito podemos considerar que ha habido un inductor?

En todo caso, considere o no considere finalmente su Señoría que se ha producido un delito con todo esto -hay otros presuntos comportamientos punibles de los que os hablaré en su momento que, siendo menos onerosos, a mí me parecen mucho más repugnantes-, lo cierto es que sorprende que entre los directivos de elEconomista se considere que poner entre la espada y la pared a un ejecutivo de la compañía a la que vas a rescindir, Ágora, así como obligarle a la puta máxima confidencialidad para que desobedezca sus obligaciones como socio y consejero de la misma, sea una forma de promover la mayor transparencia en la gestión y en la actuación de las empresas públicas y privadas.

Aquí puedes verlo, reconocido por Juan Cabrero…

entre la espada y la pared.gif

Si acabas de llegar a esta historia puedes ver una traducción de este correo electrónico al castellano en elEconomista al servicio de Podemos.

 ¿Es así como se alienta el Buen Gobierno de las empresas según los señores que dirigen elEconomista? ¿Poniendo a la gente contra la espada y la pared para que obre según tu conveniencia?

¿Es una conducta propia de quienes exigen a los demás Buen Gobierno el prometer dádivas a ejecutivos que podrían ir contra la normativa para que obren contra los intereses de la empresa que teóricamente representan? Porque parece que las hubo como pronto os mostraré con más detalle… ¿Es una conducta que se ajuste a los cánones del Buen Gobierno exigir cambios en accionariados ajenos para tener así controlado al díscolo socio de principios inflexibles? Porque así se me hizo saber que debía ser en el futuro si quería que algo de dinero llegase a mi compañía tras de la rescisión y gracias a su “generosidad” del nuevo capo: Juan Cabrero, rey del mundo entero. También lo escucharás, pero merece capítulo a parte y te lo cuento en el próximo post…

 

¿Estos son los liberales?… ¡Fantástico!

Resulta que los hechos nos dicen que el modo de alentar la transparencia de elEconomista es llevar a cabo conversaciones con la mayoría del consejo de administración de una pequeña pyme a la que vas a rescindir, sabiendo como sabes que ese mismo consejo es minoritario en términos de capital social. Se trataba por tanto de ejercer presión, de que les hicieran el trabajo sucio. Yo lo sentí como un chantaje/extorsión.

Resulta que el modo de alentar la transparencia de elEconomista es negociar  algo que perjudica los intereses económicos y reputacionales tanto de la empresa que vas a rescindir sin pagarle lo pactado como los de su presidente, algo que beneficia esencialmente a Ecoprensa, con dos de los tres consejeros de dicha empresa mientras el tercero en discordia, el mayoritario, la persona con la que empezaste la relación ocho años atrás y que ha sido la cara visible de los mercados en tu periódico y en tu web desde entonces, trabaja en doble turno para que Cabrero -su mala copia de serie B-  disfruta de sus merecidas “vacaciones” y negocia relajado contigo.

Nos lo cuenta el propio Carlos Iburo, por entonces consejero delegado de Ágora y ahora director comercial de Ecotrader en el Economista: Hemos sido el juguetito de elEconomista…, afirmó. Con tu aquiescencia y máxima colaboración, querido mío que lo habías negociado todo con la intención última de que me bajase los pantalones y pudierais haceros con todo.

 

Parafraseando a los dueños del juguetito y de los muñecos rotos, las prácticas de Buen Gobierno muchas veces esconden sus verdaderos fines, que son exactamente lo contrario de lo que dicen pretender. ¿No son unos auténticos genios?

Si alucinaste antes del verano, pronto vas a flipar en colores… Bienvenido de nuevo a la Ecojungla amigo, y compártelo en tus redes si te indigna.

 

Anuncios

10 comentarios en “Así se rie elEconomista de mí, de ti, y de todos los liberales

  1. Sabía que algo me faltaba leer, claro la continuación de tus post sobre elEconomista. Es que me quedo con unas ansias de saber como sigue.
    Hoy en día no se puede confiar en un código de buena conducta, queda muy bonito en un sitio, el tema es que lo apliquen.

    Me gusta

  2. Mucho ánimo Carlos y sigue peleando. Yo hace poco que me enteré de estas traición y calumnias hacia tu persona y tengo bastante claro que estos tíos son gentuza.

    Y, desde luego, no hace falta llevar 5 años operando para darse cuenta del nivel de mediocridad al que ha bajado tanto Ecotrader como elEconomista.

    Lo dicho, mucha fuerza!

    Me gusta

    1. ¡Gracias Manuel!

      Por cierto, si estabas en Ecotrader en mi etapa te invito a que te unas al grupo de gente dispuesta a declarar que todo lo que alegan es falso. Presentaremos en los juzgados vuestros testimonios como modo para intentar revatir su descaro y que eso permita a Ágora cobrar la indemnización que le corresponde por haber sacrificado su negocio en pro de la creación de Ecotrader. Cuantos más testimonios, mejor.

      ¡Abrazo y gracias de nuevo!

      Me gusta

  3. Estoy en contra de los que no pagan y un poquito de cárcel debería de existir, al fin y al cabo es robar. Ahora también a veces somos un poco simples, creer que un señor que es “Marques” es liberal es conocer muy poco de la historia de este país. Mucha suerte y espero que puedas resolver tu problema

    Me gusta

    1. Pues está bien traído Angely, pero no han faltado nobles raros en la historia de la humanidad… ¡No es el caso! La verdad es que eso es lo grave: un medio que nos miente en sus principios. Luego, si no paga ya es el pan nuestro de cada día en este bendito país donde, efectivamente, reírse del próximo y obligarle a años de juicios sale casi gratis. Si ir a los tribunales te multiplicase la deuda en favor del Estado -por hacerle perder el tiempo- alguno se lo pensaría unas cuantas veces…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s