El día en que me sentí extorsionado por elEconomista

Seguramente piensas que ya conoces los motivos por los que me sentí así si has leído el post en el que introduzco grabaciones que deberían avergonzar a cualquiera que tuviera un mínimo sentido del decoro. Sin embargo conviene, por ser quien son, gente que quiere influirnos haciéndose pasar por liberal, que los describa con mimo y extraordinario detalle. Hoy toca enterarse de quién estaba dirigiendo la operación desde elEconomista y en qué consistía su oferta de paz y amor… No era cualquiera quien intentaba ponerme de rodillas, y escucharlo aún hoy me pone los pelos de punta.

 

 

Te la transcribo, querido emprendedor, por si tienes menores cerca y prefieres que no constaten aún el nivel de bajeza a la que se puede llegar en el mundo de los negocios.

Carlos Iburo: a mí Juan (González, el brazo izquierdo de Alfonso de Salas y fundador también de elEconomista) ayer me dijo una cosa muy clara: eee, nosotros, el contrato iba a acabar… Iba a acabar.

Carlos Doblado: sí, pero si eso yo ya lo sé… (pero me quedaban tres años por delante para ir planteándome otra forma vida o una indemnización por incumplimiento, pensé).

Carlos Iburo: a ver, Joan se lo ha agenciado para él (vaya, una confesión del consejero delegado sobre su socio, por entonces también consejero de Ágora)… Pero también te digo una cosa: estos 8.000 euros que tenemos de corto plazo y el posible contacto de clientes, si hubiera sido Gerardo Ortega ooooo…, no sé quién se lo hubiera llevado, no lo hubiéramos tenido.

Pues muy bien señor director comercial de Ecotrader en elEconomista, pero es que yo no puedo trabajar para quien me traiciona, ni para quien no me paga porque afirma que soy un irresponsable y un vago para intentar no indemnizarme por quedarse mis clientes de toda la vida.

Así nos lo hicieron saber por iburrofax:

insultos1

No caben dudas tampoco de que Joan Cabrero se agenció para él lo que pertenecía a la empresa de la que era consejero, con la aquiescencia de elEconomista. Y por supuesto sin preocuparse de que la empresa cobrase la indemnización pactada para ello. No lo afirmo yo, sino su socio en el chiringuito que montaron para cobrar por un trabajo que se hacía desde Ágora por haber puesto a los clientes. Y con quien traiciona mi confianza y pone en el precipicio a mis empleados y sus familias, no me apetece colaborar.

Pero es que  sus “limosnas” podrían ser ilegales porque en el contrato que se firma entre los usuarios de Ecotrader y elEconomista se deja bien a las claras que los datos de los clientes no serán comunicados a terceros. Si el chiringuito que habéis montado los utiliza mucho me temo que podríais estar vulnerando la LOPD.

eco

Puedes verlo aquí bien clarito.

Para asimilar como me sentí con su “oferta” debes añadir lo que escuchaste en mi anterior post: que yo perdiera el control de la compañía, a fin de que se me pudiera “manejar” sin riesgo de que les hiciese la competencia. Por supuesto debía renunciar a la indemnización pactada y a realizar acción judicial alguna. Habrá otros cortes donde te quedará diáfano, pero no me quiero alargar tampoco demasiado hoy…

¿Esto es lo que se entiende por prácticas Buen Gobierno en elEconomista? Porque es el séptimo de sus principios según su web corporativa… ¿Es así como se promueve la mayor transparencia en la gestión y en la actuación de las empresas por parte de los directivos de esa casa y/o de su herramienta de inversión tal y como éste afirma? 

7 bis.gif

 

¿Qué tiene que decir de todo esto el patriarca?

Estimado Alfonso, ¿hasta cuándo piensas mantener bajo tu magnánima égida a los señores Iburo y Cabrero si tus ejecutivos no tuvieron nada que ver con lo que yo sentí como una extorsión de primer grado? ¿O hay que despedir también a tus ejecutivos? Sería lo más coherente contigo mismo si atendemos a tu speech habitual cuando te refieres al primer director de tu gran periódico…

 

El plan consistía en un poco de dinero, que Iburo ascendiese a director comercial de Ecotrader después de que Cabrero hubiese llegado a macho alfa, que mi empresa pudiese echar mano de algo que presuntamente nos estaba vedado por la aplicación de la LOPD -como es el contacto con los clientes de elEconomista para otra cosa distinta a la ejecución del contrato que a Ecoprensa nos unía-, y por supuesto que renunciase a toda reclamación judicial y me convirtiese en minoritario en la compañía que creé y aún dirijo. Todo por el bien de Ecoprensa, que alegará que también por el mío siendo como soy una persona de escaso control según han afirmado en los juzgados.

¿Debo pensar que este es el tipo de liberalismo que utilizasteis para liquidar a un maestro de periodistas como Carlos Salas?

Por supuesto, todo lo hicisteis por nuestro bien. No sois más que un ejemplo más del capitalismo de amiguetes, de ese liberalismo rancio que los liberales consideran abominación. Imagino que el próximo paso será defender un Estado benefactor siempre que sea gobernado por el candidato que propongáis.

¿Preparado para sentirte extorsionado emprendedor?

Yo al menos me sentí así, y es lo que puedes encontrarte fácilmente por ciertos lares. ¿Fue realmente una oferta de Ecoprensa lo de los clientes? ¿Estaba sólo en la cabeza de Iburo y Cabrero? Empezaremos a tenerlo claro si siguen trabajando ahí… Volveré al tema porque el momento dio para mucho más. Pero de entrada creo que revela claramente cómo se las gastan, como poco, los responsables de Ecotrader. Ya sabes lo que lees, y en tal caso lo que alimentas.

En fin amigo, pienso que va quedando claro que no exageraba cuando lo introduje con un mentiras, la traición y la corrupción en elEconomista. El trilerismo es extremo. Así que os dejo con un tema de Eldorado, actuando en uno de sus brutales directos -¡Cómo tocan estos tíos!-, que habla sobre la caída libre en la que andan los principios de Don Alfonso, para que relajéis vuestra indignación.

Esto es lo que parece estar detrás de un medio que intenta influir en nuestra sociedad todos los días. ¿De verdad no vas a compartir este escándalo? Pues bienvenido a la Ecojungla…

 

Anuncios

6 comentarios en “El día en que me sentí extorsionado por elEconomista

  1. Que desafortunada ocurrencia ha tenido Vd. colgando esa lamentable y repugnante foto del terrorismo yihadista que nos amenaza a todo occidente. Hágaselo mirar, querido Sr. Doblado, porque creo que está obsesionado con todo lo que le ha ocurrido y está perdiendo el oremus. Violencia cero, porque bajo ningún concepto puede utilizarse ni tampoco sus ofensivos carteles publicitarios.

    Me gusta

    1. ¡Estimado Pérez de Rozas!

      La de veces que me flageló en mis encuentros digitales… ¡Qué alegría leerle!

      Es cierto, nos amenazan. Por una vez estamos de acuerdo en algo sin que sirva de precedente. Como amenazan a a nuestras libertades los que manipulan y mienten, especialmente si juegan un papel clave en la democracia como es la prensa. Como nos amenaza la corrupción empresarial, que es también lo que denuncio como emprendedor. Usted lo llama obsesión, yo lo llamo compromiso social. Un libro se escribe por capítulos querido, no es ninguna obsesión. Simplemente yo estoy publicando cada capítulo por separado mientras los escribo a la espera de terminar mi obra y publicarla.

      Nunca habría esperado que se tomase usted la molestia de leerme tanto, la verdad; pero no me sorprende en nada que se estrene usted con un comentario sobre la anécdota y no haya hecho ninguno sobre lo que importa: cómo se vulneran todos los principios de elEconomista por parte de sus directivos y los directivos de su supuesta herramienta de inversión. Y mire que tiene tela la cosa. Pero pese a ello a usted le preocupa que yo use unaimagen desafortunada: pues mire, es que yo no acierto siempre con mis decisiones. La prueba andante es el ínclito Juan Cabrero.

      ¿Violencia cero dice? Desde luego. Siempre me molestó la violencia verbal con la que usted me trataba, incluso me dolió tener que contestarle con la misma dureza para ver si entendía algo. Evidentemente fracasé, y por eso no volveré a publicarle nada más en este post si va a seguir con su matraca. Pero llamar violencia a una foto que podría ser una imagen de carnaval mientras se ignora toda la violencia empresarial ejercida sobre mí y mi compañía resulta propio de la demagogia populista con la que tenemos que convivir en estos tiempos, y de la que usted sería un maestro a la derecha. Veo que sigue igual años después. Cuídese, “amigo”.

      Me gusta

  2. Querido Sr. Doblado, no recuerdo haberle flagelado tanto como Vd. dice en sus encuentros digitales. Mi intención, en todo momento, fue poner unas notas distintas y de humor para restar dramatismo a la situación que nos toca vivir cada día. De todas formas, le pido perdón si en algún momento pudo Vd. sentirse ofendido pues como le digo no era esa mi intención. Respecto a Cabrero, ya sabe Vd. las veces que le advertí de que no era de fiar y las veces que le llame fantasmón, aunque no me lo publicó, cuando el niñato presumía de títulos, formación, carreras universitarias y un libro sobre velas japonesas de poco lustre . El devenir de los hechos, me ha acabado dando la razón. De todas formas a este tipo de sujetos que son como pequeñas alimañas depredadoras el tiempo suele acabar colocándoles en su sitio….
    Le reitero que retire, por lo que más quiera, esa foto tan ofensiva y repugnante que daña tanto nuestros sentidos.
    Con afecto, Pérez de Rozas

    Me gusta

    1. No me diga que de aquí va a nacer una bonita amistad… Desconocía que le atizase a Cabero en sus encuentros, la verdad, ciertamente él nunca publicaba las críticas que se le hacían a diferencia de lo que tengo por costumbre hacer yo. No me sentí ofendido nunca, no se preocupe… De hecho, me divertí muchas veces con sus provocaciones (siempre he tenido claro que no es usted ningún idiota). Y sí, ha acabado usted por tener razón y yo he hecho el ridículo por confiar en él. Los hechos no se discuten.

      Dado que me profesa afecto, ahí sí me he llevado una sorpresa, sólo puedo corresponderle con lo que me pide. Cambio con gusto la imagen, a ver qué le parece la nueva…

      Me gusta

  3. Muchas gracias amigo Doblado por retirar la imagen. Pese a lo que Vd. haya podido en algún momento pensar de mí, créame que soy un hombre de bien que no soporta ni la violencia ni la injusticia. Le deseo mucha suerte en el afaire que mantiene con el Economista, y sus ex Cabrero and company. Eso si, pese a las contrariedades, no pierda Vd. nunca el sentido del humor que tanto a mi me gusta, porque entre otras cosas eso nos diferencia de los animales que no pueden hacerlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a Vd… ¿Ve? Más cosas buenas, al final me gano una amistad.

      Pero oiga, y sin querer abusar de ello ahora que la estamos estrenando… ¿Me podría enviar un email a cdoblado@agoraeafi.com? Hay algo que querría comentarle privadamente sobre estos años de jugueteo… 🙂

      Tomo nota de sus consejos, tenga a buen seguro que no caen en saco roto. Un abrazo y gracias por sus deseos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s