Noviembre puede devenir (otra vez) en memorable epitafio

Semana de intento de rebote. Fallido. Semana de quiero y no puedo que frenó a los índices en sus primeras resistencias. En Europa resistencias de corto plazo, pues se intenta encontrar oxigeno desde zonas de último soporte en tendencia de medio plazo en algunas referencias clave como el Stoxx600 y el EuroStoxx50 en versión total return. En Estados Unidos, el rebote se intenta desde niveles de frágil significado técnico salvo por el hecho de que algunas medias de 200 sesiones han detenido el castigo por el momento; pero no por ello estamos viendo algo que carezca de significado en tendencia.

El chart norteamericano nos muestra la pérdida de la media móvil de 200 sesiones en el Dow Jones de Transportes, y como ésta ha funcionado como resistencia en el rebote tras múltiples veces en las que sirvió de apoyo. En el caso del Dow Jones de Industriales esta media tendencial sujetó al mercado la semana pasada, pero sin que pudiera mantenerse una línea de tendencia que es lo que ha ofrecida resistencia para el índice en el fuerte rebote de primeros de la semana; que acabó esfumándose. Así ha sido también para el Nasdaq100.

Todos y cada uno de los principales índices norteamericanos expresan ahora, y a falta de ocho sesiones para su cierre, una destructiva vela mensual de tipo envolvente como la que ofrece el gráfico del S&P500 , como siempre en versión total return, y que nos obliga a mirar a febrero, mes predictivo por excelencia. Curiosidad estadística o no, conviene recordarlo junto al hecho de que octubre es el mes más bajista de la historia del mercado de renta variable con gran diferencia.

Si el mercado no salva esta vela en lo que queda de mes, circunstancia que no parece fácil a priori, la posibilidad de un cambio de tendencia habrá tomado forma. Pero un cambio de tendencia, conviene recordarlo, pasa por la pérdida de los mínimos de febrero. La definición de tendencia es así, no me la he inventado yo.

TRIBUNA1

Es ahí donde Europa ya ha propuesto un mensaje, y donde puede seguir haciéndolo para anticipar escenarios francamente preocupantes en tendencia. La pérdida de los mínimos de febrero es un hecho en muchas referencias. Hablé en su momento de los bancos y del MIB italiano como excepciones de gran peligro que no acaba de creerme. Como ya hice la semana pasada, hoy no me toca más remedio que visualizar que ya no son excepciones aunque sigan todavía quedando muchos soportes de importancia en pie.

Es el caso del EuroStoxx50 y del Stoxx600 en sus versiones total return, pese al duro castigo mensual que se acumula y aunque en el segundo caso la línea de tendencia ya sea historia. Los cruces de MCAD mensual a la baja, con beso de la muerte inclusive en el Stoxx600 y en zona de impresionante resistencia para el EuroStoxx50, son argumentos que anticipan que los soportes difícilmente resistirán. Y cuando no caes desde cualquier lugar y además empleas mucho tiempo distribuyendo en esos lugares, todo es más significativo desde un punto de vista teórico. Noviembre puede ser un epitafio de los que se recuerdan si no lo remedian las próximas ocho sesiones.

tribuna2

Anuncios

Un comentario en “Noviembre puede devenir (otra vez) en memorable epitafio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s