Inflación y Ucrania, cartas de los osos

La primera semana del mes de febrero alivió la presión bajista con cierta claridad, tras un mes de enero que fue ganado por los bajistas para señalar a las resistencias crecientes de muchos índices, lo que he llamado “muros de acero, como una realidad ante la que el mercado estaba dudando. Una cosa son los análisis, otra los hechos que reflejan los movimientos de los agentes. Los agentes han confirmado lo que había venido planteado analíticamente.

La recuperación desde primera zona de soporte no habla de un simple susto. Lamentablemente para los alcistas, eso abre la posibilidad de un proceso lateral amplio en contraposición a una corrección rápida y radical. Estamos en un tiempo realmente complicado porque hemos dejado el confort de la tendencia y tenemos desde hace mucho tiempo argumentos de sentimiento inversor extremo y volatilidades crecientes.

La semana pasada, el mercado reconquistó medias móviles a 200 sesiones en un buen número de índice. El jueves de la que acabamos de dejar atrás, el Russell2000 llegó a plantear un solitario patrón de cabeza y hombros invertido de corto plazo… Ciertamente es poca cosa para lo que ya han conquistado los bajistas en esta parte del mercado; donde el cambio de tendencia es un hecho incuestionable a diferencia de lo que aún sucede con la mayor parte del mercado. Todo ello apuntaría hacia un mercado con opciones de vivir un proceso de lateralidad amplia, en la que podrían encajar nuevos altos históricos, al estilo del que el Standard & Poor´s 500 desplegó en 2015/2016.

La semana que ayer terminaba ha sido muy confusa. Hemos visto nuevos altos históricos en el caso del Footsei100 británico. Los bancos han volado para que el IBEX35 intente batir los altos de enero. Hemos visto al NYSE Composite moverse tan fuertemente al alza desde los mínimos de enero como para tocar casi con los dedos sus propios altos históricos. Pero los dos últimos días, con la inflación primero y Ucrania después, los precios han matizado todo ello hasta el punto de proponer pequeñas formaciones de tipo doble techo en el caso del Standard  Poor´s 500 y en el del Nasdaq Composite. Sigue la lucha con los precios enredados entre las medias móviles de 200 sesiones en Europa, mientras vuelve a intentar venirse arriba la volatilidad. Si el mercado está en lateral, anulará los patrones de doble techo ayer confirmados. Los bajistas, presumiblemente, han retomado la iniciativa mientras no se demuestre lo contrario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s