Juan Cuatrero, `hipster´, presunto perjuro y “asesor” financiero

Igual crees, querido emprendedor, que lo de elEconomista no puede ser aún más penoso… Pues fallaste, y conviene que te lo siga contando para que entiendas dónde podrías acabar si haces negocios con gente “respetable”. Te pueden patear el trasero y luego tenerte años en los tribunales por no pasar por el aro de su corrupción, años de los que te parten por la mitad como poco, y en un cuarto o menos si no tienes aguante económico y emocional…

Pienso que con la batería de pruebas que he publicado ya te haces una idea de cuan falso es lo que alega en su rescisión elEconomista, pero quiero llegar hasta el final en los detalles porque estoy decidido a darle un formato libro. ¿No te parece que la historia lo merece? Prosigamos pues con el delirante ejercicio de confusión de Ecoprensa para no pagar lo que firmó para hacerse con mi viejo negocio. ¡Oh “liberales”!

Y toma nota si emprendes, porque tienes altas probabilidades de verte en una igual si hay buen dinero de por medio y vas de la mano de “colaboradores” que anden bastante tiesos. Con los millones que había palmado elEconomista, y el kilombo que había ido haciendo de sus finanzas Cabrero `BeGood´, alias `el hispter que iba para los 50 tacos´, desde que en el máximo de la burbuja se compró a crédito un casoplón -de visión no va sobrado-, lo mío estaba condenado a morir de éxito. Como siempre, pagaron hormigas por cigarras.

Vamos con otro de los párrafos de su fraudulenta rescisión:

2

Afirma elEconomista en lo que podemos considerar un “despido”, que Ágora provocó graves perjuicios, que su personal dedicó muchas horas a solucionar problemas que no había causado, y que nuestra incompetencia originó enfado y desconfianza en sus suscriptores… Palabra de Dios. Pero lo cierto es que ni siquiera el problema técnico que todos padecimos fue achacable a Ágora.

Desternillante es que se hable de dedicar muchas horas de trabajo para solucionar problemas causados… ¿Recuerdas que te comenté que la mayoría del trabajo se colgaba en su sitio web DIRECTAMENTE a MANUBRIO?

Luego están los muchos acontecimientos que iban sumándose, de los que poco o nada supimos en el juicio. Se sacaron un par de correos donde se me reclamaban explicaciones por la falta de un contenido de… ¡Joan cabrero! Y luego apareció el afamado `analhipster´ confirmándolo al mismo tiempo que sostenía que, efectivamente, de un tiempo a esa parte no cumplíamos con nuestro cometido satisfactoriamente porque no éramos capaces de hacer cosas necesarias más allá de la letra del contrato. Claro, por eso le ficharon a él -que hacía la mayor parte del contenido no estratégico- y también a Carlos Iburo -la persona que vendía el producto a nuestros clientes-, al tiempo que me daban a mí una sonora patada en el culo para hacerse con el 72% que era mi parte del botín. Se ve tan clara la lógica de lo acontecido, que flotó durante los interrogatorios continuadamente.

A veces me pregunto: ¿Y si todo estuvo organizado de antemano? Vale… Me he vuelto un mal pensado. ¿Pero entonces porque no nos hicieron saber que no estaban listos, cuando hablamos con management y staff? ¿Por qué sus técnicos hicieron creer a los nuestros que todo estaba en condiciones? La verdad, no tiene sentido… Salvo que todo estuviera planificado. Al fin y al cabo, ¿No es curioso que Cabrero nos haga llegar un burofax de renuncia como consejero la misma mañana de la rescisión?

Y que esta gente hable de incumplimientos…

Dijo Ecoprensa que fallamos muchas veces, y a modo de ÚNICO ejemplo -qué casualidad- nos hablan del día 3 de junio, que recordaréis que fue ese día en el que el mismísimo Juan González me hizo saber que todo estaba ya en orden. Debió pensar luego Ecoprensa que una flor hace un jardín, lo cual tiene su gracia porque en realidad ni estaban ni están como para hablar de pactos y cumplimientos. Estos amiguetes, por ejemplo, jamás nos suministraron los niveles de suscripción de clientes de Ecotrader, tal y como les obligaba el contrato que firmamos a fin de que pudiéramos vigilar el momento en el que teníamos derecho a cobrar variable. Ni una sola vez. Como tampoco se puso nunca un `banner´ a la web Ágora, tal y como se había pactado. Pero jamás protestamos… Ya entenderás a estas alturas por qué.

Pero… ¡Un 3 de julio Doblado se olvidó editar los contenidos en una web que no era suya! Teníamos que hacerlo en aquellos días en tres diferentes, debido a la incompetencia de Ecoprensa; y además de enviarlo por email, facilitamos siempre un acceso a nuestra web de toda la vida para que ante un despiste se pudiera hacer `copy+paste´; algo que su redactora reconoció en sala judicial, aunque un tanto indignada porque no se comprendiera que era un trabajo maquiavélicamente complicado a esas horas de la mañana.

El 2 de junio tuve trabajar velozmente porque al día siguiente tenía cita con el médico, mi mujer y yo estábamos en un proceso de FIB especialmente complejo. De hecho meses después de aquello logramos un embarazo de alto riesgo que la mantuvo durante siete meses casi sin poder moverse. No fue fácil atenderlas y reconstruir las cenizas que dejaron Cabrero e Iburo en contraprestación por sus servicios.

Por cierto, el dúo sacapuntas reconoció haberse pagado a sí mismo unos bonus poco antes de coger el caminito de Ecoprensa, con el `hipster´en plan estelar, afirmando que era normal que Ágora pagase a sus ejecutivos un bonus cada tres meses. Y tan pancho. El nivel de estupidez de algunos butroneros llega a extremos tan altos en ocasiones que, endiosados, ignoran que todo pago tiene que estar en la contabilidad. Y como ya imaginarás, tal cosa no está en la nuestra porque jamás se pagó más de un bonus anual y el de 2013 se había cobrado íntegramente en enero por parte de todos. Y si no está en la contabilidad, Juanito, te has colocado en situación de presunto perjurio. Ni era la primera vez que lo hacía desde entonces, ni fue la única en el evento de hace unas semanas…

¿Te imaginas? Cobras un bonus días antes de destruir el balance de tu compañía, con una factura a cargo de trabajos jamás realizados a cargo de todo el ejercicio aunque no ha acabado junio, y luego le cuentas al juez que eso es normal en la vida. 

No te da vergüenza de quejarte, Doblado, tú que trabajas menos que el sobaco de un churrero.. ¡Cobarde! ¡Pecador de la pradera…! ¿Te das cueeeen?

 

Para traca final, se nos habla de que la relación con nosotros era difícil últimamente…

consulta

No caballeros, SIEMPRE, la relación conmigo SIEMPRE es difícil. Es lo que tienen los jodidos principios… ¡Los muy puñeteros no son flexibles! Aún a riesgo de que te fusilen, es lo que hay. Como dijo Kisinger, uno se levanta de la mesa cuando se habla de ellos. Siempre fui inflexible con sus pretensiones sobre una operativa más agresiva que no tuviera en cuenta determinadas exigencias deontológicas.

Se habla también de que nuestro personal era poco colaborador. Supongo que por ello, en el mismo día de la rescisión, se publicó en elEconomista papel media página adicional realizada entre dos redactores y yo mismo de la que ya os he subido extracto. Si Juanito Cabrero y Carlos Iburro eran, junto a mí, las únicas figuras de Ágora que se relacionaban con Editorial Ecoprensa, cabe pensar por tanto que se referían a ellos; pero curiosamente se convirtieron en director de estrategia y director comercial de Ecotrader inmediatamente después de agenciarse el contrato de Ágora. Cabrero lo hizo aquella misma noche, aunque en el juzgado dijo que eso sucedió más adelante. Lástima, una vez más, que haya pruebas que sugieren lo contrario, suministradas por elEconomista para más inri antes de que pasaran dos horas después de la rescisión de Ágora.

perjuro2

Y sí, Juan González, representando legal de Ecoprensa, dijo lo mismo… Otro presunto contra el que habrá que estudiar las acciones pertinentes.

Para finalizar, hablando de trolas y troleros y ya que sale el tema de sus promesas mientras mi cabeza rodaba aún por el suelo, decir que de la pública promesa de renovación de Ecotrader al poner la “herramienta” en manos de Cabrero nada de nada. Me suscribí hace unos meses y toda la novedad es un rincón de estrategias agresivas. El resto sigue exactamente igual, aunque peor realizado. Ni contenidos diferenciales, ni herramientas de nuevo cuño, ni los profesionales reputados que por otro lado se prometieron para paliar mi salida. Por cierto, el de Cabrero no fue el primer libro de un español sobre velas, y si Cabrero es un economista reputado yo soy Lionel Messi (¿Siempre mintiendo eh?. Juanito no ha ejercido como tal en su vida, y de hecho el título se lo sacó trabajando para mí. La verdad es lo pasé muy bien evidenciándole en su foro, igual me animo y lo publico para que os riáis también vosotros un rato… 🙂

Ahora, si te parece que ya está bien de Ecojungla, comparte este post y que no haya paz para los malvados.

Anuncios

6 comentarios en “Juan Cuatrero, `hipster´, presunto perjuro y “asesor” financiero

  1. ¿ Cuándo se dictará y hará pública la sentencia? ¿Algún presentimiento?

    Si la Justicia le da la razón y condena a elEconomista, ¿dejará de publicar estas cosas?

    En caso de que la Justicia no le de la razón a usted, ¿recurrirá la sentencia?

    Suerte.

    Me gusta

    1. Bueno, prefiero no hablar de lo que pasó en la sala.

      ¿Dejar de publicar? Yo no publico para que condenen a Ecoprensa, para eso voy a los tribunales. Yo publico por muchos otros motivos y los dejé bien claros en mi primer post de esta serie dedicada a las desventuras de los emprendedores. Y lo que explico lo procuro probar. Esencialmente publico inmoralidades. Y no pasan en cualquier sitio sino en un supuesto medio de comunicación liberal con todo lo que eso significa… ¿No le parece que si todos hiciésemos estas cosas viviríamos en un país más sano?

      Sin duda recurriremos la sentencia si no nos parece conveniente aceptarla. Es nuestro derecho.

      Gracias.

      Me gusta

  2. Tenía mis dudas pero creo que se confirman. Cabrero estudió conmigo en la uni. Yo lo recuerdo como un fiestero y siempre alrededor de la rubia más mona. No pasó el primer año y se tuvo que cambiar de carrera. Entiendo que ahora está donde está por los contactos de papá y saber hacer la pelota al jefe de turno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s