Carlos Iburo: abusón, trilero y…. ¿Perjuro?

El talento de este personaje es proporcional a su talla. Cree el niño de papá que este es el tiempo de su antecesor, cuando con ser un poco listo podías vender sardina por besugo, y en los últimos días ha vuelto a demostrarlo… Afortunadamente esta España es otra, y aunque cueste conseguirla y haya que rogarla, la posibilidad de hacer justicia es infinitamente superior a la de hace unos años. Los jueces han dicho “basta” al trapicheo de guante blanco.

El socio de chiringuito de Juanito Cabrero, el hombre que tiene elEconomista al teléfono de Ecotrader para resolver dudas sobre los problemas de pago de la cuota mensual, teme a los tribunales.  Imagino que tiene sentido leyendo que mi próxima acción será poner en conocimiento de éstos la sarta de presuntas trolas que se dijeron en el juicio por el que Ágora venció a Ecoprensa; mágico lugar donde dos de sus tres socios acudieron a masacrar a su propia empresa con sus falacias en favor de elEconomista. Si su actual jefe no parece decir la verdad cuando toca declarar, tampoco van a cortarse sus mindundis.

ALFONSO

Tenemos estos chicos y yo muchas cosas pendientes, aunque cada vez menos más allá de la diversión con la que vive el futuro cada una de las partes. La semana pasada tuvimos que volver a visitar al juzgado, esta vez por algo que en su momento quizá me anime a explicar con pelos y señales porque es de traca. Y allí estábamos todos. La cabra, su jaca, mi abogado, el suyo, mis testigos… Pero nos faltó Carlos Iburo.

Iburo, que tiene miedo de que lo que se diga pueda ser usado TAMBIÉN en su contra, debió pensar que la jueza es tan ciega -el cree que tonta- como la justicia; de modo que no se presentó. Total, una multita más para un pájaro de esta casta es lo de menos… Sin embargo su Señoría estuvo brillante y no permitió que un cretino se permitiese el lujo de no acudir a la llamada del deber. Aún quedan lugares sagrados. Más Iburro que nunca, nuestro pequeño butronero tendrá que soltar 1000 euros de multa; pero lo más importante es que no va a salirse con la suya: juicio suspendido y en febrero convocados todos de nuevo.

Carlitos… ¿Tendrás valor para volver a faltar a la cita? No seas así hombre, puedes responder a tus necesidades en Ecotrader con el móvil, como haces desde tu Miranda natal a la que has vuelto porque en Madrid te conoce hasta el apuntador. Además, ambos sabemos que lo de suscribirse a Ecotrader está muy poco en boga últimamente. Así que anímate hombrecillo, será bonito volver a estar todos en el mismo sitio. Te espero.

PD: Editorial Ecoprensa devolvió la citación judicial -que hicimos llegar al susodicho hasta por telegrama- alegando que no conocían a su propio Director Comercial en Ecotrader. Habrá que preguntar por él a Don Pepo García, autor de la foto, parece que fue el último en verlo dentro de la casa… Trilera y ruinosa Ecojungla.

eco

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s