Los que te intentan matar (tus socios), después te van a demandar

He introducido algunos fragmentos de las grabaciones que realicé, y que ponen sobre la mesa la forma camorresca con la que se terminó conmigo desde elEconomista. Y cómo mis socios trabajaron en su favor y contra los intereses que debían defender como consejeros de Ágora, como si yo fuera ya carroña. Pero cuando matas a alguien hay que asegurarse de que no respira y, sobre todo, de que no va a levantarse. Vamos con un post de aquellos días de película, que de emociones también se ha tratado siempre…

Como he demostrado con varios fragmentos de una grabación que realicé en un momento de astucia, todo apunta a que mis socios fueron comprados. Cabrero e Iburo se pusieron manos a la obra de modo precipitado. Carecen de redaños para tomar determinadas decisiones, así que fueron empujados por el látigo de su amo: el dinero a cualquier precio de la mano de los directivos de Editorial Ecoprensa.

Primero intentaron comprar una EAFI pero fracasaron. Así que crearon un vulgar chiringuito financiero desde el que han ofrecido asesoramiento personalizado sin ser EAFI (mis abogados acaban de proceder con la prometida denuncia ante la AEPD, como contaré próximamente, así que el próximo paso nos dirige por fin a la CNMV). Desde ella han ofertado servicios de gestión sin ser tener licencia para ello, y los han realizado. Ya conoces el caso Mr.K. 

En su mundo feliz, ese en el que lo petaban aunque no se hicieran finalmente con todo, la materia prima vendría de Ecoprensa. Las grabaciones y correos que he publicado demuestran que habrían acordado facilitarles clientes, tal y como denuncie en traición, mentiras y corrupción en elEconomista. A cambio, sólo había que matarme por la espalda primero y convencerme de que era bueno para mí después.

Iburo, el actual director comercial de Ecotrader, es un tipo listo aunque poco inteligente, de los que piensa que podrá hacer como papá con la sardina y el besugo, de los que no entiende que los tiempos cambian, que esto es el siglo XXI y aquí ya nos conocemos todos. La picaresca ha dejado paso al talento hace mucho. Cometí el error de poner en sus manos a la empresa al poco de conocerle porque debía dejar Madrid para apoyar a mi mujer en su carrera profesional. En mi ausencia, hizo y deshizo, comentándome lo que le parecía y callándose lo que no.

 

El viejo truco: hombre rico, hombre pobre; poli bueno, poli malo

En la hora señalada, el “bueno” de Cabrero, qué decir del tipo que antes de destruir el negocio de su empresa intento vendérsela a un tercero, jugó el papel que menos le gusta: el de poli malo. Las circunstancias. A Juanito le había tocado apuñalar a la familia, pero lo hizo a distancia. Le faltaron bemoles para dar la cara. Iburo jugó el papel de poli bueno y vino a hablarme de los planes de futuro de la feliz pareja…

El lado bueno de que te hayan tomado mucho el pelo es que en la hora del dolor los malos se sobreestiman y cometen “descuidos”. Iburo, tan prepotente como amigo de vivir no muy lejos del suelo, los cometió de todos los colores. Ya has oído algunos trozos de la grabación que quitan el hipo.

Nos vimos un par de días después de la rescisión que ha acabado en condena judicial para los “liberales” elEconomista por incumplimiento contractual, en ese viaje de incógnito que hice a Madrid y del que te hablé en aquellos días de cuchillos largos en elEconomista. Como es patoso y no sabe esconder el colmillo, a diferencia de Cabrero, me había hecho sentirme muy presionado. Algo tramaba… Amenazarme de forma velada con dejar la compañía y llevarse parte de los clientes que configuraban el 30 por ciento de los ingresos que manteníamos tras la ruptura con Ecoprensa, no podía ser casual. Fue eso lo que activó mis alertas, y no tardé en enterarme de que Cabrero estaba en Madrid en ese momento. Considerando lo que odia esa ciudad desde que se buscó una montura independentista, no estaba allí por placer.

Intuyo que Iburo creía que yo, en medio de un proceso de FIV, viéndome sin ingresos y con 500 kms de desventaja, noqueado por la traición de un amigo muy íntimo desde hacía más de 20 años, y atacado con ira por el medio de comunicación por el que me había dejado la piel durante ocho años, iba a darle vía libre para hacerse con el control de Ágora.

No era un mal plan ofrecer mucho dinero a corto plazo a quien acaban de reventar… Si yo fuera otra persona, claro. El tipo cultiva tan refinadamente la vileza (las cosas que luego me han contado desde el sector te dejan anonadado), que tuvo jeta como para demandar a Ágora por despido improcedente y empleo encubierto pese a haber dimitido por no haber cedido a la propuesta que me hacía llegar desde elEconomista. Sí, también lo tengo grabado. Y como bien sabes, Editorial Ecoprensa ha sido posteriormente condenada.

ridiculo

 

 

Te sangrarán todo lo que puedan querido emprendedor…

El del juzgado en lo laboral fue un capítulo realmente amargo que, como emprendedor, debes conocer. Un juzgado laboral es cualquier sitio menos un lugar donde va a hacerse justicia. Al menos en España. Allí el juez lo tiene muy claro antes de empezar demasiadas veces. Y eso si llegas a la sala sin que te sugieran no hacerlo… No tuvimos suerte aquel día, debía ser lunes, así que se nos invitó a llegar a un entente con la gente que nos había traicionado y chantajeado (eso les da absolutamente igual) pese a tener una grabación que lo dejaba todo claro. ¿Quieres que la oigamos? Entonces entra, entra… ¡Y buena suerte!

El dilema fue duro: 80% de probabilidad de victoria por un lado… ¡Estás en lo laboral amigo! Pero en caso de derrota, el riesgo de una multa de hasta 100 mil euros porque el tipejo que te demanda alega que es un autónomo encubierto siendo consejero delegado, socio de la compañía, el que negociaba con el cliente del que vivía la empresa por entonces (¡Cómo ha cambiado el cuento en estos tres años!), el individuo que contrataba empleados y proveedores de servicios de todo tipo, el que buscó la oficina en la que seguimos, los abogados que teníamos antes de la ruptura… Todo.

¿Te imaginas?

Por un lado, la mitad de la caja con la que deberás intentar reflotar tu empresa y que seguramente no será suficiente (como así fue). Por el otro lado, un cáncer con patas que se ha reventado 30 mil euros en yantar y otras cosas menos confesables abusando de tu confianza… Dispuesto a deponer las armas por otros 12.000 euros. Asco. Pues esto está al mando de Ecotrader junto a su socio Cabrerín. A elEconomista le importa un pimiento… Y tú les importas a todos un bledo. 

Pensando en mis empleados y a largo plazo, tragándome el orgullo, elegí pagar. En el próximo post más detalles de cómo avanzó mi conversación con Iburo ya rumbo a la Ecojungla. ¿Repugnante todo, verdad?

 

 

 

Anuncios

9 comentarios en “Los que te intentan matar (tus socios), después te van a demandar

  1. Si estos tios con un socio son capaces de todo, con un cliente….. lo que te de la imaginación……. Madre mía……… Hay gente a la que la palabra honrados se le ha caído del diccionario…. mejor dicho de la enciclopedia Larouse…. Un saludo caballero!

    Le gusta a 1 persona

  2. “Intuyo que Iburo creía que yo, en medio de un proceso de FIV, viéndome sin ingresos”

    Sin ingresos? El mejor analista del pais? Que raro.

    Me gusta

    1. Es cierto, debí decir con el 70% menos de ingresos en la compañía de la noche a la mañana y varias familias que dependían de que los sacara de debajo de las piedras para no mandarlos a donde querían mis socios: al paro. En el resto, si incluimos la palabra “técnico” en el enunciado, completamente de acuerdo. Y lo sabes.

      Me gusta

      1. El problema es que no aciertas casi nunca en las predicciones que haces. Sólo hay que ver el valor liquidativo del Prometeo. 🙂

        Me gusta

      2. Entre los cinco mejores fondos de su categoría en 2017. Son más de 400. Un desastre, como nuestra brutal tabla de seguimiento en la que además no tengo ayuda de algoritmo de selección alguno. Es tan pública que debería darle vergüenza escribir cosas que refutaría un niño de 6 años. ¿Sabe qué? Mejor siga durmiendo… 🙂

        Me gusta

    1. Pues fíjate que no me ha llegado una sola por lo que escribo querido. El metepatas ha ganado en los tribunales y multiplicado por cinco la facturación de la empresa en menos de tres años. Un beso, don nadie.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s