El analista de elEconomista no paga ni sus deudas

Le dedico ya poco tiempo al “bueno” de Joanet Cabreru (he decidido catalanizarle el nombre porque me cuentan que está entregado a la causa `indepe´ para llevarse bien con la parienta). Da hasta un poco de pena seguir con ello tras haber revelado con todo tipo de pruebas la clase de energúmeno sin ética que está al frente de Ecotrader, la herramienta de inversión que creé para elEconomista con una condición: no me robéis impunemente los clientes. Lo hicieron, algo que hubo que solventar con condena judicial porque la gente de Editorial Ecoprensa es de esos fariseos liberales que no respetan los contratos que firman, ni siquiera estando entre en sus principios fundacionales el buen gobierno corporativo.

Resulta incomprensible que un tío que ha demostrado ser un disparate como operador, dejando tiritando a un cliente del chiringuito que montó o quiso montar con Carlos Iburo, su socio, siga haciendo recomendaciones. La que puede haber liado en Ecotrader durante estos tres años es de época. No se trata de que no tenga licencia, que no la tiene, sino de que ha demostrado ser un auténtico incompetente cuando no tiene quien lo vigile. Lo del VIX, fue memorable. El cliente pierde un 90% de su dinero después de que éste haya alcanzado los niveles más altos desde el final de la crisis financiera recientemente. Un par de fenómenos, el pequeñín y su cabra.

Pero Cabrero no sólo es un cáncer deontológico que ha colaborado con la destrucción de la reputación de Ecotrader, y alguien que aún puede tener que sentarse en un banquillo, junto a su estimado Iburro, por administración desleal y apropiación indebida. Que va, es también un tipo que quiso estafar a un posible comprador de su empresa antes de descuartizarla. Y un traidor según su socio Carlos Iburo.

Pero en un alarde de genialidad, además, esta hermanita de la caridad se permite no devolverle el dinero a la empresa que se lo ha dejó bajo el pretexto de que se encontraba en un bache financiero… Siempre le gustó vivir por encima de sus posibilidades, así que el dinero que usó para marcharse de vacaciones a Grecia, desde dónde asestó el golpe a sus empleados. Y a su propia empresa, claro, contra la que declaró todo tipo de falacias en el juzgado de lo mercantil para no ser menos que sus amos. Otra causa potencial que espero poder abrir en su momento (uno tiene cada día más cosas que hacer y menos por las que prestarle atención). Y como no lo devuelve ni pasados tres años y rapiñados cientos de miles de euros de un negocio que se creó sin su concurso pero del que vive afablemente, pues se ha ganado otra causa judicial…

Cabrero, hijo de mi vida, un asesor financiero debe cuidar su reputación. Incluso aunque como tú carezca de licencia. Deberías darte cuenta de que elEconomista no te va a cubrir el culo toda la vida, y menos ahora que ya te ha utilizado en el juzgado y te van retirando lentamente del protagonismo en Ecotrader; que ha dejado de ser un producto técnico con barniz periodístico a ser un timo con barniz técnico. No me olvides cuando vuelvan a venirte con otra rebaja en el pago por tus “servicios” como a primeros de 2017.

Como diría el gran Joaquín -no Cabrero, tu jefe el que también trolea en los juzgados no, he dicho grande-: a ju(z)gaaaaaaaar….

Evidentemente, tampoco por esto me pondrá una querella por calumnias.

demanda

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s