¿El cierre mensual más importante del último lustro?

Si no estoy muy errado, mis tribunas van a ser muy repetitivas en los próximos meses. Como lo fueron entre finales de 2016 y buena parte de 2018. Es el tiempo que transcurrió entre el momento en que dejamos atrás el último gran movimiento lateral del mercado norteamericano y la reentré en otro proceso de altibajos, de cuentos para viejas miedicas que es lo que somos los analistas técnicos con seso en la mollera, y de mucha frustración para gentes que creen saber más que el mercado y para los que sabemos que no.

A falta de cinco sesiones para el cierre noviembre, el mercado europeo está a punto de rubricar la salida alcista de un proceso lateral/alcista de cinco ejercicios. El norteamericano, por su lado, puede refrendar una nueva ruptura alcista dos años de oscuridad en términos tendenciales. Y lo normal, cuando sucede algo así, es que la bolsa esté en alguna clase de viaje a la iluminación, del que tendrá que despertar llegada la hora. Podrá ser desagradable hacerlo, pero desde luego debiera estar alejado en el tiempo. Y cuando más tiempo se tome el mercado para subir, tomen nota los nerviosos, más arriba conseguirán llegar los precios antes de que puedan venirse abajo en tendencia los índices.

TRIBUNA

Los nerviosos, sin haber visto aún un cierre mensual por encima de la zona de resistencia, ya se quejan de que no estemos tirando con mucha más fuerza. La gente confunde las cosas. Olvidan que una ruptura de resistencias en largo plazo sólo puede conseguirse con importantes alzas previas, lo que puede generar situaciones de sobrecompra en corto plazo.

Para visualizarlo como es debido nada mejor que la ruptura alcista de 2016. Uno: salida alcista más allá de la zona de resistencia crítica. Dos: cuatro meses de lateralidad con goteo bajista, vuelta a la zona de antigua resistencia (pull-back), y Tres: hachazo final.

No tiene por qué repetirse, pero entretenerse en altibajos de corto plazo tras una ruptura en proceso de fondo no es anormal. Claro que es muy llamativo lo que está pasando, pero eso no significa que vayamos a ver los resultados mañana, ni dentro de un mes, ni sin altibajos, sin el habitual miedo en el cuerpo hasta que el proceso tome altura, a media que lo toma (saber ganar es más difícil aún que saber perder)  y cuando lo haya bordado si finalmente lo hace. Son diferentes tipos de miedo.

Un cierre más allá de las resistencias crecientes debe verse como una invitación a cerrar los ojos. Incluso aunque el Dow Jones de Transportes y el Russell2000 no estén por el momento refrendando tal cosa con claridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s