Estoy asustado, quizá es buena señal…

La semana pasada mostraba mi esperanza sobre la posibilidad de que los alcistas retomaran un pulso que cuestionaba la ruptura de canal alcista de corto plazo del Nasdaq. Mi argumento era la falta de apoyo general a ese movimiento y, sobre todo, el interesante movimiento de recaída de la volatilidad en Estados Unidos en las sesiones previas. Haber escrito que parecía que los alcistas contaban con ella dejaba abierta la puerta a otro desenlace en la expresión misma, pero no deja de ser grueso escribirlo justo antes de un duro correctivo, que es el más sonoro en Europa desde marzo.

Continúa leyendo Estoy asustado, quizá es buena señal…

La volatilidad parece respaldar a las bolsas

Hace unas semanas destaqué los patrones propuestos por el mercado europeo en zona de soporte, una colección de pautas de vela en gráfico semanal de tipo harami que alumbraban incluso al IBEX35 y a los bancos… De hecho desde entonces el comportamiento de nuestro mercado y del sector financiero ha sido más que decente, pues a diferencia de lo acontecido en la renta variable más fuerte en tendencia, el IBEX35 y los bancos no han recaído hasta la zona de mínimo previo nuevamente…

Continúa leyendo La volatilidad parece respaldar a las bolsas

Semana de frustraciones alcistas y bajistas

Destacaba la semana pasada los llamativos progresos del mercado europeo en el corto plazo. Los patrones de tipo harami propuestos en la anterior habían sido confirmados con velas alcistas que abrieron con gap comprador y se cerraron en zona de máximo semanal dejando claros cuerpos reales blancos (alcistas).

Continúa leyendo Semana de frustraciones alcistas y bajistas

Semana de caza mayor en las bolsas

Decía la semana pasada que la tendencia es la tendencia, que los soportes estaban funcionando, y que se habían alumbrado patrones potencialmente alcistas de tipo “harami”. Esas velas fueron confirmadas, con cierre de los huecos bajistas dejados hace tres lunes de forma casi general. Lo ilustra el Stoxx600.

Continúa leyendo Semana de caza mayor en las bolsas

Septiembre no fue una cueva impenetrable

Y mucho menos una tumba. Al menos mientras no se demuestre lo contrario. Tal vez esto es lo que más cueste cuando intentamos entender un acercamiento conductual a los mercados: no sabes que las cosas han cambiado realmente tan pronto como te gustaría. A cambio no te saldrás del juego demasiadas veces para que tu rentabilidad de largo plazo no te compense evitar tropiezos de vez en cuando. Sacrificas rentabilidad porque reduces volatilidad. Al reducir a la segunda haces más transitable el camino hacia la primera, que puede ser muy exigente con tus órganos vitales, no sólo con tus pulmones financieros, comprando y manteniendo. Obviamente reduces la rentabilidad potencial, pero dormirás más tranquilo. Puede que pongas a salvo tu vida personal. No miento cuando digo que he visto caer unos cuantos matrimonios al revelarse el estado real de la cartera familiar. Estar siempre expuesto al mercado puede resultar un camino diabólico para muchas personas. Por eso el análisis técnico tiene entre sus misiones PROTEGER.

Continúa leyendo Septiembre no fue una cueva impenetrable