La bolsa impresiona de nuevo 

El mercado ha encontrado apoyo de modo general sin que se alcance soporte alguno de importancia, quizá con la excepción del EuroStoxx50 en versión total return; que es como el caballo del malo en los últimos años. La corrección se agotaba en la primera zona de soporte importante si atendemos al DAX30 performance. No se puede hacer de modo más milimétrico. En el caso del común de los índices europeos, lo cierto es que los precios ni se han acercado a la zona análoga a la que ha defendido éste antes de venirse de nuevo arriba, alejando el peligro plasmado en el `reversal´ mensual de enero en medio de elementos de sentimiento inversor que ya hablan de un mercado norteamericano ya maduro en el ciclo de medio plazo.

Pero maduro no es sinónimo de bajista, ni tan si quiera de decadente. En 2014, última vez que algunos elementos de sentimiento inversor que considero indispensables para ver un techo relevante en tendencia, el mercado ascendió un 15 por ciento adicional, y tuvieron que pasaron muchos meses antes, de que se visualizase una purga duradera, y que fue lateral en Wall Street aunque profundamente bajista en Europa, tan ingrata ella para los inversores que hacen `market timing´ en tendencia desde 2012.

sentimiento0

En cualquier caso, la recuperación fulgurante de esta semana, y queda mucha tela para el cierre mensual, no ha perforado resistencias que merezcan consideración. Que el Nasdaq marque nuevos altos históricos no es ninguna novedad, que siga escalando es sólo su más obstinada costumbre, hace tiempo que no enfrenta nada digno de mención (ni lo hará mientras no alcance techo de canal alcista). Esto no cambia nada, como nada cambiaba que corrigiese poco y menos en relación al alza previa que es lo que realmente vimos con la recaída de finales de enero. En realidad, Dow Jones de transportes y Russell2000 sigue resultando el único tipo de anomalía chartista hasta el momento.

tribuna1

Que el IBEX 35 se acerque a los altos de 2018 y vea en lontananza los máximos históricos marcados en el 2017 en versión total return, yo diría que tampoco es un síntoma de un mercado diferente al que teníamos; aunque es cierto que se ve con una especial fortaleza a Milán y Madrid en las últimas semanas.

La aceleración compradora de esta semana no se había visto desde finales de 2016, y francamente es lo que esperaba que pudiera mostrar nuestro mercado con la ruptura de resistencias tan potentes en medio y largo plazo como las perforadas a finales de 2019, pero de la misma forma que la corrección podía formar parte de un proceso alcista superior, ésta podría ser más compleja y tolerar una recaída sin aportar nada nuevo.

Sí sería problemático un movimiento bajista que provocara la ruptura de la zona de mínimo de enero, pues eso plantearía deterioro más allá del muy corto plazo. No descartaría un movimiento bajista hacia ésta mientras el bono norteamericano no cierre el hueco alcista sobre el que esta semana se ha contenido en su recaída, sobre todo a la luz de las velas que el Dow Jones Industrial ha dejado en zona de máximo histórico.

tribuna2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s