Los alcistas siguen incontestables

Semana de continuidad compradora tras la brutal reacción alcista de la primera semana de febrero, con un susto en la sesión del jueves en apertura que acabó convirtiéndose en el enésimo argumento comprador: lo que no es capaz de bajar tiende a subir. El DAX alemán, que había batido los 13.600 puntos por primera vez en la historia en la sesión del miércoles, se apoyaba sobre ellos a primera hora del jueves para terminar en zona de máximo histórico. En cierre semanal, el máximo histórico fue refrendado.

Si la pretensión es entender el mercado en lugar de considerar que está como una regadera y no merece ninguna atención, tenemos derecho a discutirlo todo pero debemos tener presente siempre cuáles son los hechos, que vienen explicitados por la acción del mercado. No es exactamente lo mismo que los precios, como dirá el analista técnico común. Y es así porque no todos los precios expresan igual de bien, o de  mal, como se quiera, el comportamiento de los activos.

Y lo que es incontestable es que el mercado es recalcitrantemente alcista, que supera cada adversidad, y que en tendencia alcista lo habitual es seguir subiendo por mucho que algunos iluminados se obcequen en negar la existencia de las mismas. Si no las reconozco, no existen. Mi hija de cuatro años hace exactamente lo mismo. Es cierto que te enterarás de que no estás en tendencia alcista lo suficientemente tarde de los máximos para que te duela, pero verlo subir mientras lo es genera otra clase de dolor. Y no es menor. Salir, nunca me cansaré de repetirlo -de sufrirlo sí- es más difícil que volver a entrar. Si se ha elegido el camino del análisis técnico, se asumen sus consecuencias y uno deja de competir con los índices para pensar en competir en la ecuación rentabilidad/volatilidad de los mismos.

tribuna1

La tendencia es tu amiga

Hemos visto al mercado marcar nuevos altos históricos prácticamente de forma general. El IBEX35 está al borde de los mismos si hacemos el ejercicio lógico de comprar peras con peras y melones con melones. El DAX30 es un índice total return. Y sí, todo el mundo lo da por bueno. Si tomamos un índice IBEX que se calcule IGUAL que éste, entonces el IBEX35 está a menos de un uno por ciento de batir sus altos históricos, marcados en 2017 por ligera superación de los de 2015. Todo ello encaja perfectamente dentro de lo que cabe esperar de la confirmación de un cabeza y hombros invertido (hchi) como el que completábamos a finales del ejercicio pasado, y del que hablé desde aquí para que el rally no cogiera por sorpresa a los que entienden que el chartismo no es una completa estupidez. Lo llame, pomposamente, superar las puertas del cielo… Nada que ver con asaltarlas, por supuesto.

El proceso, aunque resistencias siempre hay, aunque amenazas siempre hay -ya he hablado de un mercado maduro en términos de sentimiento inversor-, tiene pendiente alcanzar el objetivo mínimo teórico marcado por esos patrones en lo que a Europa en general se refiere, y en particular a lo que al IBEX35 atañe. Al otro lado del charco, el objetivo está en alcanzar el techo del canal alcista del S&P500. Nada que no haya dicho antes. Y no, alcanzar el techo del canal y caer no es lo mismo. Las resistencias ascendentes tienen eso: se desplazan al alza con el paso del tiempo, y para ello basta con lateralizarse en mayor o menor medida con más o menos frecuencia. 2014 es el ejemplo paradigmático de esto, con un mercado en zona de resistencia ascendente, caliente en términos de sentimiento inversor como no se había visto en muchísimo tiempo, y un alza pendiente del 15 por ciento para el S&P antes de que se produjera un ajuste en tiempo/profundidad merecedor de unas vacaciones (período vivido entre 2015 y primeros de 2016. Y sí, las resistencias ascendentes también pueden ser superadas como le va a pasar al Nasdaq100 si el S&P500 llega a su objetivo.

tribuna2

La ruptura alcista del DAX30 es muy relevante, se consigue tras semanas de mucha lateralidad en el mercado alemán, y debiera ser un nuevo e importante frente despejado en tendencia. El mercado debiera tener capacidad para adentrarse en nuevos altos históricos pese a las muy notables resistencias ascendentes que tienen el Stoxx600 y el EuroStoxx50 total return. En ese sentido, la ruptura de volatilidad que se ha visto esta semana en el mercado norteamericano es llamativa.

Casi siempre hay resistencias, siempre hay dificultades en la vida. El analista técnico no intenta casi nunca ser el que tira la primera piedra. Acepta los límites de su camino y procura no contradecir a la tendencia salvo si la acción del mercado lo sugiere mínimamente y se dan determinada condiciones en lo que llamamos `breath´ (profundidad, correlación -con unos bonos en lateral podría ser suficiente-, y sentimiento). Y con el mercado en máximo histórico, la acción del mercado es la que es por lo que es directamente imposible cuestionar la tendencia de un modo recomendable incluso en el más corto plazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s