Se incendia el Ibex 35

Hablaba hace dos semanas de las muchas cosas que habían sucedido aunque en realidad no se estuviese notando, y la pasada ponía los acontecimientos que vive el dólar en la palestra para darle algo de color a una semana de transición en la que Europa había podido esquivar al menos la recaída de Wall Street. El dólar puede ser la chispa de muchas tendencias.

Mostraba de todo modo mi sorpresa por la incapacidad de la renta variable europea para desmarcarse aún con más claridad del mercado norteamericano ya en la semana previa, pero es bien cierto que para eso hacía falta algo de paz, alejar el fantasma del nuevo episodio de ajuste a muy corto plazo que bien se había ganado un mercado norteamericano donde lo único que sigue generando dudas es la falta de capacidad del Dow Jones Transportes para irse por encima de sus primeras resistencias de relevancia más allá del corto plazo.

Afortunadamente para nuestras bolsas un lateral es suficiente con el euro perdiendo fuerza; al menos teóricamente. Así que no se ha perdido el tiempo, sobre todo en la periferia y los bancos, para poner sobre la mesa una semana vibrante. Parece que se ha prestado atención al chispazo monetario y hemos tenido un ‘rally’ de gran importancia cuya posibilidad señalaba al pedir mucha atención sobre los efectos incendiarios que podían derivarse, con el euro/dólar como vector, en el caso de ruptura de soportes o resistencias en el más corto plazo. tener una ruptura de soportes o resistencias en el más corto plazo.

Para ser coherentes con ello, durante la semana hemos propuesto desde Ágora una toma de posiciones directamente en el índice Ibex 35 de la mano de una operativa. Fácil, y de momento muy rentable aunque la pretensión es, como siempre, trabajar para estar dentro en una onda de medio plazo.

De la mano de los bancos, durante la semana ha ido cuajando una energía que ha permitido al EuroStoxx50 romper su directriz bajista principal y enfrentar una zona de resistencia crítica al medio plazo como son los altos del ejercicio. Si atendemos a las correlaciones que dominaron en el último gran proceso alcista de nuestra renta variable, al mercado le debería venir bien lo del euro/dólar si hablamos de renta variable europea. Y dado que ayer perforamos la zona 1,09 dólares por euro, la cancha ofrece margen hacia 1/1,03 por proyección de objetivo mínimo del patrón bajista de tipo cabeza y hombros (hch) en continuidad bajista que se ha confirmado con dicha ruptura.

El mercado norteamericano ha estado tímido, es cierto, pero no deja de ser lógico si la divisa es el hilo conductor del mercado; y conviene decir además que no tiene absolutamente nada que demostrar si dejamos al margen la divergencia Dow que mantiene desde hace meses y que se liquidaría en caso de nuevos altos crecientes a corto plazo en la parte Transportes. Ha llamado la atención sin embargo el impresionante desplome de la volatilidad que se ha vivido en Wall Street durante los últimos días, algo que resta poder de convocatoria a los bajistas tras su tímido intento de la semana pasada. Mi querido Javier Molina, con el que voy a tener el gusto de dar un par de charlas próximamente en las ciudades de Madrid y Barcelona, va a tener que seguir esperando el fin del mundo. Y me temo que durante bastantes meses si el mercado europeo mantiene el paso firme más allá de los máximos del ejercicio 2016. Le recordaremos en las citas que ya me debe una cena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s