Octubre ya ha encendido todas las alarmas

La última media hora de ayer quizá mantuvo en pie algunos soportes en Europa. Quizá. Soportes de los que hay destacar su relevancia en el proceso de fondo. Lo que estamos destruyendo es algo serio, caen líneas de tendencia que toman como punto de referencia el verano de 2011. Caen soportes horizontales en gráficos mensuales por primera vez en años. Es mucho tiempo, es mucho ciclo. Corregir eso requerirá en el mejor de los casos un largo tiempo de falta de rentabilidad -en el caso europeo podemos hablar de un EuroStoxx50 un 10% por debajo de los máximos de abril de 2015-, en el peor será cosa de tiempo y precio.

Del deterioro europeo nos habla claramente el DAX30, con su patrón de cabeza y hombros (HCH). O el Stoxx600 y su doble techo (T1T2) con asa. Son patrones que han tardado casi dos años en formarse. Le invito a que busque distribuciones de este perfil en los últimos 30 años. Lo que encontrará no le gustará nada, salvo si es usted un oso permanente.

El CAC40 se ha quedado sobre su gran soporte horizontal. El EuroStoxx50 sobre la base de canal bajista (ABC) que ofrecería escenario alternativo en el caso del cabeza y hombros del DAX alemán (abc). Y aunque sobre estos soportes se han desplegado velas potencialmente alcistas en gráfico diario, una reconstrucción alcista del mercado debe considerarse escenario alternativo. Muy alternativo en este momento, más allá de todo lo que sea un rebote de corto plazo. Se han deshecho demasiadas esencias si atendemos a la vela mensual que con toda seguridad va a dejar Wall Street en noviembre; que agrandará con ello su leyenda de mes devorador de niños y carteras.

europa

Comentaba hace algunas semanas que íbamos a odiar al mercado y la realidad ha superado la ficción como tantas veces: el que no ha tomado decisiones de contención de la exposición lo está pasando mal y puede verse abocado a un panorama de los que muchos jovenzuelos dedicados al mundo financiero tan sólo han oído hablar tras diez años de ciclo alcista casi sin correcciones notables en Wall Street.

Al otro lado del charco la corrección no es más que un ajuste mientras no se pierdan los mínimos de febrero por una simple razón: los mínimos y los máximos siguen siendo ascendentes. Un ajuste, eso sí, que llega en las inmediaciones de una zona de impresionante resistencia ascendente y con un posible recuento en 5 subondas desde los mínimos de 2009. Un ajuste que no ha sido definitivamente concluyente en términos de sentimiento inversor, pero que estuvo muy cerca de ello como comenté antes de la corrección de febrero. Un ajuste que muestra en este momento -y eso difícilmente va a cambiar- una impresionante vela negra mensual que propone un cierre bajo mes previo por primera vez en varios años. Un ajuste que, si sólo fuera menor, está lejos de haber encontrado soporte relevante después de que el mismísimo Dow Jones Industrial se haya situado, también él, bajo la media móvil simple de 200 sesiones.

El castigo bajista está en el mejor de los casos a medio camino, en el peor sólo ha enseñado sus primeras cartas. Y no, no lo siento mucho, porque si no fuera por estas cosas los analistas técnicos no tendríamos lugar en el mundo. Siempre se lo he dicho: no somos predictores de mercado, somos socorristas.

wallstreet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s