La FED no es el enemigo

Avanza julio con irregularidades a uno y otro lado del charco. No es extraño ni inesperado que así sea. En Europa se resisten los bajistas a seguir escalando desde semanas, y hay argumentos para entender que así sea: se han atacado los altos de 2015 en la versión total return del Stoxx600, del EuroStoxx50 o del IBEX35. Mucha resistencia y se ha llegado a ella verticalmente; y además los bajistas contaban hace semanas y a la misma altura con el techo del canal alcista de medio plazo que presentan muchos de los principales índices. ¿Será normal descansar aquí cuando escalas en vertical? Digo yo que sí.

Y el ajuste de corto plazo no presenta rasgos que deban considerarse algo más que correctivos. Perfecto el movimiento canalizado del Stoxx600 total return. Esa corrección en bandera ha llevado al mercado a su primer soporte, que el EuroStoxx50 plantea en forma de línea de tendencia acelerada. Las velas semanales desplegadas durante el reciente movimiento lateral/bajista, por otro lado, son consolidativas por mucha gran resistencia que se ataque mientras no se demuestre lo contrario.

 

En Wall Street, en cambio, las últimas semanas han sido cualquier cosa menos correctivas; incluso pese a las dudas que el Nasdaq100 ha generado desplomándose hasta su línea de tendencia y antiguo techo de canal. Puede verse como el Russell2000 total return ha llegado a marcar nuevos altos crecientes aunque sin superar su resistencia clave, de corte ascendente. Una zona que sí ha superado el Dow Jones Transportes TR si atendemos al doble suelo -s1s2- en continuidad alcista que presenta el índice tras un movimiento lateral de varios meses, con el que ambos se han alejado de su respectivo techo de canal alcista de corto/medio plazo.

La situación técnica, por tanto, no puede considerarse bajista en ningún caso. Ni siquiera en el corto plazo, a día de hoy. Tanto es así que el Dow Jones Industrial a marcado nuevos altos crecientes esta semana y, junto al S&P500, ha cerrado en niveles nunca vistos antes durante los últimos días. Solo a nivel correlaciones, con tipos de interés descendiendo en el lado largo de la curva pese a los recortes de tasas de la FED -esto es lo que más me preocupa de la situación actual-, y un crudo que sigue perdiendo altura, pueden encontrarse argumentos técnicos de envergadura para sugerir una corrección relevante.

En términos de sentimiento inversor, ni la volatilidad ni el ratio put/call me parecen un problema y alejan la posibilidad de un techo relevante al estilo 2015. La primera está en zona de mínimos de los últimos años, y no se muestra más que ligeramente divergente para el muy corto plazo. En cuanto al ratio que más me gusta para empezar a darle auténtica credibilidad a lecturas de gran convicción alcista como las que ya ha mostrado en este ciclo Investors Intelligence, el gráfico lo dice todo: no se han producido lecturas extremas como las que se vieran en 2010, 2011 ó 2014 para abrir un escenario de alerta ante las correcciones relevantes que habían de venir y que son las tres ha tenido el mercado alcista que mantiene Wall Street desde 2009.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s