Los alcistas siguen flagelando a los bajistas

Movimiento de relevancia técnica en Europa, y muy concretamente en España. La confirmación de un patrón de tipo triple suelo (s1s2s3) sobre antigua directriz bajista del sector bancario no es una cuestión irrelevante. La posibilidad de que se recupere un sector disidente, que ha quedado tan en entredicho debido a la recaída vivida tras la confirmación de una formación de cabeza y hombros invertido (hchi) del que desde aquí di buena cuenta, es algo que alienta a unos alcistas que luchan con extraordinarios niveles de resistencia en algunas grandes referencias de Europa.

El Stoxx600 total return ataca su zona de alto creciente respecto al proceso lateral/bajista en que anda consolidando desde 2015 pese a la extraordinaria ascensión de Wall Street. El EuroStoxx50 total return, por su parte, intenta, que a la tercera va la vencida, dejar atrás los altos de 2000 y 2007. Quién no recuerdes esas fechas, no sabe nada de la bolsa. Superar definitivamente la zona de resistencia que definieron los altos de ambas crisis, pondría al índice más famoso de Europa en la situación que desde hace tiempo presentan la mayor parte de las bolsas occidentales en relación al proceso de muy largo plazo.

TRIBUNA1.gif

A todo esto, el IBEX35 total return, aprovechó la semana para confirmar una formación de cabeza y hombros invertido (hchi) y situarse a un 9 por ciento de su máximo histórico; y a un 15 por ciento de batir la resistencia ascendente que los precios mostrarían tomando como referencia a 2007. La directriz bajista de corto/medio plazo que lo frenaba en el mejor momento de la semana, no parece ser una gran amenaza en este momento; aunque deba ser considerada como elemento a batir para ir despejando el camino.

Al otro lado del charco, los alcistas volvieron a hacer restañar su implacable látigo. Con hueco de apertura semanal y mensual, el Nasdaq Composite atacó su zona de alto previo. No son velas inquietantes las desplegadas ni en diario ni en semanal si dicho hueco no se cierra. Lo mismo puede decirse por el lado de un S&P500, que tiene una gran dificultad ascendente a la vista. Se proyecta hacia ella pese al brutal patrón envolvente mensual desplegado en mayo; un patrón que en términos de un chartismo occidental podría pasar por una simple bandera (abc) de continuidad alcista.

TRIBUNA2S.gif

Acompañando el intento de batir máximos de la renta variable parece poder verse al bono americano, pues perder la zona de soporte decreciente en muy corto plazo desplegada en las últimas sesiones le añadiría gasolina. Puede verse cómo volaron los bonos durante la caída de mayo, y qué bien le ha sentado a la renta variable el estancamiento lateral/alcista de éstos de las últimas semanas.

Por el lado de las correlaciones, conviene señalar al dólar/yen, que propondría una formación de cabeza y hombros invertido (hchi) para cerrar una de las cuestiones que han chirriado claramente durante en el movimiento alcista de junio; si bien hay que reconocer que esto fue más un alza del dólar, impenitente y avasallador desde primeros de 2018, que a cualquier otra cosa. Es el mismo patrón que propone el NIkkei225 japonés, más ampliamente. Bueno para la renta variable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s