El euro/dólar nos amargará la Navidad

Ya hace un par de semanas expresé mi sorpresa por la corrección europea. No aparecía una explicación técnica por ninguna parte para explicar el paso atrás de la renta variable europea. Estamos rebotando desde la directriz alcista del índice, pero con más miedo que vergüenza y una evidente dificultad cada vez que al euro le da por ganar altura frente al dólar. El día de ayer es un ejemplo claro de cómo arruinar una prometedora sesión y, por ende, una esperanzadora reacción semanal que cabía esperar por sobreventa de muy corto plazo; pero también porque el resto del mundo empuja hacia donde empuja.

tribuna1

Hay pocas dudas, tomando como referencia lo que viene sucediendo desde la victoria de Macron en primera vuelta de las presidenciales francesas, de que el euro está siendo un palo en las ruedas de la renta variable europea. La corrección de la parte central del ejercicio, en movimiento canalizado, se correspondió con el movimiento de 1,10 a 1,21 en el euro/dólar.

La recuperación bursátil de septiembre y octubre con la bandera de continuidad alcista desplegada por el cruce más importante del mundo, entre 1,21 y 1,16. La bolsa europea empezó a caer antes de que repuntase de nuevo el dólar, así que no había explicación… Hasta que con el rebote del euro/dólar se encendió la bombilla. En el gráfico de la derecha puede ver la contundente reacción mensual del par, que me temo que es la explicación al inquietante patrón mensual que la renta variable europea plantea en este momento y contra lo que expresa el resto de la renta variable internacional.

Esto tiene un lado bueno y uno malo. El bueno, la inercia general no se verá condicionada por esto; e indudablemente ofrece soporte a las bolsas europeas. La cosa no tiene pinta de cambiar y, de perforarse el 1,21, mucho me temo que va a continuar de forma consistente. Obviamente la correlación puede dejar de ejercer su influencia de un modo tan evidente, pero sin duda no es viento de cola para las acciones europeas. Aquí, el dólar y su área de influencia ganan. Así que si se rompe el 1,21 haga usted el favor de seguir el consejo que he dado varias veces desde principios de ejercicio y téngame cubierta la divisa. Es algo que cualquier asesor debiera poder ayudarle a hacer, y desde luego en Ágora EAFI (www.agoraeafi.com) hacemos por nuestros clientes.

Y sí, da un poco de miedito echarle un vistazo al tipo de suelo que parece haber concretado el euro/dólar, sobre directriz alcista de muy largo plazo y la base del canal bajista por el que discurrió la corrección del euro/dólar de la última década. Por encima de 1,21 buscaremos techo de canal bajista. Y más allá de éste 1,40 primero y 1,60 después. Nadie olvide que el Dollar Index -cesta de monedas que cruzan contra el billete verde norteamericano- se ha depreciado más de un 95 por ciento en los últimos ochenta años. Llegar a un cruce en la zona de 2 contra el euro supondría haber caído 96 por ciento. Como puede ver, terrorífico e impensable escenario en términos históricos. Los alemanes no venderían ni un Volkswagen si pasamos del 95 al 96. Espero que se entienda la ironía.

TRIBUNA2.gif

Al otro lado del charco, semana de película. El Dow Jones Transportes, la gran incertidumbre técnica del momento, confirmó la vela doji semanal desplegada previamente sobre línea de tendencia. Intenta reaccionar al menos. El Russell2000, elemento que como éste se había pasado seis semanas correctivo tras el rally de septiembre, se ha ventilado todo el ajuste en dos semanas, en un alarde de fortaleza propio de los movimientos en tendencia. En su medida, algo similar a lo que se consiguió previamente para fulminar ocho meses de lateralidad. La tecnología, a lo de casi siempre desde que los resultados de Alphabet -Google- y Amazon.com permitieron la ruptura de su resistencia de corto plazo para desbaratar la cuña que tantos vieron, una vez más, como el heraldo de la tempestad. ¿A quién le importará la tendencia?

tribuna3.gif

Y no, los indicadores de sentimiento norteamericano no señalan de forma general y sin controversias un sentimiento alcista extremo, la volatilidad sigue sin dar síntomas de querer elevarse en tendencia, y el `breath´ del mercado tampoco presenta otras complicaciones. Las medias avance/descenso han marcado nuevos altos. O sea, que el mercado sube de forma conjunta, luego no es verdad eso de que son unos pocos gigantescos títulos del Nasdaq.

En la periferia tenemos al crudo marcando máximos, a los bonos sin moverse, a Japón cerca de sus altos históricos total return tras décadas, y a los emergentes rompiendo una década de ajuste lateral/bajista… Un panorama nada alentador para los bajistas a nivel general una semana más; con el Nasdaq apuntando a la zona 6.700/7.000 puntos antes de presentar un área de techo potencial significativo para el medio plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s