Siento decirte que ahora viene lo difícil

Abril ha empezado bien para los alcistas. Bastante bien, algo completamente previsible por otro lado tras lo acontecido en marzo. Superado el patrón del EuroStoxx50 en muy corto plazo, una bandera de continuidad alcista en muy corto plazo, sugiere que los precios debieran ser capaces de seguir ganando altura y conseguir recuperar al menos el 50 por ciento del movimiento bajista previo también en Europa. El problema es que eso ya ha sucedido en Wall Street.

El cierre mensual está lejos, y seguir recuperando a muy corto plazo para recaer posteriormente es algo que ha tenido siempre sentido, como lo tiene un suelo de largo plazo establecido sobre los altos de 2007 en índices como el Stoxx600 total return y el DAX30. Porque esos son los niveles que hemos alcanzado en un histórico e histriónico primer trimestre. O lo que también es cierto, sobre los altos de 2000 en índices como elIBEX35 total return y el propio índice alemán. Sí, hemos podido comprar algunos índices con dividendo reinvertido a precios de 2000. 

tribuna1

¿Tiene realmente sentido que el mercado caiga sosteniblemente por debajo de esos niveles? A mi juicio no es lo más probable, pero como escribía la semana pasada no puedo saber nada nuevo sobre la posibilidad de que hayamos establecido un gran suelo. Al menos no tan pronto. Insisto, nada nuevo. Porque la posibilidad ha estado ahí siempre. No son cosas que un analista técnico pueda conocer ex ante, son sólo hipótesis que pueden establecerse técnicamente y que deberán ir viéndose reforzadas o debilitadas por la acción futura de los precios.

tribuna2

Al otro lado del charco, donde curiosamente la reacción se hizo esperar un poco más, hemos visto una soberana recuperación. Recuperación que deviene sobre soportes muy relevantes en el proceso de fondo aunque no de un perfil tan largoplacista como en el caso europeo. Hay que decir, pese a todo, que generan gran inquietud los patrones de doble techo que tienen índices como el Dow Jones de Transportes o el Russell2000 total return; cuyos objetivos mínimos teóricos no han sido alcanzados. Pero estos índices tampoco consiguieron moverse al alza durante los máximos históricos de finales de 2019. ¿Están rompiendo ahora ellos en falso? Si cuando sucedía en contra de los alcistas permitía dudar de éstos, ahora es la falta de confirmación de ruptura de soportes la que permite matizar las pavorosas rupturas bajistas de Russell2000 y Dow Jones de Transportes. Es a esas antiguas zonas de soporte donde ha llegado el actual rebote. Estamos por tanto en zona de muy importante resistencia.

En Europa, como puede verse en el primer gráfico, es el SMI suizo el que niega a referencias como el IBEX35 y su gran doble techo, porque este tipo de fenómenos son generales. Esta vez, son los toros los que niegan a los osos.

¿Y si estamos ante una gran vuelta en “V”?

Es algo que puede producirse. Siempre. Lo vimos en 2019, y ahí está el ETF de deuda `high yield´ más importante del mundo, casi frente a los altos históricos de nuevo y tras un fallo alcista clamoroso como el que supuso la ruptura de resistencia ascendente de la última parte de 2019. Junto al de las rupturas compradoras de la renta variable, hablamos una de las decepciones más brutales de la historia financiera (se superó una resistencia que definían siete años de movimiento lateral/alcista). La inesperada recaída de sus precios desde luego ha resultado impresionante, como no lo está siendo menos su brutal recuperación al calor de las acciones que ha comunicado la Reserva Federal, dispuesta a comprar directamente estos títulos en el mercado.

El velón blanco semanal del mercado de renta variable norteamericana desplegado sobre la semana pasada sirve para que el S&P500 total return alcance su antiguo suelo decanal alcista y para que tanto éste como el Nasdaq recuperen el 50 por ciento de la corrección previa. Pero eso es algo que sucedió hasta en 1929, y creo que con eso lo digo todo.

Para hablar de una “v” sostenida hay que ir más allá incluso a lo que se refiere a los precios, para lo que es absolutamente necesario que el diferencial entre alcistas y bajistas de la encuesta semanal de Investors Intelligence se sitúe por encima de cero; algo que en el dato presentado el miércoles pasado aún no había sucedido pese a la gran recuperación que ya acumulábamos. Y sí, es algo que resulta inquietante para los alcistas y que a mí me ha animado a bajar la exposición. Hasta aquí era relativamente “fácil” de visualizar lo que iba a acontecer tras el desplome… Ahora llega lo realmente complicado y yo prefiero verlo con menos riesgo en mi cartera y presión en mi cabeza y espalda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s