El vértigo es muy distinto a la febre

El jueves tarde-noche lo pasé en urgencias en medio de una fiebre descomunal. Análisis de orina, análisis de sangre, electrocardiograma… Y para terminar, a eso de las 03:00 A.M. -había llegado a las 17 horas-, una ecografía para afianzar el diagnóstico más probable: apendicitis. Afortunadamente, finalmente no fue necesario echar mano del bisturí. Por ahora, claro, que esta personita tampoco será diferente.

Cuando tienes fiebre el mundo te parece un lugar mucho peor de lo que es. Cuando tienes fiebre crees que las cosas no volverán a ser como antes. Pero para tener fiebre hace falta una infección. Y no todas las infecciones acaban en el quirófano sino todo lo contrario.

Hoy, los mercados no presentan comportamientos característicos -he escrito COMPORTAMIENTOS- de la fiebre sino del vértigo. Y sí, algunas veces uno tiene vértigo antes de padecer fiebre. Pero no siempre, y la mayoría de las veces ni siquiera existe una infección. Si estamos por tanto en la etapa del vértigo, parece improcedente ponerse en situación de preoperatorio y llevar cargado el neceser en la espalda.

Comprendo en estos tiempos la prudencia. La comprendía un 15% más abajo, y un 30% también.La comprendo siempre de hecho, aunque vaya tantas veces contra la tendencia. Es evidente que aspirar a la máxima rentabilidad futura de una cartera pasa por aprovechar la finalización de mercados bajistas. No estamos ahí. Pero estar completamente fuera del mercado es también el mejor modo de correr el riesgo de condenarse a tener una de las rentabilidades más bajas posibles en el largo plazo. Basta con que la exuberancia se alargue más de lo razonable (y está usted en un lugar que no es precisamente racional). Todos deberíamos saber que el mercado puede ser irracional mucho más tiempo de lo que queremos creer, y que el mercado en ocasiones puede llegar a alterar los fundamentales convirtiendo -a posteriori- lo irracional en racional.

Estar siempre con el neceser en la mano, y constantemente depilado por lo que pueda pasar, puede ser peor que acabar bajo el imperio del bisturí sin haber disfrutado previamente de un rasurado delicado como son los que se hacen en el confortable hogar.

Otra semana dentro de la misma tendencia

Estamos lejos, muy lejos, de alcanzar un eventual techo de canal alcista principal. A los dos lados del charco. Tampoco he visto a mis herramientas de sentimiento inversor extremarse de un modo completamente convincente como para activar la cápsula del sentimiento contrario de la forma en que lo hice a principios de 2016 para discutir la tendencia bajista. Algo que hay que hacer sobre todo de abajo arriba, siendo algo más delicado el hacerlo de arriba abajo. Básicamente porque esto de la renta variable tiende a subir a largo plazo.

Obviamente todo eso no tiene por qué producirse antes de que los mercados caigan sensiblemente,  y es verdad que un día el lobo va a llegar. Verdad de la buena. Pero también lo era un 40% más abajo y los argumentos que se nos dieron entonces para ello no eran peores que los de hoy. Siempre, siempre, siempre, el ser humano infravalora el potencial de sus mercados y los da por amortizados muchísimo antes de que terminen. Siempre. Recuerde que los economistas son esos tipos que han anticipado nueve de las últimas tres recesiones.

Técnicamente la aceleración del S&P500 es poco creíble, como lo fue a primeros de 2012 o a finales de 2013. Y aquí estamos. Es verdad también que esa aceleración no está respaldada por nuevos altos del Dow Jones Transportes o del EuroStoxx50 en el más corto plazo, encerrados como están en un lateral que puede ser el primer síntoma de que algo no va del todo bien en el organismo. Pero hemos visto múltiples y más profundas divergencias de este tipo desde 2009. Si llega, no confunda la corrección con el cambio de tendencia. NO a priori. La fiebre alta y persistente es una cosa, pero afortunadamente la apendicitis es otra bien distinta.

Anuncios

2 comentarios en “El vértigo es muy distinto a la febre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s