Y el IBEX35 sacó su fusil

Mantiene el principal índice de la bolsa española un cierto retraso respecto a otros. Sobre todo si se olvida uno de que en nuestro universo se pagan más y mejores dividendos. Un retraso que en el largo plazo parece abrumador con el selectivo tan lejos de los 16.000 puntos, aunque la realidad es muy distinta cerca de los 25.000 puntos que marcó el índice si tenemos en cuenta uno en el que se hubiera reinvertido el dividendo. Ese índice, total return, está hoy en 24.000.

Siguen afirmando los que no entienden que el análisis técnico es un burdo intento -como toda herramienta- de acercarse a las expectativas, que el mercado español está aún en negativo en 2016 y que debe caer el hueco bajista desplegado en la primera jornada del año para que pueda haberse liquidado todo lo que hay que finiquitar para hablar de una desactivación de los argumentos -cabeza y hombros- que se concretaron para algunos a principios de año. Yo he defendido siempre la idea de una corrección canalizada dentro de un mercado mucho más alcista de lo que parece desde hace años, un mercado que se vería reflotado llegado el momento.

Ese hueco del que algunos hablan se cerró la semana pasada en la versión total return del índice, una versión que ha perforado con toda claridad la zona de alto previo para confirmar un patrón de vuelta a alcista -tipo doble suelo (s1s2) con asa- de gran calado. Mientras el IBEX35 cerró ayer ligeramente por encima de su zona de resistencia clave, la perforación fue amplia y diáfana si atendemos a un gráfico convenientemente ajustado. Un índice que transmitió días antes por tanto el mensaje. Un índice que no perforó en cierre diario la zona de mínimo del año durante ese `brexit´. En realidad el `bearexit´.

La idea de un suelo de mercado relevante en tendencia, con recorrido a meses vista y amplio potencial en términos de desplazamiento alcista de los precios, es un hecho técnico que también ha sido ya claramente confirmado por el mercado español por “irracional” que pueda parecernos. Una idea que encaja con las rupturas del conjunto de la renta variable europea de las que hablaba la semana pasada y de un mercado norteamericano que, salvo en el caso del Nasdaq100, vive en una zona de altos históricos que pueden ser calificados como de subida libre; si bien es cierto que empiezan a verse ya lecturas extremas en términos de sentimiento inversor aunque aún no generalizadas (y que por otro lado suelen tomarse su tiempo para provocar techos relevantes). Una cosa es estar caliente en otra, y otra recalentado.

En relación a los argumentos que acompañan el proceso de recuperación de la renta variable, quiero señalar los nuevos máximos que logró el dólar en muchos frentes; y por supuesto en el que le contrapone a la divisa única europea. Como puede verse en el gráfico adjunto, en los últimos tiempos los períodos de lateralidad del cruce euro/dólar han encajado con fases de pérdida de empuje comprador en el Nasdaq; el más torpón de los índices norteamericanos en los últimos tiempos. Tanto la recaída del euro/dólar como el proceso de repunte de los tipos de interés a largo plazo, conviene hacer comentario sobre ello ahora que parece que la FED ha empezado definitivamente la etapa de normalización monetaria, me parecen una buena compañía para el alza de la renta variable si las correlaciones no engañan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s