Carlos Iburo, telefonista en elEconomista, me ha amenazado de muerte

Hay cierta tensión en Editorial Ecoprensa desde hace años, los números hablan por sí solos, pero no podía imaginar que las cosas estén yendo tan mal como para que los nervios derivados de mi humor negro pudieran provocar que el socio de Joan Cabrero, y su colaborador en elEconomista, me amenace de muerte…

Digo el socio de Joan Cabrero porque así se ha reconocido en sede judicial. Lo de las amenazas es sólo un episodio más de lo que pasa en el entorno de elEconomista desde mis salida, sin que estos “liberales” que no respetan sus contratos hagan nada al respecto.

Iburo se vende desde hace años como Director Comercial de Ecotrader en elEconomista; tal y como puede comprobarse en su perfil de la red LinkedIn.

iburrolinked

Como nos une una larga y afectuosa relación, de vez en cuanto le mando un saludo. Y sí, normalmente me ignora, tengo un negro sentido del humor, pero esta semana se le fue de las manos… Debe ser que ese proyecto que lleva entre manos como agente bancario no acaba de ir muy allá, y eso que se hace llamar Avanza. Total, que la cosa se complicó, unos insultos por aquí, unas palabras gruesas por allá… Nada que no se permitan los buenos amigos.

Hasta que llegó la “bomba”…

iburro1

Ándate con mucho cuidado con lo que me escribes no vaya a ser que te partan la cabeza. Te lo advierto!! 

Carlos Iburo dixit desde Huawei. 

Analizando el contenido siento que corro un grave peligro. Si partirse la cabeza tiene mucho riesgo, el que te la partan (otros, unos sicarios tal vez), yo diría que me pone peligro de muerte. Como poco cerebral.

Cabe recordar que está advirtiendo de esto alguien a quien he denunciado por falso testimonio, fraude a la seguridad social, uso de datos personales sin autorización, apropiación indebida y administración desleal, y del que he contado con pelos y señales en todo lo que anda de la mano de Juan cabrero bajo el funesto manto de elEconomista, como es el asesoramiento encubierto para ruina de sus clientes. Así que intuyo que tiene un móvil para procurar mi muerte. De hecho me la deseó previamente:

iiburro2

Esta es la fauna que habita en elEconomista. La que recoge las peticiones de suscripción de la gente y luego intenta hacer negocios con Juan Cabrero sirviéndose de la protección que, incomprensiblemente, aún les brinda Editorial Ecoprensa. Con un poco de suerte la nueva etapa de la empresa permita sanear este cáncer. Sería bueno para todos.

Tengo familia e hija, derecho a tener miedo y la obligación de controlarlo y protegerme. Dejar pasar esto sería un error. Visualizándolo espero que este individuo consiga relajar el voltaje de sus escasos plomos, y que elEconomista decida ponerle de una vez por todas en la calle junto al incompetente de su socio.  Hay pocas dudas a partir de este momento de por quién hay que preguntar si sufro un extraño “accidente”.  La policía puede llamar a elEconomista, trabaja allí.

Nota: las demandas están puestas, iburro. Otra cosa es que en España estos temas sean lentos hasta la desesperación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s