¿elEconomista se pasa a la LOPD por el arco del triunfo?

En la hora de la traición alguien vendrá a ti como lobo con piel de cordero. En mi caso, Carlos Iburo, consejero delegado de Ágora por entonces, vino a mostrarse como alguien que no estaba de acuerdo con Judas  -nadie te ha hablado a la cara, me dijo-, hablándome de las virtudes un acuerdo que era ilegal y que en realidad sólo beneficiaba a su socio, a él mismo, y a Editorial Ecoprensa.

Me dijo nuestro querido listillo que convenía poner la otra mejilla por un tiempo, exculpar a quien llamó traidor por cobarde, y no demandar a elEconomista por un juicio que hemos ganado. Él, que no había depositado nada en Ecotrader pero había chupado de él por mi generosidad durante años, le pareció mejor buscar vías de negocio en las que su persona fuera la clave: y por ahí debía continuar el acuerdo: yo voy a hacer un trabajo comercial que ahora no hacemos si te olvidas de tus reclamaciones, es otra forma de ganar el dinero durante los próximos años… El chico es chapucero pero no es completamente tonto. No contó con que yo no soy sadomasoquista ni con que el dinero no es una prioridad para mí desde hace muchos años.

Iburo, a la postre, esperaba erigirse en dueño de la compañía junto a Cabrero. Lo entendí cuando vino a verme al día siguiente con su papá, que es quien maneja sus hilos. Papi, me concretó un “planazo” que, por supuesto, incluía el acceso a los clientes de elEconomista para crecer. Y el total perdón a Judas. Pero los audios de papá los dejaremos a parte porque no tienen gran interés para nuestra historia. Teniendo a Carlitos con nosotros para mostrarnos cómo parecen hacerse los  negocios en elEconomista no necesitamos nada más…

Recuperemos un segundo momento de nuestra conversación que certifica lo que denuncio:

 

Carlos Doblado: Voy un poco a… Vuelvo a mi idea, a lo mejor es que no te la he sabido plantear.

Carlitos Iburro:  Yo veo dos cosas buenas, eeeee,  en el planteamiento que nos hacen. Por un lado, en el tema económico inmediato…, que, que oye, creo que no está mal. Tú dices, tenemos 360 mil euros.  Bueno, pues si los tenemos ya, por decirlo de algún modo, los estamos intentando conseguir desde ya. ¿Con un trabajo a cambio? Sí. Pero un trabajo que creo que a la empresa le viene muy bien, es decir, un trabajo de contacto directo con clientes que era algo que, desgraciadamente no teníamos, y que es una ventaja importante. Eeeee…. Y eso es algo que lo podemos tener…

Como habrás escuchado, el entonces consejero delegado de Ágora EAFI, y director comercial de la herramienta Ecotrader de elEconomista desde el día siguiente según me han contado mis empleados (ya les hizo trabajar para ellos al día siguiente de que nos rescindieran), afirma que le ofrecen un dinero  por un trabajo comercial que realizará él y que en Ágora no hacíamos. Ya es curioso que quien te rescinde por patán luego te contrate para otra cosa…

Recordemos algunos de los argumentos de elEconomista para no pagarnos lo pactado en caso de una rescisión unilateral:

agora.gif

Pero además de un dinero le ofrecieron el contacto directo con el cliente de elEconomista a fin de que pudiera usarlo para vender producto de Ágora, algo que por desgracia según Iburo -y porque lo impide la ley, querido- no teníamos y que es una ventaja importante. Muy bien chato.

En definitiva, Ecoprensa nos estaba ofreciendo como contrapartida para un acuerdo -por el Ágora desistiera en sus legítimas reclamaciones-, tanto un cierto dinero como algo que suponía incumplir la Ley de Protección de Datos y el contrato que firman los clientes de la herramienta Ecotrader con Ecoprensa tal y como puedes ver…

eco

Aquí tienes enlace al contrato de alta a Ecotrader al completo… 

Podemos convenir que la ética del director comercial de Ecotrader encaja perfectamente con la del director de estrategia y con la propia Ecoprensa, que se saltó 7 de sus 10 principios al efectuar una relación como la que efectúa a Ágora.

¿Pueden estos personajes, Iburro y Cabrero, seguir un día más en Ecoprensa?

Pues así parece. En mi opinión, con ello, elEconomista está reconociendo que estaba completamente al tanto de lo que se me iban a ofrecer tus datos para que intentase hacer clientes con los que intentar salvar mi negocio… En base a estas y otras cuestiones hemos denunciado a la sociedad de Carlos Iburo y Joan Cabrero, así como a Editorial Ecoprensa, frente a la AEPD. Trilera, corrupta, e ilegal Ecojungla.

ALFONSO

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s