Alcista, que no cunda el pánico…

Tenemos elementos inquietantes… ¿Y cuándo no? Volatilidad subiendo, moderadamente creciente desde hace tiempo, sentimiento inversor con marcadores propios de mercado maduro, importantes resistencias por batir en el proceso de fondo a uno y otro lado del charco, bonos al alza… Y sin embargo, una tendencia que no admite dudas todavía. Es demasiado pronto, y es mucho lo que algunos importantes índices rompieron al alza a finales del año pasado.

Si, es verdad que suben los bonos, incluso con un patrón de vuelta muy convincente de por medio confirmado con la superación de las 130 figuras en el caso del futuro del 10 años norteamericano. ¿Pero fue ese un problema en tendencia el año pasado? Definitivamente, no. Cuando los bonos se estabilizaron, las bolsas volaron.

Sí, es verdad que la volatilidad no ha vuelto a sus mínimos históricos, y que repunta en las últimas semanas. Como tantas veces estos años, y ya en zona de primera gran resistencia…

Sí, es verdad que hemos visto elementos de sentimiento inversor extremo, algo que ya señalé hace un par de semanas y que a mi juicio es el auténtico problema del mercado en corto plazo, aferrado a la literatura que genera el coronavirus para justificarse racionalmente ante el mundo. No es menos cierto que la mayoría de los sustos que evita el `contrarian´ son sólo eso, sustos, y que es más fácil salir que volver a entrar…

tribuna1X

Y sí, es cierto que pese a las grandes rupturas de resistencia en tendencia principal en índices europeos y norteamericanos a finales de 2019, entre los que se pueden el Stoxx600 Total Return en Europa o el S&P500 TR en Estados Unidos, carecemos de una completa confirmación. No han podido hacer lo propio referencias como el DAX30 y el Footsie100 aquí, o el Dow Jones de Transportes y el Russell2000 allí.

Todas estas son anomalías son anomalías que merecen respeto y están en el centro de la toma de decisiones de desinversión que he venido comentando en las últimas sesiones haya subido o bajado el mercado en un día en concreto. Es una reducción táctica de exposición, no el temor a un cambio de tendencia lo que me mueve de entrada.

Y sí, con el desplome de ayer en Wall Street es cierto que a última hora hemos visto algunas velas mensuales preocupantes. Sin embargo, estas preocupantes velas se dejan en muchos casos tras rupturas de resistencia impresionantes, caso en el que tienen a ser elementos consolidativos.

Y sí, tenemos un mercado sobrecomprado, como sucede siempre en tendencia.

De la misma manera que la mayoría de las burbujas nunca reventaron, la mayoría de las inercias inquietantes nunca acabaron en grandes correcciones. Sin patrones más serios para cuestionar las tendencias, con algunos de los principales índices mundiales marcando máximos históricos hace unos pocos días, debiera considerarme adivino para ir más lejos. Y no lo soy. Soy un intérprete de la dialéctica de los precios. En términos de probabilidad, que es lo que le importa a un analista técnico, lo que vivimos es una corrección que el mercado podía presentar sin alterar las ideas de fondo que permiten mantener las tendencias vigentes. Es insuficiente lo logrado por los bajistas, por llamativos que sean una vez más sus fuegos artificiales, como para cambiar de idea. Que no cunda el pánico.

tribuna2X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s