El mercado intenta evitar la recaída al infierno

La semana pasada llevaba peligro. Mucho peligro. Y en cierto modo éste sigue ahí porque no ha sido completamente desdibujada. Pero sí parcialmente y no en cuestiones poco importantes. La semana pasada fue un principio de aborto en zona de extraordinaria resistencia en medio plazo, con grandes implicaciones analíticas a medio plazo, con un contraataque que arrancó con fuerte hueco, como lo hizo el mercado bajista al que algunas referencias de renta variable intentan sobreponerse con una facilidad igualmente asombrosa desde hace semanas.

Y la semana empezó de la peor forma posible, con un nuevo hueco. Pero al cierre al cierre de la misma, las velas desplegadas insuflaban optimismo desde primer soporte: el mínimo previo en referencias como el EuroStoxx50, el gap semanal dejado el lunes anterior en el caso del DAX30, que sigue siendo el paladín del contraataque en Europa si prescindimos del SMI suizo, o la zona que delimita una bandera invertida en el caso del S&P500. Responder sobre ese tipo de soporte es sólo propio de un mercado muy fuerte.

Y ahí, de nuevo, ha jugado un papel fundamental el Nasdaq, índice que ha reventado resistencia ascendente de corto plazo y el techo de la vela semanal previa, potencialmente bajista aunque necesitada de confirmación -que personalmente temía realmente que tuviéramos-. La tecnología ha superado ya con mucha amplitud la resistencia teórica que plantea por teoría Dow una recuperación de dos tercios del movimiento bajista anterior, y se enfrenta ya, colosal, al primer gran hueco semanal desplegado durante el mismo, proponiendo lo que parecen cinco subondas de Elliott.

chart

Para completar esta machada, el VIX, que liquidó radicalmente la vela semanal previa aunque el Standard & Poor´s500 no consiguiera marcar altos crecientes. La volatilidad ha venido siendo una poderosa guía alcista desde que se negó a pasar de los 85 puntos mientras el S&P marcaba sus últimos mínimos descendentes, momento en que les lancé una operación en busca del suelo. 

Europa, como siempre, a distancia, y con el IBEX35 al margen del asunto por la incapacidad del sector financiero de reafirmarse en su intentona, Con todo, el conjunto tampoco dejó mal sabor de boca. Las velas blancas del Stoxx600 total return y del DAX30 son una buena respuesta al fracaso de la semana anterior, tras un rebote del cincuenta por ciento del hundimiendo. No es la tecnología, pero permite mantener un cierto optimismo.

Y es que la tecnología es no sólo el futuro. Ha funcionado como activo defensivo en una crisis, es el presente. Así que una vez más me permito animarles a ir desplazando parte de sus carteras a esta clase de activos, aunque sólo sea invirtiendo en el Nasdaq100 vía ETF. Otra cosa es irresponsable a largo plazo. Si quieren rizar el rizo y su perfil inversor se lo permite, vuelvo a invitarles a que me acompañen en el fondo de innovación que ha creado GED, Conexo Ventures. Sin duda el proyecto más ambicioso -y binario- en el que he participado nunca. Y como no todo es desgraciado, la empresa que adquirimos justo antes de la crisis se dedica precisamente al `cloud computing´, a facilitar el teletrabajo y todas esas cosas que van a formar parte de la eufemísticamente llamada “nueva normalidad”. El bicho ha multiplicado su facturación por tres desde febrero, así que imaginen lo que va a pasar con el precio… Si quieren saber más, arriba tienen a su disposición a mi correo electrónico, desde donde gustosamente puedo resolverles cualquier duda sobre el fondo.

4 comentarios en “El mercado intenta evitar la recaída al infierno

  1. Buenas tardes, es de agradecer que para una mejor comprensión del lector publique sus gráficos en una representación lineal o semilogarítmica dependiendo de la escala temporal. Como el total return es su alma máter, la publicación en las tres consideraciones gráficas sería muy acertada. En mi opinión. Saludos.

    Me gusta

    1. Estimado Miguel. Si un precio price return me parece un error de concepto, un precio en cualquier escala debe ser SIEMPRE SEMILOGARÍTMICO. SIEMPRE. Que no haya diferencias en el corto plazo no es motivo para cambiar de escala. Simplemente no hay discrepancia porque AÚN no se percibe. Pero sigue siendo un error. Si el efecto ya se percibe a corto plazo, algo poco habitual, es porque ya se está produciendo y, por tanto, hay que evitar la distorsión que provoca la escala incorrecta. Una representación no es incorrecta porque así lo defina un plazo determinado, que por otro lado es arbitrario. Es incorrecto porque no tiene sentido intelectual. Y eso no depende del espacio ni del tiempo. Y no es una opinión, es una conclusión lógica de entender que el paso de 1 a 2 no puede ser el mismo que el de 1000 a 1001, y por tanto tampoco el que va de 0,000001 a 0,000002 no puede ser el mismo que el que va a 1 a 2 como sucedería en un gráfico aritmético. Espero haber explicado, aunque en cualquier caso el uso de papel semilogarítmico por defecto es algo que ya hicieron Edwars y Magee en su biblia del chartismo aunque se pasaran luego su consejo por el arco del triunfo al realizar el manual (entiendo que con la intención de que la gente no se sorprendiera al no encontrar en el libro gráficos como los que conocía y pensasen: están grillados -al no entender el racional del asunto-). Un saludo Miguel Angel.

      Me gusta

  2. Pasar (+1) de 10 a 11 , es un incremento del 10%
    Pasar (+1) de 100 a 101, es un incremento del 1%
    La escala más real es la de %
    la que mas se asemeja es la semilogarítmica y permite ver la cotización

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s