¡Que pase tanto y se note tan poco!

Semana de estrechísimo rango para el mercado, especialmente en un mercado norteamericano donde habría que irse a la primera parte de 2015 para ver algo parecido. No es un buen presagio, porque entonces, y tras un fugaz movimiento alcista previo, el mercado se vino abajo generando un techo. La situación es otra, desde luego, pues entonces veníamos perdiendo momento desde zona de resistencia creciente y hoy no hace mucho que superábamos zona de importante dificultad.

Con todo, convendría estar pendiente en el muy corto plazo de la resolución triangulito que despliega el Dow Jones Industrial mientras el Transportes ha dejado vela diaria y semanal potencialmente bajistas para el más corto plazo -eso sí, necesitadas de confirmación-. Sucede todo en la zona que debe ser superada para que empiece a superarse seriamente el proceso de divergencia que desde hace meses presentan los promedios Industrial/Transportes.

Fue una semana en la que los bonos se vinieron abajo y el crudo arriba, compensándose quizá en tanto en cuanto que hace unas semanas el movimiento bajista de los primeros no gusto a la renta variable de ninguna manera (y contra la que era mi lo que yo esperaba a priori, todo sea dicho). Fue una semana en la que el dólar vivió momentos de apariencia netamente alcista, sobre todo frente al yen -alejándose de la gran zona de soporte que es la paridad- y frente a la libra esterlina -que se desplomó para confirmar que el cable ha perdido soportes que llevaban un par de décadas en pie-.

Es esta renovada atracción por el dólar, probablemente, lo que se encuentra detrás del considerablemente movimiento bajista del oro -no me atrevería a decir que suponga un sesgo comprador para la renta variable por tanto-; que para profundizar realmente necesita que la recuperación del dólar se extienda al euro. Como puede verse, la directriz alcista de éste, junto a su soporte horizontal, frenaron ayer la intentona en una vuelta en un día protagonizada por el desempleo y que llama poderosamente la atención. El billete verde no ha ganado mientras se mantenga en pie la zona 1,11 dólares por euro. Puede que aquí tengamos una de las áreas de presión sobre los unos o los otros en las próximas sesiones. Este rango lateral no puede durar mucho más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s