¿elEconomista en los juzgados? Balones fuera

He dejado pendiente, dentro de este grupo de posts dedicados a ver a fondo la vomitiva rescisión que nos practicaron desde elEconomista, lo que me pareció más miserable como argumento para intentar no pagar. Reconozco que estuve cerca de romper a llorar cuando leí todo esto tras ocho años de dejarme la piel por esa gente tan “liberal”…

3

Según Ecoprensa, nosotros descalificábamos y considerábamos a su personal inadecuado a fin de cubrir nuestros incumplimientos. No se atrevieron a decir tal cosa delante de un juez. Primero porque imagino que tenemos derecho a tener una opinión e incluso a expresarla. Segundo, porque era una repugnante mentira que no podían ni siquiera intentar probar.

No cuestioné a su personal jamás, aunque sí la forma en que se gestionaban las responsabilidades de su parte del trabajo. Sobra decir que no pretendí cubrir incumplimiento alguno jamás, esencialmente porque nunca incumplimos nada. La gente, con el paso del tiempo, se da cuenta de que la caga y ante los dioses rectifica. Como con eso de que de que presionarme para operar más significaba exigirme simplemente más contenido, que ellos llaman “estrategia” al “contenido” según afirmó el representan legal de Ecoprensa mientras se le ponían rojas las orejas.

JAMÁS hubo queja formal -ni informal hasta días antes de la rescisión- relacionada con supuestos incumplimientos. Mintieron los señores Cabreo e Iburo afirmando tal cosa para reforzar la opinión sin pruebas de sus amos en contra de los intereses de la compañía de la que son socios y fueron mayoría en el consejo de administración… ¿Qué hacían siendo mayoría en el consejo si así era? ¿Por qué no dimitieron mucho antes de la rescisión? Obviamente ese hedor sobrevoló en todo momento durante sus declaraciones, y nuestros abogados estudian con calma todo lo que en sala judicial se dijo porque entendemos que hubo reiterado falso testimonio. Y aunque no es fácil probar esas cosas, yo creo que vamos a intentarlo…

Como ejemplo de la forma en que Ágora se relacionaba con su mejor cliente, valga un correo electrónico de mis últimos días, donde reconozco un error; lo que es muy diferente a un incumplimiento. Puede verse que la relación en ese momento -un mes antes de que fuéramos despachados… Ah no, que dos de los tres consejeros de Ágora se quedaron allí- era tirante, pero también muy respetuosa por nuestra parte.

Aquí podrá visualizarlo con más comodidad: https://s9.postimg.org/i1hm16zzz/correo7.gif

correo7

Con el personal, digan lo que digan, continuos abrazos y besos hasta un par de meses antes… Puede comprobarse con este correo en qué términos mes escribe Joaquín Gómez, mi jefe en la casa durante ocho años. Lo hace por propia iniciativa para felicitarme por mi columna… Y mi respuesta amigable. Sin embargo en sala judicial afirmó que yo no quería tener trato ni siquiera con los redactores. También estudiaremos qué resulta conveniente hacer con el testimonio judicial del “señor” Gómez. Fue para mear y no echar gota.

joaquin

Así que salvo que nuestros antiguos ejecutivos, Cabrero e Iburo, hicieran otra cosa y fueran a flagelar a su personal en horario de oficina, no lo entiendo… Pero claro, ellos que ahora son director de estrategia y director comercial de Ecotrader según lo publicado por Editorial Ecoprensa. En el juzgado dijeron otra cosa para intentar confundir a la justicia, lo que nos permite hacernos una idea de la impunidad con la que cree poder operar esta gente: afirman ante el juez lo contrario de lo que ellos mismos han publicado.

¿Resulta curioso verdad?

Y para terminar con los delirios de la execrable rescisión practicada por esta gente con la intención de no pagar, donde se incumplieron has siete de sus diez principios fundacionales (y porque los otros tres no son amplicables a nuestro ámbito personal) hubo que acudir a mi legendario mal temperamento, con mis malas respuestas, siempre fuera de tono, a suscriptores, lectores y asistentes a cursos.. Por no hablar de mujeres y hobbits. Eso sí, durante ocho años ni una sola queja. De hecho, justo lo contrario, pues como me decía alguien que se puede decir que fue el creador del éxito de elEconomista.es: ¡Eso es lo que te hace una `rockstar´!

malagente

Ahí están mis encuentros digitales, creo que aún pueden leerse si se buscan. Duro muchas veces, afectuoso siempre con alguien que cordialmente me trata, y desagradable con el que se dirige a mí como si le debiera algo por estar al otro lado. Puede preguntar cualquiera a Carlos Villalibre, máximo responsable de CMC Markets España, qué tal fue mi trabajo en los casi dos años en que estuvimos haciendo eventos con elEconomista, y cuál fue la satisfacción general de los asistentes a los mismos. Resulta de hecho curioso que fuera yo quien se encargara siempre de ello y no el “bueno” de Juanito Cabrero, teniendo como tiene tantas y tan bellas virtudes.

Me apetece en este momento, y para que no queden dudas, adjuntar un correo electrónico que, altruistamente me mandó hace unos días un suscriptor de Ecotrader. Lo fue en mi época y lo sigue siendo… Alguien que dice haber seguido mi carrera desde antes de que empezase para escribir en aquella casa:

correo

Aquí puede verlo con más claridad: https://s10.postimg.org/jncmwopd5/correo.gif

 

Supongo que a estas alturas no quedan dudas sobre que esa rescisión es una auténtica farsa, pero ya puestos desmontémosla del todo. Vamos con correo intercambiado sólo unos meses antes con Gonzalo Fernández, por entonces Jefe de Marketing de Editorial Ecoprensa, donde se nos felicita porque en líneas generales la gente está bastante contenta con la formación realizada… ¿Pero no faltábamos a los asistentes a cursos? ¡Pues este fue el último que hicimos! Qué cosas, menos mal que machacábamos -lo que imagino que incluye a Cabrero-  en ellos a la gente…

Puede verlo aquí más cómodamente: https://s9.postimg.org/ejyyxhtbj/gonzalo1.gif

gonzalo1

O con el intercambio de correos electrónicos mantenidos entre ellos a fin y efecto de establecer un calendario de cursos para 2014…

Aquí puede verlo mejor: https://s10.postimg.org/oigmh7aw9/gonzalo3.gif

gonzalo3

Por cierto, no pasen por alto lo que pensaba el ex Director de Marketing sobre la plataforma de elEconomista. Lo suscribo, y seguro que le permite entender muchas cosas de los “errores” cometidos y de la calidad de Ecotrader. En fin…

Me ahorro los correos intercambiados con González en los que se me consulta sobre nuestra predisposición a realizar un producto similar para su aventura mexicana. O los mexicanos son masocas, o igual es todo una burda invención para no pagar una vez que constatas que tu proveedor no quiere pasar por el aro y aumentar la frecuencia de lo que no tiene nombre porque llamas “estrategia” al “contenido”.

La verdad es que lo que sí puedo decir es que me quejé durante años de que se me pudiera insultar alegremente en su web cuando se publicaban mis tribunas. Y que jamás se puso coto al tema…

Parole, parole, parole… Mentiras, mentiras, mentiras. Bienvenidos a la Ecojungla.

 

Anuncios

2 comentarios en “¿elEconomista en los juzgados? Balones fuera

  1. Desde luego, El Economista tiene una cara que se la pisa. ¡¡ Si te tendrían que estar muy agradecidos, leches ¡¡

    Como escribí una vez en el Blog de Bolságora ( y tiene que haber quedado registrado) yo, ( y creo que no estoy sólo al pensar esto) esperaba en candeletas cada sábado para comprar el Economista… ¡¡ para poder leer tu columna ¡¡, que, para mi, y sin menospreciar al resto, era lo mejor del diario.

    ¡Cuánto disfruté con tu columna y los comentarios que surgían al socaire de ella¡ Lamentablemente, después, con tus excompañeros, nada ha sido igual… ni de lejos.

    Bueno, Carlos, te deseo que tengas mucha suerte en el juicio… y Felices Fiestas.

    Juan Manuel ( Castell ).

    Me gusta

    1. Estimado Castell, gracias por tus palabras. Y sí, desconocen la gratitud (como ya he escrito salvé el patrimonio de Alfonso de Salas durante el desplome de 2008 y ese dinero es el que ha mantenido en buena medida a elEconomista en forma de ampliaciones de capital) y tienen más cara que espalda. Lo de mis excompañeros, por supuesto, es mucho peor. Esto no es que carezcan de entrañas, es que las tienen del color de Mordor.

      Un abrazo y felices fiestas amigo.

      PD: os iré contando lo del juicio, que fue delirante.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s