Que el lunes no te venza el pánico

El pasado lunes me dirigía a mis clientes para explicar con más detalle lo que había dejado anunciado en esta tribuna: con el VIX en 50, la posibilidad de rebote era considerable. En Wall Street, por supuesto, que es donde estas cosas se miden y funcionan. Cada día más se comprueba que el resto de referencias mundiales son una especie de bazar en el que invertir en base a su relación con Estados Unidos resulta pesado y a veces infructuoso.

Decía en mi carta especial que alcanzados sus 50 puntos, lo más probable es un suelo o rebote sensible. Sólo las dislocaciones de mercado al estilo 2008, sólo los eventos descontrolados, juegan en contra de esta decisión. Ayer el VIX llego a tocar los 55 puntos una hora antes del cierre, cerrando en su mínimo intradiario, ligeramente por encima de los 40 puntos.

Superar el nivel de los 50 puntos, como el mercado intento ayer, nos pondría ante algo realmente excepcional. Y peligroso. Desde que tenemos datos, el VIX ha alcanzado la zona de los 50 puntos en unas pocas ocasiones, siendo la actual la décima. Salvo en 2008, el mercado siempre marcó un suelo relevante a continuación. 1997 y 1998 fueron violentados por la crisis de los tigres asiáticos y la crisis rusa y el terremoto de Kobe respectivamente.

En 2001 el mercado marcaría mínimos junto al VIX tras los atentados contra las torres gemelas, rebotando de forma impresionante aunque de forma temporal para volver a los 50 en 2002. Esta vez sí, y tras muchos meses de lateralidad en Wall Street -y mínimos descendentes en Europa en 2003-, el mercado vivió una recuperación apoteósica que duraría hasta 2007, cuando llegó de nuevo el dolor.

En 2008 el mercado reventó la zona de los 50 puntos, y el mercado bajista fue largo y sanguinario. Es la excepción a una clara regla.

Con el mercado normalizado, el VIX regresó en 2010 a los 50, tras haberse relajado completamente la volatilidad con el rally alcista de 2009, para rebotar de inmediato; aunque el suelo requeriría de varios meses y nuevos aunque marginales mínimos descendentes. Sucedería algo similar en 2011.

En los últimos años hemos tenido otros dos casos antes del que vivimos hoy. En 2015 los precios marcarían mínimos junto al mercado en el corto plazo, pero requerirían nuevos aunque ligeros mínimos descendentes meses después. El último caso fue el del 2008, en gran medida parecido al actual porque el mercado se vino abajo casi sin avisar aunque después de un rally muy superior al que hemos visto desde el mínimo de diciembre de 2018.

grafico0

Y de nuevo cerramos la semana con un ataque fallido del VIX a los 50. El mensaje no puede ser diferente. Diría que debe ser aún más firme atendiendo a lo que ha sucedido estos días con el sentimiento inversor tal, y como se lee usando medias del ratio put/call.

gráfico1

Desde que se retomó el mercado alcista de largo plazo en 2009, casi siempre que hemos visto niveles superiores a 1,15 en la media de 10 sesiones del citado ratio, el mercado ha vivido suelos relevantes en tendencia. Dos excepciones: verano de 2015, cuando el ratio marcó lecturas de pánico vendedor rastro de corrección en el S&P500 (a veces esto es muy loco), y octubre de 2018 tras la primera sacudida y antes de un rebote lateral/alcista de varias semanas.

Se suma esto algo que ya vimos la semana pasada en el oscilador de `breath´ McClellan, que alcanzó niveles no vistos desde el desplome del verano de 2011. Ni en 2008. En cualquier caso niveles que por lo general anticiparon un memorable suelo en tendencia. Este tipo de lecturas se han visto unas veinte veces desde 2000, y salvo por dos veces en 2001, un mercado bajista relativamente tranquilo, se produjeron siempre ganancias para los inversores que compraron el S&P500 en esos pánicos en sólo doce meses. En 2001 hicieron falta 24 meses, pero se vieron ganancias a 1 semana, 1 mes, un trimestre,1 semestre y 3 trimestres en ambos casos.

Puedo reconocer que me siento bastante desubicado en relación a dónde estamos en este momento, pero en mi opinión conviene esperar de nuevo un rebote incluso si el mercado nos tiene reservado mucho sufrimiento todavía. Esperar un poco,  sin dejarse llevar por el pánico y buscando refugio en un rebote de Wall Street, parece ser lo más razonable en estos momentos si uno no quiere pasar por alto que lo sucedido a abierto la caja de pandora y que 24 meses pueden hacerse largos para algunas personas, y provocar mucha sangre por el camino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s