La euforia bursátil sigue sin afectar a los precios

Continuidad en las inercias dentro de un entorno conflictivo como el que intentaba describir la semana pasada. Y sin embargo fue una semana notable para el DAX30, con sus nuevos altos crecientes. El DAX30 rompió una importante zona de resistencia, si bien es cierto que ante el desinterés del conjunto de las bolsas europeas y con una volatilidad que no ha apoyado el movimiento. Y eso no es saludable, especialmente estando ésta a niveles considerablemente elevados, como son los que seguimos registrando.

No estuvo totalmente solo el DAX en todo caso. Muchos índices acompañaron hacia altos previos, aunque por lo general no se rompió nada como puede verse en el gráfico de un Stoxx600 TR donde la resistencia de corto plazo que batía el DAX se mantuvo en pie. La de orden superior que también se batió en Alemania, ya había sido dejada atrás por el conjunto del mercado europeo semanas atrás. Los bancos tampoco apoyaron el movimiento, a diferencia de lo que sí hizo un SMI suizo que propone un patrón comprador de muy corto plazo sobre primer soporte que parece sugerir la voluntad de moverse hacia esa zona de resistencia que han roto todos los demás: la que define la lateralidad de los últimos meses, aún vigente en su caso. Buen tono, efectivamente, pero con significativos “peros”.

Al otro lado del charco la semana ha tenido un claro sabor tecnológico, donde el repliegue de la volatilidad ha sido también claro a diferencia de lo sucedido en el conjunto, con un VIX un tanto renqueante a la hora de acompañar a los alcistas en las últimas sesiones. Ayer, gracias a una última hora de impresión, las sensaciones alcistas sin embargo se mostraron claramente dominantes mientras no se demuestre lo contrario.

Las cosas están como están, con un sentimiento inversor de impresión y una brutal resistencia de medio/largo plazo en el caso del S&P500. Pero los precios dicen lo que dicen: los alcistas lo tienen bajo control mientras no se pierda un primer soporte. Y por encima de la zona de resistencias con claridad, podrían extenderlo aún durante muchas semanas antes de que lleguen las rebajas.

En ese sentido la cuña que deja el Dow me sigue pareciendo reveladora. Una salida por encima de la zona de resistencia confirmaría a los alcistas. La pérdida de un primer mínimo, que esta semana podemos elevar al 29.825 puntos de la versión price return del índice – en conjunción con los 3.635 del S&P500 -, encendería las alertas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s