Más pruebas de las mentiras de elEconomista

En mi anterior post, adjuntaba nuevos párrafos delirantes de la rescisión que le aplicó elEconomista a Ágora EAFI para demostrar hasta dónde pueden llegar estos “liberales” para no cumplir con lo que firman y ahorrarse -mientras el juez no diga lo contrario- unos cuentos de miles de euros…

Recordemos el último párrafo, porque quedan cosas por clarificar…

5bis

Si la web que debíamos administar no era nuestra sino de elEconomista… ¿Cómo iba a colapsarse totalmente su sistema por cambiar nuestra propia web? ¿Subiendo porno en lugar de análisis técnico bursátil? De locos… De hecho, en relación a este tema las contradicciones entre los testigos de Ecoprensa fueron notables. Quizá merezca en algún momento escribir sobre ello, porque esta gente no respeta ni las iglesias.

Obviamente, como empresa tenemos derecho a cambiar lo que nos parezca en nuestra propiedad. Como colaboradores leales la obligación moral de advertirlo a nuestros clientes. Y así lo hicimos por diferentes canales como pudiste comprobar en el anterior episodio. Tanto es así que acreditamos con correos electrónicos que ellos mismos nos habían pedido mejoras aunque en sala pretendieron hacerle creer al juez otra cosa. Y es que lo que allí pasó da para una docena de posts…

Nuestro partner tecnológico trabajó durante meses con los empleados de elEconomista haciendo todo tipo de pruebas, y días antes de la desconexión de nuestro viejo sitio web advertimos a la gerencia, a los redactores y a los responsables de tecnología de Ecoprensa de que el “D-Day” había llegado, e íbamos a proceder a reorientar la producción hacia la nueva plataforma.

Revelado el que por su falta de compromiso estábamos en un problema, trabajamos codo con codo en el proceso por el que nuestra nueva plataforma podía entenderse con ellos, y soportamos los costes que nos supuso tener que mantener en pie a nuestra antigua web durante casi tres meses más de lo previsto.

¿Para qué nos tuvieron trabajando tras el supuesto colapso durante semanas si pretendían rescindirnos? ¿Para distraer al enemigo? ¿Estaba todo pactado con nuestros anteriores consejeros, Joan Cabrero y Carlos Iburo, “señores” que ahora trabajan para ellos? Como pronto iban a irse de boda juntos… También ahí hubo groseras contradicciones en el juzgado.

Como ejemplo de sus delirios valgan algunos correos electrónicos:

Empecemos por uno que debería ser suficiente… Puedes verlo mejor aquí: https://s10.postimg.org/ohiur2o49/CORREO5.gif

CORREO5

Esta es la conversación mantenida el 18 de julio de 2013 con Santiago Mediodía, máximo responsable por aquel entonces de todos los temas de tecnología en Editorial Ecoprensa y otro de los fenómenos con los que tuve el placer de trabajar durante años en la casa. En el correo le comento que vamos a ponernos a desarrollar una nueva web, solicitando un contacto con la persona que va a estar a nuestro lado. Santi, siempre competente y dispuesto a echar una mano, no tuvo inconveniente alguno en iniciar los contactos…

¡¡Estaban informados ya un año antes del supuesto “colapso”!!

Vamos con otro, del 19 de febrero de 2014:

Puedes verlo más cómodamente aquí: https://s9.postimg.org/t7ku2iin3/CORREO4.gif

CORREO4

En él puede verse que escribo a nuestro partner tecnológico, Isaac de la Peña, de cara a una reunión que debía tener con Ecoprensa, y para lo que debía venir especialmente desde Estados Unidos; lugar donde llevaba viendo desde que se fue al MIT. Le hablo a nuestro sobre las conversaciones que había mantenido con Juan González, máximo responsable de todo lo que pasa en Ecotrader dentro de editorial Ecoprensa, así como de las mantenidas con Santiago Mediodía. O lo que es lo mismo, ya antes del 19 de febrero se trabajaba dentro de Editorial Ecoprensa para que no hubiera ningún problema técnico derivado de la transición a nuestro nuevo web site.

¡Estamos hablando de cuatro meses antes del supuesto problema! Según la rescisión de elEconomista, ni preavisamos ni tomamos las mínimas precauciones. ¿No son geniales?

Otro buen ejemplo es el intercambio de correos del 6 de marzo – entre Isaac de la Peña, nuestro partner tecnológico, y el nuevo responsable de Ecoprensa, Isaac Madrigal.

CORREO3¿De modo que el feed de comentarios intradía estaba listo el 6 de marzo…Vaya, resulta curioso teniendo en cuenta que, según elEconomista, todo se hizo sorpresivamente, sin preavisar y sin tomar precauciones. La conversación se debió producir, por tanto, en otra parte del espacio-tiempo. ¿Quizá en una donde Editorial Ecoprensa tiene un poco más de vergüenza y no incumple sus propios principios fundacionales?

Para finalizar, un tema de Eldorado que me viene a la cabeza estos días, dado que algunos me hablan de que hay mucho rencor en lo que escribo. ¡Por supuesto! Y dolor, y mucha dedicación. Pero también un infinito sentido del deber, la convicción de que es el silencio de los hombres buenos lo que permite el triunfo de los malvados.

Así que a echarle un cable  a la noche desde los botones sociales para desenmascararlos. Que nada falle por error… ¡Bienvenido a la Ecojungla!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s