Y de repente, un extraño (desplome)

No puedo decir que el paso atrás que ayer viernes tenían los índices no resulte lógico y normal. En Europa por estar el mercado en zona de resistencias y en Estados Unidos porque algún día tenía que pasar…

De hecho el Dow Jones Transportes, que sigue protagonizando el único problema chartista del mercado en forma de divergencia, estaba en zona de resistencia junto a un Nasdaq Compositeque juega con los altos de 2000. Casi nada, sí que es verdad.

Tampoco puedo decir que no se me quedase cara de póker dadas las formas. Se me hace extraño e incómodo que se produzca para confirmar una formación técnica potencialmente bajista, al menos para el corto plazo, con potente hueco y vela negra en zona de las citadas resistencias, sin que se hayan resuelto en la dirección que el S&P500 viene sugiriendo desde que entró en subida libre absoluta. Genera inquietud, es verdad. Como lo hace la ruptura alcista de la volatilidad que se produzco, aunque esto hay que verlo frecuentemente con niveles tan bajos de ésta, y no por ello tenemos que ver un techo relevante en la renta variable: el que no se lo crea que no se pierda lo que sucedió entre 1994 y 2000 o entre 2005 y 2008. De hecho esta vez no hemos pasado por los 10 estando como estamos en una represión financiera histórica.

Digo que el Transportes es el único elemento francamente distorsionador porque la otra circunstancia que podría cuestionar el proceso alcista en tendencia venía viéndose en los bonos, con la posibilidad de que el ajuste de corto plazo generase otro tramo comprador que perjudicase a la renta variable. Y eso me generó ayer gran desconcierto porque el bono a 30 años dio el paso que ya había dado el 10 rompiendo soportes y aliándose teóricamente con los alcistas en renta variable en tanto en cuanto que, como puede verse en el gráfico adjunto, los tramos bajistas o laterales de los bonos han venido coincidiendo con fases alcistas en renta variable.

Ayer, curiosamente, se hundieron los precios a uno y otro lado. Alguien se equivoca, debo decirlo, y puedo ser también yo porque los patrones que puso sobre la mesa la renta variable son potencialmente bajistas. Como los que se dejaron con el`brexit´, por cierto. Y es que debo reconocer que, como dice un clásico en esto al que quizá hoy entiendo y respeto más que hace diez años -la edad es lo que tiene-, falla más que escopeta de feria.

ss
Anuncios

2 comentarios en “Y de repente, un extraño (desplome)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s