Los bancos europeos, frente al abismo

Desde el último día de abril las bolsas están en fase correctiva. Esa jornada, y la de uno de mayo en Wall Street, pusieron sobre la mesa un claro quiero y no puedo en zona de extraordinarias resistencias. Sólo el Nasdaq siempre el Nasdaq, conseguía la semana pasada sobreponerse a esos patrones pese a la fuerte recuperación general. Esta semana, todos los índices se vinieron abajo nuevamente…

La jornada del martes fue contundente. El Standard & Poor´s 500 había vuelto a fallar, patrón envolvente mediante, en su nivel de alto previo. Un nivel que se corresponde con una recuperación de entre el 61,8 por ciento y las dos terceras partes del hundimiento bajista de febrero/marzo, como marcan las teorías de Elliott y Dow, zona donde el índice más importante del mundo tiene un espectacular hueco semanal además de la citada zona de resistencia natural. Es por tanto un nivel de gran importancia técnica, así que probar los 5.715 puntos se hacía casi inevitable al cierre del martes. Pero el jueves reaparecieron los alcistas en una llamativa vuelta en un día para despliegue de una vela blanca que ayer viernes volvía a repetirse. Ascendentes, horizontales o descendentes, todos los soportes de corto plazo de los principales índices norteamericanos aguantaron y al cierre semanal se insiste en otro patrón de corte consolidativo.

TRIBUNA1

En Europa las cosas resultaron algo diferentes porque nuestra debilidad relativa hace mella sin prisa pero sin pausa desde hace años. Se vieron pérdidas considerables, aunque respetando al cierre suficientes zonas de soporte como para contener un poco más la respiración.

Resulta inquietante el despliegue de patrones envolventes en zona de resistencia en las referencias de contado, aunque gracias a la recuperación de Wall Street tras el cierre del viejo continente no se desplegó ese tipo de pauta en el mercado de futuros. Tampoco Japón o el mundo emergente se mostraron tan contundentes. Con más miedo que vergüenza podríamos considerar lo vivido esta semana como parte de un movimiento lateral que dura no menos de cinco semanas. Lo del IBEX35 y el sector bancario europeo, que esta semana tocó sus mínimos del año, sigue siendo escalofriante. Nuevos mínimos en los bancos plantearían un serio intento de retomar la tendencia bajista previa en el caso de los selectivos nacionales.

TRIBUNA2

Las entidades financieras europeas se han perdido un rebote superior al 20 por ciento en relación al Stoxx600 total return. Con nuevos mínimos sectoriales se rompería la lateralidad de las últimas semanas, una lateralidad que no ha supuesto en realidad ningún alivio y que de retomarse podría provocar fuertes pérdidas bancarias que podrían resultar muy contagiosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s