Donald Trump es sólo un hombre

Dicen que nos espera un mundo nuevo, que ya nada será como antes. De hecho lo dice el Presidente electo de la nación más poderosa del Planeta. Donald Trump ha prometido revertir el proceso de redistribución de la riqueza que ha generado la globalización y devolvérselo a la gente. A la suya claro. Si en lugar de tupé llevase coleta y barbilla diría que eso ya lo hemos escuchado por aquí. El mismo collar, distintos perros.

Lo cierto es que Wall Street no parece sentirse infeliz con él, y también que eso viene de lejos y se había reafirmado en julio con la definitiva ruptura de la zona de resistencia que estuvo frenando al mercado durante todo 2015. En zona de máximo histórico, incluso el Nasdaq parece recuperar su brillo con un 4% arriba en lo que llevamos de ejercicio; recuperando el liderazgo que suele caracterizarle. La tecnología parece haber roto resistencias tras un período renqueante como fue el que vivimos tras la llegada del nuevo regente de la Casa Blanca.

Como muchas veces durante años de tribulaciones como fueran 2015 y 2016, mi papel es el de intentar considerar si todo esto del mundo nuevo tiene gran sentido o, como dicen algunas voces, al final el papel de Trump será limitado. Trump, al final, es sólo un hombre. Muy poderoso, pero un hombre. Y con los mismos limites que un Obama que se ha ido con la mitad de los deberes sin hacer.

Y aunque no Obama, la historia sí ha hecho sus deberes durante su mandato. Una historia que nos dice que tenemos años de renta variable alcista por delante, que si hay fuertes ajustes serán una oportunidad compra. Son más de 200 años los que muestra este gráfico y su mensaje es sencillo: cuando la renta variable (línea azul) se mueve por debajo de la línea roja -su regresión a la media- con claridad como sucedió en 2009, tienes el entorno para nacimiento de un mercado alcista secular. Y en ese tipo de mercado la línea azul debe situarse claramente por encima de la línea roja antes de que la fiesta termine. Eso ha soportado dos guerras mundiales, una guerra civil, inflación, deflación, todo tipo de recesiones… Aunque bueno, ya sé que esta vez la historia será diferente.

Durante la semana vimos algo de presión en la volatilidad sobre sus primeras resistencias, sin inquietar, y cierta tensión en el crudo sobre niveles de soporte; elementos que podrían jugar contra la continuidad del movimiento alcista de la renta variable si se redoblase la presión. Sin embargo, el viernes volvió a alejar las tensiones. La vida sigue por tanto igual. El ratio put/call sigue en zona intermedia. Los alcistas, primero.

tribuna tres
Anuncios

2 comentarios en “Donald Trump es sólo un hombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s