El ridículo de Juanito Cabrero en el juicio contra elEconomista

En el anterior capítulo de esta saga os mostraba un nuevo párrafo de la rastrera rescisión que nos practicaba elEconomista con la intención última de no pagar lo que habíamos acordado para una eventual rescisión unilateral por una de las partes. Pero no creáis que lo habéis visto todo, para nada…

Escuchémos de nuevo la voz de los súper tacañones…

desidia

Esto, por supuesto, fue ratificado ayer lunes en sede judicial por la cohorte de elEconomista.

Lo gracioso de la historia es que también fuera confirmado por dos socios de Ágora: los “señores” Cabrero e Iburo. “Casualmente”, hablamos de los sujetos que se hicieron con la responsabilidad y el dinero pese a que se les denigrara como profesionales en tanto en cuanto que se les acusa de completa falta de diligencia. Afirmaron estos pollitos que nuestra intensidad ya no era la misma de un tiempo a esta parte, y que entendían que la rescisión sin derecho a contraprestación por haber entregado cientos de nuestros clientes en beneficio de elEconomista -y a la postre en el suyo propio, por supuesto- estaba indudablemente justificada.

¿Pero no trabajaban ellos en Ágora? ¿No eran socios de la misma? ¿No eran ejecutivos y consejeros de la compañía? Pues sí, lo eran, pero quedar como patanes no les importa si pueden trincar el dinero. Tomen nota los que tengan contratado Ecotrader o estén pensando en trabajar con algo que tenga que ver con ellos. ¿Esta es la gente que va a mirar por vuestros intereses?

¿Mirarán por los usuarios de Ecotrader debiéndole a elEcoomista, empresa que ha demostrado no tener ningún interés en respetar sus propios principios cuando hay dinero de por medio, su actual vida acomodada? ¿Será que sus chanchullitos al margen de la regulación sólo tienen sentido si ésta les alimenta con eso que se me ofreció para llegar a un acuerdo y que yo rechacé? Datos, MIFID, LOPD, esas cosas que a nadie importan…

Lo más repugante del día de ayer fue tener que soportar a un mediocre como Cabrero afirmando que existía por nuestra parte como una “desidia”. ¡Qué casualidad! Las mismas expresiones que usarían sus amos… Y qué curioso que hable alguien así de su propio trabajo. Confío en que su Señoría haya tenido tiempo para ver todo lo que aportamos y que haya escuchado algunas de las cosas que aquí voy publicando sobre cómo intentan hacerse algunos con empresas que no son suyas. Al fin y al cabo ellos han aportado estos blogs a la causa como prueba de mi supuesta mala fe hacia todos ellos. Gracias.

Cabrero, que merece comentario y comida a parte, me causó una impresión que rozó el patetismo: es el primer tipo que conozco que se dedica al mercado con estética hispter. Verle con su moñito en la cabeza resultó realmente enternecedor. La transformación que su nueva mujer ha logrado en él, de los pies a la melena, es de aurora boeral. Me lo imagino abrazado a una estelada independentista… Diré de paso que no tuvo el valor suficiente, como ninguno de los testigos de Ecoprensa, como para subir a la sala antes de que empezase el juicio para poder cruzar una mirada conmigo. Son unos valientes además de unos linces…  El entrañable doctor Cabrero, que ya está mayor, se va a llevar un mal recuerdo, y qué mal me sabe.

Lo cierto es que pese a lo enunciado por elEconomista y lo que se deriva de las declaraciones de gente evidentemente interesada, mis tribunas en dicho “periódico” se publicaron semana tras semana, y mis columnas días tras día, durante años y sin interrupción, amén de otros trabajos publicados en la sección Ecobolsa -y en Ecotrader-… ¿Cómo se explica que los contenidos no llegaran a Ecotrader cuando aparecían en papel? ¿De ser tal cosa cierta, que no lo es, quién sería el vago aquí? Palabras y más palabras de mal pagador, que valen muy poco en quien incumple la mayor parte de de sus diez principios fundacionales. Tengo fe en que así lo deje patente la justicia.

 

Pero los directivos de elEconomista nunca tienen bastante…

Y para no pagar afirmarán contra quien sea lo que resulte menester. Así seguía la famosa rescisión, hablando de Ágora, ergo de Iburo y Cabrero:

dos

¿Puedes imaginar que una empresa que tiene vinculados el 70 por ciento de sus ingresos a un solo cliente, con varios empleados -ahora somos más de diez personas-, no colabore con él? Y si fuera cierto… ¿Por qué dos de los tres socios y mayoría en el consejo de administración de Ágora EAFI empezaron a trabajar inmediatamente después para elEconomista si la empresa no realizaba bien sus deberes? ¿No será que esto tiene sólo que ver con Carlos Doblado, el tipo que NO quería aumentar la frecuencia de operaciones en Ecotrader a beneficio de las campañas de captación de elEconomista?

campala

Pero es que ni esto tiene que ver conmigo, que no tenía contrato alguno con elEconomista. Por supuesto en nuestro contrato no había mención alguna a la obligación de operar más o menos. Como es lógico. Tiene que ver con mentir para no pagar, y luego darnos lecciones desde lo que a estas alturas ya sólo puede considerarse un panfleto visto lo visto entre sus supuestos principios y sus acciones. Si hay que poner a alguien entre la espada y la pared, se le pone. Si hay que ofrecer cosas al margen de la regulación, se le ofrecen. Si hay que darle un portazo sin pagarle lo firmado, se le da…

ALFONSO

Por cierto, se confesó en el juicio que, con mi salida de elEconomista, se más que duplicó el número de operaciones realizadas, aunque se negó que ellos ejercieran presión alguna en este sentido. Usted juzgará a la luz de la torpe rescisión que de su pluma salió, cuánta verdad hay en todo ello… Debe ser que Cabrero se ha vuelto un trader completamente compulsivo sin mi guía.

 

Las ensoñaciones de Editorial Ecoprensa

Cómo sería de radical mi desidia que el día antes de ser degollado por elEconomista, como ya conté, protagonicé media página además de mi columna diaria, en un artículo de sus periodistas en el que se me cita constantemente a fin de ofrecer una visión técnica del mercado… ¡Debía ser mi otro yo desde algún rincón del multiverso el que colaboraba!

Como prueba de mi espíritu colaborador, os adjunto también un correo de principios de 2014, unos meses antes de la rescisión, en el que interacciono con Agustina Barbaressi, ex redactora de Ecotrader, sobre un evento que estaba por hacerse. Un evento al que voy por compañerismo -no estaba en nuestro contrato tener que hacer bolos para elEconomista-, y del que finalmente tengo que preocuparme yo mismo dado que nadie me ha dicho absolutamente nada sobre cómo está el tema a las puertas del mismo. Puede dar fe David Aranzabal, organizador del mismo. ¿Seguro que lo de la falta de intensidad era cosa mía corazones?

Puedes verlo aquí con más comodidad: https://s9.postimg.org/esiflvdxr/correo1.gif

correo1

¿Os imagináis a una empresa que no colabora aceptando no cobrar el alza del IPC pactado para enero sólo porque se lo pide la empresa con la que, supuestamente, no quiere cooperar? Pues mirad, la misma que trabajó números cero y algunos veranos sin percibir extra alguno. En Ágora, bueno en Dobladilandia según Ecoprensa, además de paquetes somos bobos…

Cómo tercer ejemplo de la altura moral de los directivos de elEconomista, os adjunto un pantallazo de los correos que crucé con el ínclito Juan González después de haber recibido una rescisión miserable y haber sido apuñalado desde dentro… Como podéis ver, junto a mi despedida, se encuentran unos contenidos. Los realicé pese a no tener obligación alguna, por puro sentido de lo que es ser profesional. Nunca fueron publicados.

Puedes verlo aquí con más comodidad: https://s9.postimg.org/frxj9ti9b/juan.gif

graciascarlos!

Pura desidia la mía, ratificada con un: “Todo un caballero!” por parte del máximo baluarte de Ecotrader. Pero si Carlos Doblado es un caballero… ¿A qué viene lo de denigrarle a él y a su compañía un rato antes? Obviamente para acusarle de la muerte de Kennedy y no pagarle. Un pequeño error este correo electrónico, que obviamente expusimos ante el juez.

Pero vamos terminando por hoy… Lo hago con el tema que abrió el disco Paranormal Radio de Eldorado. Se llama “El Mundo Dentro” y nos habla de cosas como las víboras que enseñan moralidad, de esa gente que va por la vida según sopla el viento, de listos que van de tontos como Juanito, y de tontos que vamos de listos, de quien pide y nunca da, de que hay gente que roba y exige disculpa… La realidad, como siempre nos han dicho, supera la ficción. Pero como dice el estribillo, al final nadie puede evitar, nadie puede ocultar, lo que lleva dentro. ¿Por qué se me habrá venido a la cabeza?

EL MUNDO DENTRO

 

Anuncios

18 comentarios en “El ridículo de Juanito Cabrero en el juicio contra elEconomista

  1. Perdiendo las formas y los papeles el señor Doblado. No hace falta rebajarse de esa manera. Esas alusiones a la imagen de sus “enemigos”. Qué triste. Como una pelea de polígono. No tenía necesidad.

    Me gusta

    1. Ay caisus, las formas y yo… Para nada, créame, los detalles poligoneros los he ahorrado. Y vuelvo a hacerlo… Si la vida fuera una cuestión de necesidad, no hubiera tenido que perder tanto tiempo con estos “amiguetes”.

      Por cierto, muy inteligentes las observaciones sobre todo lo demás. Dice tanto de usted…

      Me gusta

  2. Las declaraciones de Cabrero, amigo Doblado, no sorprenden a nadie, porque se pone de la parte que, en estos momentos, le da de comer. Se comporta por tanto como un ser mentiroso y estómago agradecido por la cuenta que le trae, porque de lo contrario pasaría a engrosar la larga lista del paro. Otra cosa son, las contradicciones en las que haya podido incurrir en el juicio y hayan sido demostradas por los abogados de Vd. lo que contribuiría a obtener una sentencia favorable.
    Respecto al Economista, pues en línea con lo que prolifera por ahí, una empresa más sin corazón ni alma, donde lo único que importa por encima de todo son sus beneficios económicos.
    Le deseo suerte Sr. Doblado
    Con afecto, Pérez de Rozas

    Me gusta

    1. Estimado Sr. PdR,

      Así es, ni más ni menos, ni menos ni más: cuando haces lo que este “amigo” hizo, ya cualquier cosa es anecdótica. Lo esperado, desde luego. Ahí trabajamos, hubo mucha miga. En la medida de lo posible iré contando cosas.

      Gracias por sus palabras y el afecto que me profesa caballero.

      Me gusta

  3. Debe haber sido un día para alquilar balcones!!! Tendrían que haberlo transmitido por streaming!! Es que cuando la gente es caradura no hay meteorito que los haga pedazos jajajajajajajaj Esperemos el juez tenga buen criterio y se de cuenta de lo que dentro de la ecojungla como dices.
    Un saludo!

    Me gusta

    1. Bueno, fue un día duro y ciertamente muy triste. Desde luego no es un espectáculo gratificante ni recomendable ver a gente que antaño se estimó pelear por traicionas, puñaladas y dinero. El juez estuvo tremendamente implicado y espero que dentro de la brutal complejidad que tiene su trabajo pueda vislumbrar entre la penumbra que transita dado el poco tiempo y escasos recurso que tiene para una causa con tantos testigos y documentación. Creo que todos tuvimos la suerte de tener un extraordinario profesional más allá de lo que finalmente pueda considerar justo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Me parto con Caisus, habla de perder las formas y los papeles…. quizá usted no los ha perdido nunca y necesitamos que nos dé lecciones. Para hablar con gente de poca altura, hay que rebajarse, siempre, para que al menos entiendan lo que se les dice. Las alusiones a la imagen son muy divertidas, a pesar del mal trago que debe estar pasando alguno, se agradecen esas notas de humor por parte del Sr. Doblado, si le producen tristeza aprenda a reírse hasta de usted mismo y no sea tan amargo.
    La pelea de polígono no es ésta, es la que se produjo en las oficinas de el Economista, ahora es el juez quien dirá quien fue el poligonero y ruin.

    Poderoso caballero Don Dinero, a veces apestan más los bolsillos de alguno que sus alientos.

    Me gusta

  5. Hace ya unos años, un sábado el kioskero de mi barrio a quien regularmente compraba El Economista me preguntó por qué elegía Este diario y no Expansión o Cinco días. Le respondí que el motivo era la columna del Sr Doblado.
    Durante años disfruté de su lectura, aprendí filosofía y me introduje en el análisis técnico. En aquellos años desde 2008 vivimos momentos apasionantes que dejarán huella en la historia de los mercados y de la mano de Carlos Doblado transitamos por algunos de los episodios más dramáticos que probablemente algunos presenciaremos en toda nuestra vida (pensar lo impensable) y a su vez tuvimos oportunidades de oro (como la “C” de Barack… que por cierto me perdí miserablemente).
    Posteriormente, yo también estuve convencido durante largo tiempo que tendríamos una recaída y notaba que estábamos ante el rebote del gato muerto, y me mantuve al margen del mercado. La prudencia y el criterio siempre manifiesto de preservar el capital por parte de Agora era muy acorde a la coyuntura y a mis ideas como inversor. En cualquier caso, en Agora las estrategias las publicaban con total transparencia y qué demonios, estar en liquidez es también una posición!
    Me sorprende en cambio que las ‘recomendaciones’ que con suma ligereza todavía aparecen en la prensa económica nunca sean objeto de seguimiento alguno.

    Todo mi apoyo, Carlos.

    Un lector entusiasta
    ex cliente de El Economista

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu confianza y apoyo público Joan, pero sobre todo por tu memoria y por el tiempo que te has tomado para dejar tu testimonio sobre mi trabajo y tu solidaridad. Es una satisfacción para mí, no puedo negarlo, que elEconomista tenga muchos exlectores y exclientes, porque eso significa que han entendido lo que publico y la clase de manos en las que allí manejan las cosas.

      Me gusta

  6. En primer lugar, le felicito por la respuesta personal y directa que ofrece a cada uno de los comentarios que se vierten en su web.
    En segundo lugar, considero que no hace falta ceñirse a detalles de índole privada, ya sean ideológicos y de indumentaria, para desacreditar a un ex socio, ex compañero y, por lo que se intuye, ex amigo.
    Considero que hubiera sido elegante (sin perder en un ápice sus argumentos profesionales, ni su rigor en la argumentación), que se hubiera ceñido a explicar la mala praxis de El Economista, y el peor hacer de quién en otra época navegaba en su mismo barco.
    Y que conste que no me une ningún afecto (o desafecto) por ambas partes.

    Me gusta

    1. Estimado Archi, tiene razón, hubiera sido elegante.

      Pero cuando te han dado una patada en el pompis tras 20 años de amistad por teléfono, se han metido un bonus en el bolsillo días antes de matarte a traición, te han pedido un préstamo que no se te ha devuelto, y un reparto de dividendo extraordinario para “solucionar” sus finanzas antes de irse de vacaciones, cuando te han intentado vender por un dineral las acciones que regalaste a un amigo tuyo de la infancia justo antes de dejar a la compañía sin ingresos (puede dar fe Isaac de la Peña), cuando no se atreven a estar en el mismo rellano que tú, cuando se atreven a reclamarte dinero para dejarte en paz después de haberte machacado (o te tocaré las pelotas como socio), cuando se han fundido miles de euros de la tarjeta de empresa sin justificación, se atreven a ponerte una querellita y encima declaran ante un juez que “no tienen nada en tu contra” y que “son cosas de la vida” (o algo parecido), pues como que te acaloras…

      Pero créame Archi, me guardo lo mejor de lo mejor precisamente porque me queda algo de elegancia incluso en la calentura. Con todo, insisto, tiene usted razón: hubiera sido más elegante. Como dijo Maky Navaja: en este mundo oscuro y sin ética, sólo nos queda la estética.

      Me gusta

  7. Este blog es simplemente una delicia Carlos, te sigo hace desde hace mucho tiempo…y no puedo parar de reírme de la descripción que has hecho del personaje, Cabrero,..debía de estar para echarle una foto. De todas maneras, amigo Carlos,..ya se sabe que tiran más dos tetas que dos carretas..y ya sabemos que de personalidad no va demasiado sobrado, el “colega” independentista.

    Mucho animo Carlos, y a seguir dandole caña al mercado, que ahí si que te has ganado todos los respetos, desde luego el mío segurísimo; y espero que continúes con esa filosofía de vida y de inversion, y que la compartas en su medida con nosotros, y que estos hechos no te cambien tu manera de obrar y de generosidad con los que te leemos y escuchamos, cada día y cada semana.

    Un Saludo!

    Me gusta

  8. ¿Por qué llama mediocre a Cabrero? Es un tipo:

    – con excelente formación académica
    – muy trabajador
    – que ha investigado y publicado un libro muy importante
    – de los mayores o el mayor experto español en velas japonesas
    – experto en warrants, turbos, cfd’s
    – importante y valorado analista
    – jefe de Ecotrader
    – etc.

    Lo que ha logrado este señor está al alcance de muy pocos y no me parece que sea ningún mediocre en absoluto. Siendo honestos, hay que reconocer que tiene su mérito y que nos da mil vueltas a la mayoría (entre los que me incluyo). Lo de ser hipster es moderno y es libre de ir como quiera. No creo que haya que juzgar eso.

    Y bueno, a ver qué dice el juez. Seguro que se hará Justicia y cada uno queda en su lugar. Si elEconomista ha incumplido el contrato o ha hecho algo mal, pues les tocará aguantarse, pagar y ya está. Ecotrader seguirá llevando a cabo la labor que lleva años desarrollando y usted tendrá mil sitios entre los que escoger para hacer su trabajo. Con su experiencia y nivel, aparte de trabajar en Ágora, puede elegir el medio que le de la gana practicamente.

    En fin, suerte y que se haga justicia.

    Me gusta

    1. Cierto, tiene una excelente formación académica. Mejor que la mía.

      No, no es muy trabajador. Ofreció de hecho el trabajo de ayudante a un profesional como la copa de un pino tras mi salida, cuando buscaba número dos con un lacónico: se trata sólo de que pegues unos rollitos. Al analista le hizo tan poca gracia la forma en que se le habló del trabajo, la evidente falta de respeto y afecto que había por el mismo, que lo rechazó inmediatamente y mucho antes de tiene detalles de lo sucedido internamente. Es que aquí nos conocemos todos.

      Jamás ha investigado nada. Y su libro es un libro más. Su importancia es comparable a la que tiene el partido regionalista de Murcia en la vida política española.

      No es el mayor experto español en velas, ni en ninguna otra cosa. Cuando él empezó a hablar de velas yo llevaba años haciéndolo, incluso en tele y radio. Como cuando alguien empezó a escucharle hablar de cualquier otra cosa en lo que a mercados se refiere, y eso que es más mayorcito que yo. De hecho tuvo conocimiento de las técnicas japonesas porque yo le pasé un libro de Steve Nison.

      ¿Experto en warrants? Aniquiló las cuentas de los clientes de Ágora en el producto que montó junto a BNP. ¿Turbos? Un turbo es algo muy parecido a un futuro o un cfd, donde su trabajo en Ágora resultó realmente patético después de masacrar a la gente con warrants. De hecho Cabrero es el responsable de que Ágora renunciase a seguir haciendo crecer sus líneas de negocio con derivados. Mató a la empresa en esa parte del negocio, que antes de su llegada era una notable fuente de ingresos. Pese a ello, se mantuvo haciendo rollitos en Ecotrader gracias a que era mi amigo y soy un mal jefe.

      ¿Valorado? Es posible. Para algunos valorado muy negativamente.

      Jefe de Ecotrader, efectivamente. Como fue jefe en Noesis gracias a que yo dejé el puesto para su herencia. Y así también en su trabajo anterior. Nunca ha conseguido un trabajo habitual que no haya sido antes mío. Para ser jefe de Ecotrader tuvo que apuñalar a su hermano y dejar tirados a los empleados de la compañía de la que era consejero y es aún socio. Se ha ido superando con los años.

      Sobre el Etc, he hablado largo y tendido en este blog también. Un fenómeno el tío juanito.

      Lo que ha logrado lo ha logrado gracias a mí. Apuñalar a su familia y abandonar a sus empleados como él lo ha hecho quizá sí esté al alcance de pocos o muy pocos. En eso tiene razón. Pero como profesional no le da tantas vueltas a nadie. De hecho, es un profesional mediocre porque no lo hace. Es uno más en un puesto que le viene grande y que perderá con el tiempo. Darle mil vueltas a un profano o a un pato no tiene mérito ninguno. En cuanto a su aspecto, por supuesto que el puede ir como quiera o como se espera que vaya en este sector. Es su elección. Como podría haber hecho negocios respetando la deontología que se nos exige a los asesores (aumentar la operativa no es tal cosa) o a los empresarios (veremos lo que acaba sentenciándose en el proceso que tiene abierto por administración desleal y apropiación indebida), y del que puede que se le abra tras su testimonio del otro día. En todo caso su trabajo es meter rollitos según el mismo dice, y tiene la suerte de que no se le ve trabajar desde el otro lado del terminal por el que se accede a Ecotrader. Es una suerte para él y para Ecotrader.

      El juez impartirá justicia, esa es su misión. Otra cosa es que moral y profesionalmente el señor Cabrero sea un mediocre, cosa que reitero. Y mediocres hacen falta muchos, pero no se les da las riendas de un producto como Ecotrader. Ni la de los derivados en Ágora, error que cometí yo y a través del cual me di cuenta de que es un profesional que vende lo que no sabe hacer. pero no estamos hablando de mí, eso puede hacerlo el señor Cabrero en su blog… Ay no, que no tiene blog ni canal alguno por el que opinar porque ha preferido no decir nada que pueda perjudicarle a él o a sus amos en el estrado. Su reputación, parece no importarle un colín. Ande yo caliente, ríase la gente. El último tren, es el último tren…

      Muchas gracias, así lo deseo y no sólo por mis empleados y la gente que ha sufrido a mi lado por culpa de toda esa gente, sino por mí mismo y un país que tiene en estos incumplidores un faro. Con suerte, algunos descubrirán que son un auténtico timo ético.

      Me gusta

  9. Ese sentimiento negativo, tan fuerte, que tienes contra Cabrero, tiene como razón de base que te has sentido defraudado y engañado por él. Lo curioso es que con estos ataques no le estás haciéndole ningún daño a él y sin darte cuenta te lo estás haciendo a tí mismo.
    Como sigas así, al final todo esto se volverá contra ti y acabará pasándote factura porque ir por la vida con tanto odio y rencor es como tener que llevar siempre un pesado fardo a tu espalda que no te deja ser feliz.

    Me gusta

    1. Se llama traición para ser más exactos. Pero yo no lo llevaría tan lejos, de hecho lo metabolizo mejor escribiendo, lo hago con muchas cosas en la vida desde que soy joven y me ha ayudado mucho. Pero como se trata de información relevante al estar relacionada con un producto de inversión y un medio de comunicación que nos da lecciones a diario, creo que es mi obligación compartir algo que tengo escrito desde hace casi dos años y a lo que sólo doy retoques. En realidad sólo estoy contando una historia personal, como tantas otras, y de hecho no es atacar a nadie y mucho menos contra Cabrero; que es un pobre hombre con pocos principios como tantos otros y que pasaba por allí intentando sacar provecho con poco trabajo como ha pasado por todas partes. Lo grave, y es el 99% de lo que publico en esta historia, tiene que ver con elEconomista y el emprendimiento. Y eso sí es relevante porque esta gente nos intenta afectar a todos desde su panfleto (ya no puedo hablar de otra cosa tras lo visto en la sala el pasado lunes) y lo que queda de mi creación (Ecotrader).

      Te agradezco el consejo Manell, y además es muy cierto. Pero tengo que acabar con mi libro y quedan unos 30/50 capítulos según calculo. Luego, esperemos que Darth Vader no se haya apoderado de mí por el camino, todo habrá quedado atrás para mí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s