El flotador de los bancos centrales

Semana de impresionante recuperación tras un mes extraordinariamente inquietante y muy inesperadamente bajista como el de mayo. Cinco sesiones, gracias a la mano mágica de los bancos centrales, han bastado para que se recupere verticalmente el mercado. Con la volatilidad descendiente. La misma volatilidad que la semana pasada negaba a los bajistas en el más corto plazo sobre la media de 200 sesiones del S&P500 total return.

Esperaba una recuperación de corto plazo por ello pese a la contundencia del mes de mayo. Un mes de mayo que prácticamente imposibilita una situación de subida libre absoluta en Wall Street para los próximos meses, y que ha puesto a los índices en una situación muy vulnerable considerando lo sucedido en el último trimestre de 2018. Pero que sigue viva, y sale reforzada de una reacción contundente que ha alejado al IBEX35 y al SMI suizo, en sus versiones toral return, de esa claudicación de los alcistas que había quedado pendiente para cerrar una soga bajista muy bien planteada. El comportamiento de estos elementos se alía de nuevo con un mercado que, no por negar a los alcistas a semanas/meses vista, se ha vuelto de nuevo bajista. Ojalá fuera tan sencillo.

tribuna1 (2).gif

La ruptura de líneas de canales bajistas en el S&P500 y el Nasdaq permite ver a la corrección previa como una bandera de continuidad alcista en lugar de al gran doble techo (1t2) que presenta el Russell2000. Y sin embargo es una recuperación que, por ejemplo, no cuenta con el dólar/yen, cruce altamente correlacionada con el Russell que también podría ofrecer una canalización como alternativa. Una canalización que, por ejemplo, ha brindado mágicamente el DAX30 alemán sobre, qué cosas, su media de 200 sesiones. Como el S&P500 y el IBEX35. Si el dólar/yen se hubiera revelado con las bolsas, se habrían neutralizado de forma general las amenazas planteados por mayo

tribuna2 (1).gif

Con todo, es en el euro/dólar donde está el acontecimiento técnico de la semana en mi opinión. El doble suelo (S1S2) que presenta el par, se produce sobre la que es la directriz alcista del cruce en el proceso que viene desde los mínimos de las divisas europeas frente al billete único en los años ´80 del siglo pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s