Marine or not Marine, esa no es la cuestión

Entre noticia y noticia, entre evento y evento, paso a paso, mes tras mes, la tendencia alcista principal del mercado de renta variable se ha ido reestructurando en Europa hasta alcanzar zonas cercanas a sus máximos históricos, en gráfico total return, de modo general. El DAX30 está en ellos. El CAC francés o el AEX holandés han batido los altos de 2015. Al otro lado del charco hace tiempo que los índices volvieron a hacer historia.

Hemos entrado ya en una nueva temporada de resultados. Pero hoy el muro a batir parece ser Marine Le Pen. Como no hace demasiado tiempo lo fueran Trump, el Brexit, las subidas de tipos de interés o los griegos. Siempre pendientes de algo, siempre haciéndonos preguntas, tantas veces olvidando lo más simple: la tendencia. Una tendencia que en las referencias norteamericanas lleva años sin fracturarse, y que al menos por ahora no presenta debilidad alguna inequívocamente revelada si uno se ciñe a las cosas más sencillas, poco glamorosas, las que podría ver cualquiera. Esas cosas que, quizá por eso, tan bien funcionan.

 

Patrones potencialmente bajistas hemos visto muchos desde que empezó la escalada post Brexit; el ‘Bearexit’. Casi siempre es así. Alguno realmente espectacular como el del Rusell2000, a medio camino, justo antes de que este se lanzase a por el techo de su canal alcista principal; donde por fin iban a tener los bajistas su oportunidad. Pues llevamos más de cuatro meses esperándola… Tomen nota los bajistas, porque en la vida se corrige en profundidad, pero también en tiempo.

Un Russell2000 que brilló ayer y, curiosamente, está más cerca de confirmar una formación de continuidad alcista más que de romper soportes. Y eso plantearía otro intento de movimiento hacia el techo de su canal alcista tras una traslación lateral que le ha acercado al suelo del mismo. Muchos técnicosconfunden las dificultades con el abismo, los techos de canal alcista con el final de las tendencias, básicamente porque cuando no hemos avanzado el miedo nos posee, y porque cuando lo hemos hecho también. Dejar el último duro para otro es precisamente querer el último duro.

En el techo de su canal alcista, el Nasdaq tampoco podía avanzar, pero tras varias semanas en lateral este ahora está más arriba. Recen los bajistas porque no le dé a Wall Street por reventarlo aprovechando que otros han purgado y bien, porque en tal caso van a vivir una auténtica pesadilla. Una pesadilla que permite la media 10 sesiones del ratio put/call, en zona intermedia.

Con el permiso de los franceses, la tendencia puede estar más viva de lo que muchos piensan incluso pese al incómodo repunte de la volatilidad, la recaída del crudo y la ruptura de niveles de soporte clave en el rendimiento de los bonos. Como casi siempre por una cosa o por la otra. Una ruptura alcista de la zona 6.785 puntos del Russell2000 en su versión total return sería más gasolina para ella. La pérdida de la zona delimitada entre los 6.400 y 6.500 puntos, una primera evidencia seria de que todo eso está pasando factura y puede que tengamos problemas de los que duelen por primera vez desde el pasado verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s