Las payasadas de Cabrero han convertido a elEconomista en un circo

La primera fue en febrero y marzo, recomendaciones de compra con venta en el mínimo dela caída. Mi antiguo colaborador tuvo una nueva oportunidad de demostrar qué clase de hombre es en una crisis. En la primera demostró ser un vulgar Judas, traicionando a su propia empresa por dinero. En la segunda se cagó vivo y recomendó venderlo todo en los mínimos de marzo…

Cabrero, presionado por el aparatoso ridículo que acaba de cometer en la primera ocasión en la que podía demostrar algo realmente grande -esos días llegó a cerrar posiciones que yo había recomendado tomar en 2009 con la “C de Barack”, antes de que Ecotrader fuera un producto de suscripción y lo que generó la masa crítica de creyentes en nuestra capacidad para hacer bien las cosas), se inventó lo del segundo latigazo bajista. En el próximo hachazo compraremos, se veía obligado a a escribir en un artículo especial pocos días después de haber recomendado venderlo TODO, afirmando que resultaba MUY IMPROBABLE que se hubiera producido un suelo definitivo en la tendencia bajista de orden mayor en la que, según él, estábamos. Había que justificar las siderales cagadas que acababa de cometer.

5

De orden mayor según el Cónsul de Cataluña en Dominicana, como si una caída del 40% fuera una cosilla de esas que se ven cada dos por tres, a las que hay que tener el cuerpo acostumbrado porque llegan sin avisar y se marchan como han venido. Cabrero jugaba a lo que yo hice en 2009 con “C de Barack”, hablando de suelo generacional, o a lo que hice en marzo recomendando COMPRAR mientras él recomendaba VENDER.

Pero el juego, si va más allá de sota, caballo y rey es un juego al que no sabe jugar. Comparó Cabrero lo que teníamos entre manos con 2000 y 2007, augurando los 2.040 puntos del S&P500 price return en el encabezado del artículo. Ahí sigue el petardo esperando…

CABRERO1

Ojalá me equivoque, escribía el gran hombre humildemente, como el que en realidad es un filántropo cuando en realidad lo que sucede es que no le va, como debiera, cargo alguno en ello. Ojalá me equivoque. aunque con ello os haya jodido por una década. Es una hipocresía difícil de superar si no eres Pablo Iglesias. Cosas de supremacistas que habitan mansiones.

La subida posterior fue una tortura para el profeta, lógicamente. El ojalá me equivoque resultó para sus lectores y clientes como aquello que te dice tu pareja cuando eres un crío y te suelta un “quiero verte, tenemos que hablar”. Más vale que vayas orinado a verla.

Sí, soy cruel retratándolo... Aunque parafraseando a Bilbo Bolsón diré que la mitad de la mitad de lo que me gustaría, y sólo la mitad de la mitad de lo que a buen seguro merece. Así que me permito este otro episodio, que es veranito…

¿Qué hizo Cabrero en el “hachazo” que llegó a primeros de junio?

Pues cagarse de nuevo y pronosticar nuevos y muy profundos castigos. El día 11 de junio, con el primer amago bajista, sus compañeros trasladaban las opiniones del oráculo al desorientado pueblo… ¡Había llegado por fin su hora!

El rebote que se vio esta semana -qué cachondo, semana dice- podría ser el techo de las subidas de los últimos dos meses“. Así afirmaba según sus compañeros el “asesor de estrategia de Ecotrader”, el portal de inversión de elEconomista… ¿Ya no eres director querido? Ay cómo va cambiando el cuento… Lo ocurrido hoy sería el punto de origen de la esperada correcciónPara confirmar que las bolsas han tocado techo, el Dow Jones no debería cerrar una sesión sobre los 27.000 puntos. Sesudo análisis con el que concluían las declaraciones de quien dijo que en ningún caso se superarían los 23.000.

Justo ayer el S&P500 alcanzó su máximo histórico. Se lo ha comido ENTERO: vendió en marzo y sigue esperando el segundo hachazo el campeón. Y los suscriptores de Ecotrader y los lectores de elEconomista con él. Si el mercado se cae justo después de superar los 27.000 puntos y se hacen realidad sus sueños, o lo que sea que acabe siendo aquello que debía llevarnos según sus palabras como mínimo a los 2.040 puntos del S&P500 price return y quizá a las inmediaciones de los 1.800 nos habrá quedado claro que el pobre no puede ser más cenizo. En su CV quedará el haber soportado que el índice vuelva a sus altos históricos sin hacer nada, haberse tragado un rally del 55% para el S&P500 sólo 21 semanas después de recomendar vender hasta los calzones.

Y ahí sigue el florero, degradado hace tiempo de Director de Estrategia a simple asesor… ¿O es que creías, Juanito, que en elEconomista te iban a respetar el contrato y el dinerito? Roma no paga traidores querido, y menos si trabajan desde una playa Dominicana.

2 comentarios en “Las payasadas de Cabrero han convertido a elEconomista en un circo

  1. Escuchando este comentario parece que Cabrero es un gran incompetente y El Economista hermanitas de la caridad que mantienen y dar de comer a inútiles a Kms de distancia.
    Con los tiempos que corren me cuesta trabajo creerlo, porque de ser cierto el inútil en cualquier Empresa ya habría sido despedido sin contemplaciones.

    En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira.

    Me gusta

    1. Querido Manolo, de eso va… De un gran incompetente al que hay que mantener no vaya a hablar más de la cuenta en sala judicial. Y de un medio incompentente en análisis técnico. De un medio que multiplicó por 3 la operativa al nombrarle según documentación reconocida por el medio en sala judicial, cosa que nunca va en favor de la rentabilidad del lector sino en favor de su ludopatía. O sea, de la rentabilidad del medio. A ver si vas a cree tú que elEconomista vive de que que Cabrero acierte… O Expansión, con Hodar 40 años diciendo chorradas. Viven del ruido, por eso Cabrero no quería dejar el cobijo de papá Ecoprensa, porque fuera hay que acertar para mantener el nivel de vida.

      Todo es del cristal con que se mira. Y de mirar con el cristal correcto. En este caso de ver… Y en este caso, con la de evidencias que he puesto sobre la mesa, parece raro como miras Manolo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s